Eclipse total de sol previsto para el 13 de noviembre no será visible en Uruguay

Para el próximo 13 de noviembre, se espera un eclipse total de sol, que será visible en parte de Australia.
En el extremo más sur de América del Sur se verá este eclipse como parcial, pero desde Uruguay no llegará a verse
Para nuestro país, el próximo eclipse de Sol visible será recién en febrero de 2017, y será de carácter parcial, según lo explicó a nuestro medio, la Prof. Andrea Sosa, del Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias.
El evento final de 2013 es el eclipse más interesante del año.
Es uno de los raros eclipses híbridos o anular – total que en algunos tramos del camino son anulares mientras que otras partes están completas.
La dualidad se produce cuando el vértice de la sombra umbral de la Luna atraviesa la superficie de la Tierra en algunos lugares, pero no alcanza el planeta a lo largo de otras secciones de la ruta.
La geometría inusual se debe a la curvatura de la superficie de la Tierra que trae algunas ubicaciones geográficas dentro de la umbra, mientras que otras posiciones son más distantes y en lugar de entrar en el antumbral sombra umbral. En la mayoría de los casos, el camino central comienza anular, los cambios en total es la parte media de la pista, y vuelve a anular hacia el final de la ruta. Sin embargo, el 13 de noviembre  el eclipse será aún más especial porque el camino fundamental para anular comienza y termina total.
Debido a que los eclipses híbridos producen cerca del vértice de la sombra umbral – antumbral de la Luna, la senda central es bastante estrecho general.
El eclipse híbrido de 2013 es visible desde el interior de un pasaje muy angosto, que atraviesa el Atlántico Norte y el África ecuatorial.
Un eclipse parcial se ve mucho más amplio dentro de la trayectoria de la sombra penumbral de la Luna, que incluye el este  América del Norte, el norte de América del Sur, el sur de Europa, Oriente Medio y África.
El camino de la sombra de la Luna comenzará en el Atlántico Norte aproximadamente 1000 km al este de Jacksonville.
Desde la línea de centro, a 4 segundos eclipse anular es visible al amanecer (11:05 UT). Como las carreras de sombra hacia adelante, el camino estrecho 4 km de ancho se reduce rápidamente a cero y los cambios de eclipse anular a total.
A pesar de ser uno de los fenómenos celestes más espectaculares, no es fácil ver. Gracias al proyecto europeo GLORIA (Red Global de Telescopios Robóticos), con participación del IAC, el fenómeno podrá observarse desde cualquier lugar que tenga conexión a Internet.
Después de más de un año sin eclipses totales de Sol (el último tuvo lugar el 11 de julio de 2010), la sombra de la Luna vuelve a visitar la superficie terrestre el 13 de noviembre de 2012.
El recorrido de la sombra empezará en Australia, para pasar luego al Océano Pacífico.
UNA “NOCHE”
ARTIFICIAL
El máximo del eclipse se producirá a las 23.11 horas (hora peninsular) y tendrá una duración de 4 minutos y 2 segundos, con el Sol a 68 grados sobre el horizonte.
Un eclipse solar tiene lugar cuando la Luna pasa entre el Sol y la Tierra y oculta, de forma parcial o total, el Sol desde el punto de vista de la Tierra.
Esto ocurre solo cuando hay Luna Nueva y el Sol y la Luna están perfectamente alineados, visto desde la Tierra.
En un eclipse total de Sol, el disco del Sol es tapado totalmente por la Luna.
En un eclipse parcial o anular, sólo una parte del Sol es oscurecida.
Los expertos han señalado que son muchos los fenómenos que pueden observarse durante el eclipse, como la corona solar.
Según han indicado, en los primeros segundos se muestra parte de la cromosfera como un fino arco de intenso color rojizo con brillantes protuberancias, que si no son suficientemente grandes, desaparecen rápidamente tras el avance del disco lunar.

Para el próximo 13 de noviembre, se espera un eclipse total de sol, que será visible en parte de Australia.

En el extremo más sur de América del Sur se verá este eclipse como parcial, pero desde Uruguay no llegará a verse

Para nuestro país, el próximo eclipse de Sol visible será recién en febrero de 2017, y será de carácter parcial, según lo explicó a nuestro medio, la Prof. Andrea Sosa, del Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias.

El evento final de 2013 es el eclipse más interesante del año.

Es uno de los raros eclipses híbridos o anular – total que en algunos tramos del camino son anulares mientras que otras partes están completas.

La dualidad se produce cuando el vértice de la sombra umbral de la Luna atraviesa la superficie de la Tierra en algunos lugares, pero no alcanza el planeta a lo largo de otras secciones de la ruta.

La geometría inusual se debe a la curvatura de la superficie de la Tierra que trae algunas ubicaciones geográficas dentro de la umbra, mientras que otras posiciones son más distantes y en lugar de entrar en el antumbral sombra umbral. En la mayoría de los casos, el camino central comienza anular, los cambios en total es la parte media de la pista, y vuelve a anular hacia el final de la ruta. Sin embargo, el 13 de noviembre  el eclipse será aún más especial porque el camino fundamental para anular comienza y termina total.

Debido a que los eclipses híbridos producen cerca del vértice de la sombra umbral – antumbral de la Luna, la senda central es bastante estrecho general.

El eclipse híbrido de 2013 es visible desde el interior de un pasaje muy angosto, que atraviesa el Atlántico Norte y el África ecuatorial.

Un eclipse parcial se ve mucho más amplio dentro de la trayectoria de la sombra penumbral de la Luna, que incluye el este  América del Norte, el norte de América del Sur, el sur de Europa, Oriente Medio y África.

El camino de la sombra de la Luna comenzará en el Atlántico Norte aproximadamente 1000 km al este de Jacksonville.

Desde la línea de centro, a 4 segundos eclipse anular es visible al amanecer (11:05 UT). Como las carreras de sombra hacia adelante, el camino estrecho 4 km de ancho se reduce rápidamente a cero y los cambios de eclipse anular a total.

A pesar de ser uno de los fenómenos celestes más espectaculares, no es fácil ver. Gracias al proyecto europeo GLORIA (Red Global de Telescopios Robóticos), con participación del IAC, el fenómeno podrá observarse desde cualquier lugar que tenga conexión a Internet.

Después de más de un año sin eclipses totales de Sol (el último tuvo lugar el 11 de julio de 2010), la sombra de la Luna vuelve a visitar la superficie terrestre el 13 de noviembre de 2012.

El recorrido de la sombra empezará en Australia, para pasar luego al Océano Pacífico.

UNA “NOCHE”

ARTIFICIAL

El máximo del eclipse se producirá a las 23.11 horas (hora peninsular) y tendrá una duración de 4 minutos y 2 segundos, con el Sol a 68 grados sobre el horizonte.

Un eclipse solar tiene lugar cuando la Luna pasa entre el Sol y la Tierra y oculta, de forma parcial o total, el Sol desde el punto de vista de la Tierra.

Esto ocurre solo cuando hay Luna Nueva y el Sol y la Luna están perfectamente alineados, visto desde la Tierra.

En un eclipse total de Sol, el disco del Sol es tapado totalmente por la Luna.

En un eclipse parcial o anular, sólo una parte del Sol es oscurecida.

Los expertos han señalado que son muchos los fenómenos que pueden observarse durante el eclipse, como la corona solar.

Según han indicado, en los primeros segundos se muestra parte de la cromosfera como un fino arco de intenso color rojizo con brillantes protuberancias, que si no son suficientemente grandes, desaparecen rápidamente tras el avance del disco lunar.







Recepción de Avisos Clasificados