El BROU y la Intendencia firmaron convenio de asistencia financiera para funcionarios municipales

Se dio a conocer oficialmente ayer la firma de un convenio entre la Intendencia Municipal de Salto y el Banco de la República (BROU) con la presencia de las autoridades municipales, funcionarios de ADEOMS y del Banco República donde se expone una línea de crédito especial para los funcionarios municipales.
El Intendente Municipal definió a la situación como “el inicio de la culminación de una tarea emprendida desde hace muchos meses cuando el sindicato municipal hizo un planteo de una línea de crédito favorable para los intereses del funcionariado”.
Mediante la operación bancaria – con la asistencia del Banco de la República y la anuencia de la Intendencia Municipal se generará la posibilidad de que los funcionarios interesados puedan acceder a una financiación que les permita regularizar las obligaciones financieras con otras casas bancarias y posteriormente constituirse en deudores únicos del banco.
SIGNIFICATIVA
ALTERNATIVA PARA
LOS MUNICIPALES
En plazos estipulados se reintegraría la asistencia financiera recibida.
“Para la Intendencia significa generar un camino de tranquilidad, de comodidad para sus funcionarios” – indicó el Intendente Municipal Ramón Fonticiella.
Se trata de un sistema de asistencia financiera donde la intendencia se transforma “en un instrumento que contempla a ambas partes”.
El funcionario tiene la certeza que sus compromisos van a ser contemplados y sus rendiciones de cuentas serán estrictamente manejadas.
La tarea se efectuará en  consonancia con ADEOMS para que sus afiliados y central puedan llegar “a buenos acuerdos y fines”.
BASES
DEL CONVENIO
El otorgamiento de préstamos perteneciente a la división de créditos del BROU se cimenta en el marco del proyecto de apoyo para  el desarrollo de productos financieros.
El BROU aprobó la creación de líneas especiales de crédito que contemplará las necesidades particulares de los funcionarios interesados en amortizar sus pendientes económicos.
La Intendencia, por su parte se compromete a difundir y a apoyar activamente entre sus empleados la expansión de los productos financieros instrumentados por el Banco de  la República, como así también la validación y el mantenimiento de la información requerida por el banco y toda la asistencia complementaria que se requiere y se establezca en el acuerdo.
Uno de los requerimientos es que para contar con la habilitación del préstamo se deberá contar con una edad menor a sesenta y cinco años y es obligatorio percibir el salario a través de la caja de ahorros del BROU.
En tercer término, existe un monto que se ha establecido, teniendo en cuenta el sueldo básico y la antigüedad.
En términos generales la Intendencia será la órbita en donde se iniciarán las gestiones mediante la declaración jurada de los interesados y posteriormente ello se elevara al banco para su correspondiente aprobación.
En el caso de cancelación de deudas, será la intendencia quien recepcionará el monto de dinero para cancelar la deuda de los funcionarios.
Los funcionarios podrán contar con la información adecuada. El máximo de cuotas estipuladas es de 84 (siete años).