Dúo Cantaclaro festeja los “Cien años” con una gira por todo el país

“Para crear el humor seguimos rescatando las historias de los pueblos”, contó René de los Santos uno de los músicos.

Con el humor único e histrionismo que los ha acompañado a lo largo de su extensa carrera, René y Javier de los Santos – que componen el Dúo Cantaclaro – festejan sus “cien años” de trayectoria (pues cada uno de ellos cumple el medio siglo de vida y cuarenta años con la música) y lo harán iniciando una gira por los 19 departamentos, incluyendo actuaciones en Los Ángeles y Nueva York al ser convocados por las colonias uruguayas de aquel país.
El próximo 21 de mayo harán una presentación en el Teatro Larrañaga, patrocinado por una academia de música. En su visita a la redacción de EL PUEBLO, René de los Santos rememoró diferentes tramos de su vida musical en la que el humor ha jugado uno de los roles protagónicos.
PRECOCES
“Arrancamos a los siete años, tocando en nuestra querida Tacuarembó y en la década del setenta nos fuimos a Montevideo a estudiar y allí nos quedamos”, rememoró. Recientemente presentaron un nuevo material discográfico denominado “Amor con Humor se paga” en el que incluyen canciones de autores uruguayos como Aníbal Sampayo y Osiris Rodríguez Castillo. Durante la gira también visitarán diferentes pueblos.
Los hermanos De Los Santos se reúnen una vez al año para crear un nuevo show de humor y hacer una selección de canciones que incluyen en su repertorio y descansan durante el mes de enero para posteriormente retomar una abultada agenda de actuaciones.
“En la selección de las canciones siempre hurgamos en los materiales viejos, no somos muy partidarios de buscar en internet. Seguimos buscando en los libros antiguos donde se encuentra mucha cosa, como por ejemplo, composiciones de Osiris Rodríguez Castillo. Para el humor seguimos rescatando las historias que transcurren en los pueblos. Éstos tienen sus personajes y de ellos aprendemos mucho, de figuras como fue Aquilino Pío o esos viejos guitarreros, creamos humor a partir de esa realidad, pero si la gente no nos ayuda estamos perdidos”, reflexionó el artista.
“A LAS HISTORIAS LAS RESCATAMOS, LAS PULIMOS Y LUEGO LA DEVOLVEMOS A LA GENTE”
-¿Y estas historias todavía persisten?
– “Creemos que no se van a perder. A veces me ha tocado ir a algunas escuelas a hablar de folklore y siempre digo que lo consideramos como una ciencia porque va de la mano de la antropología, de las raíces, lo telúrico que tiene ver con el origen de los pueblos”.
-¿Cómo conciben al humor desde sus propias vivencias?
– “Aprendiendo de lo que vivimos a partir de nuestro entorno familiar, el humor tiene que ver con un estado de ánimo. En la historia del ser humano siempre estuvo presente el humor, cuando las personas cometen alguna equivocación, misteriosamente esa circunstancia lleva a la risa”.
En un momento del año se reúnen durante quince días para crear un nuevo espectáculo que luego van puliendo cada fin de semana, sumado a la improvisación, pues se van inspirando en esa energía que reciben del público.
“Y las historias las rescatamos, las pulimos y luego las devolvemos a la gente”, manifestó el artista.
René y Javier se criaron en un pueblo donde el único entretenimiento era escuchar la radio y los tradicionales radioteatros.