El artista y comediante uruguayo Diego Vignolo llega a Salto con su show de stand up el próximo fin de semana

El comediante uruguayo Diego Vignolo estará en Salto el próximo fin de semana. El viernes 18 se presentará en Casa Quiroga a las 21.00 horas con su show de stand up y el costo de la entrada es de doscientos pesos; la función se repetirá a la misma hora el sábado.

A su vez brindará un taller para interesados de 15.00 a 18.00 horas en Casa Quiroga. El evento está organizado por el Elenco Teatral Departamental de Salto con el apoyo del Departamento de Cultura de la Intendencia Departamental.
El comediante uruguayo de marcada trayectoria en su género artístico realizó shows de stand up y talleres en distintas ciudades de El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina.
“Comedian on the road”, fue su segunda gira internacional con una particularidad: fue totalmente autofinanciada.
Se dedica al stand up desde 2008, pero escribía humor en teatro humorístico y murga joven.
Su experiencia y su pasión por hacer reír lo llevó a ser uno de los referentes del stand up uruguayo y traspasar fronteras.
Vignolo realizó su primer gira, donde actuó en Argentina, Chile, Colombia, Nicaragua, y Costa Rica.
El polifacético artista estuvo también muy vinculado a las agrupaciones murguísticas de Salto.
LA ESENCIA DE UN SHOW DE STAND UP
Carlos Mario Galleo señala que “Primero que todo han de saber que no es nada fácil pararse ante el público uno solo, con el riesgo de que los de la primera fila rían de últimos. El público es un monstruo de mil cabezas (cuenta a los espectadores). En realidad de veintisiete cabezas. Lo cierto es que hay que estar muy necesitado de billete para hacer esto”.“Pero precisamente el stand up comedy surgió en la pobreza, durante la gran depresión económica de los Estados Unidos (1929), cuando los norteamericanos se vieron tan empobrecidos que algunos de ellos, acosados por el hambre, se pasaban para México por el hueco.
“Estos gringos ilegales en México obtenían los peores trabajos, casi siempre lavando platos, labor que debían cumplir de pie. Era tanta la pobreza en la USA que no tenían ni en qué sentarse: de ahí su nombre stand up comedy, que traduce literalmente “comedia parada”. No era raro que estos humoristas sufrieran de várices.“Los comediantes parados (o standaristas) hablaban de sus vivencias cotidianas: de la lucha diaria por conseguir un mendrugo de pan, de las peleas domésticas por una cobija rota…
El standarista habla de sí mismo, de su propia vida.“De modo que el comediante podría empezar su rutina de esta manera.
A propósito, el tema que desarrolla el standarista durante su intervención se denomina ‘rutina‘, pues consiste en contar la vida rutinaria. Ojo: una persona con una vida extraordinaria no sirve de standarista porque la gracia de este tipo de comediante es que cuenta bobadas. No podemos imaginar, por ejemplo, a Osama Bin Laden desarrollando una rutina que empiece: “Esta mañana me dirigía a perpetrar un atentado…”.

“STAND UP Y POBREZA “
Decía que el stand up comedy emanó de la pobreza y la pobreza es su esencia: todos los grandes comediantes han tenido un origen humilde. No le veríamos gracia a un humorista que diga: “Ahora venía en mi auto Lamborghini y al mirar mi reloj Rolex…”. Además el stand up comedy se presentó originalmente en bares, lo que permitía que el comediante redondeara su salario con las propinas por cuidar los carros.“La pobreza y la desgracia son pues la materia prima del standarista. Vale decir que si además de pobre es casado, tiene una cantera inagotable. El standarista va a la fija cuando toca el tema de la pareja y el ingrediente sexual. El público se desternilla de la risa cuando por ejemplo se habla de la situación poscoito, después de que la pareja acaba de “tupirle al miriñaque”: la mujer quiere hablar… y el hombre también, pero no con ella.“Pero el auténtico standarista se refiere a tonterías: “Esta mañana cuando me desperté tenía una pierna dormida… Muy dormida, prácticamente mi pierna dormía a pierna suelta… ¿Cómo despertarla sin traumatizarla? ¿Le toco el hombro? Lo peor es que tenía cita temprano con mi psicólogo que me está tratando mi cleptomanía.
Es muy interesado en el pago mi psicólogo: cuando no tengo dinero para la consulta me recibe objetos sin preguntar su origen.
Antes de terminar esta breve digresión sobre el stand up comedy, debo advertir que no podemos confundirlo con el unipersonal, que como lo indica su nombre “uni”, se refiere a una pieza teatral interpretada por un solo actor” – remarca Carlos Mario Galleo.
Esta modalidad dramática está actualmente en todo su apogeo debido a la crisis económica de los grupos teatrales, que han venido despidiendo un actor, otro actor, hasta que en el escenario quede un solo actor.
Gallego concluye en que la principal diferencia entre stand up comedy y unipersonal es que el actor del unipersonal toca un tema trascendental, como por ejemplo la diferencia epistemológica entre standarista, cuentachistes y recreacionista.
Es importante entender que este principio no consiste en actuar de manera ridícula con el propósito de generar risas, sino en abordar el material humorístico de la manera más original posible. No es solo señalar lo que te rodea, es ridiculizarlo, darle una importancia absurda o cualquier otra cosa que haga al público tener la idea de que tu visión es realmente única, original y digna de prestarle atención.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...