El Centro Médico cree que deuda que la Intendencia tiene con ellos debe ser gestionada con la actual administración

El Centro Médico cree que deuda que la Intendencia tiene con ellos debe ser gestionada con la actual administración

La Intendencia de Salto mantiene una importante deuda con el Centro Médico (de unos 25 millones de pesos, según afirmaron los directivos de ADEOMS) cuyo cobro gestiona la institución con la administración saliente de la comuna.
La deuda corresponde a los aportes al FONASA de los trabajadores municipales que han sido descontados todos estos meses de sus sueldos, pero no fueron volcados en las arcas de la prestadora privada de salud del departamento.
El presidente de ADEOMS, Juan Carlos Gómez, aseguró a EL PUEBLO que el atraso de la Intendencia con el Centro Médico “supera los ocho meses”. El presidente del propio Centro Médico, el Dr. Javier Panissa, confirmó ayer a este diario que la cantidad de meses adeudados está cerca de esa cifra, aunque “para asegurar exactamente el número de meses debería ir a Contaduría y ver exactamente cómo está la situación”, dijo.
“Por eso, no puedo confirmar si son siete, ocho o nueve los meses adeudados. Sí se puede decir que es un tiempo importante y que se viene gestionando el cobro desde el año pasado”, manifestó.
Panissa admitió que la institución no descarta mantener contactos con el intendente electo, Andrés Lima, para informarlo al respecto, aunque “creemos ya debe estar al tanto del asunto, por más que quizás no sepa al detalle de cómo es la situación”, dijo.
Desde que fue electo intendente de Salto el pasado domingo, el Dr. Andrés Lima no se contactó formalmente con los directivos del Centro Médico ni viceversa.
Más allá de que la Intendencia vive un período de transición, porque la administración saliente pertenece a un partido distinto (Partido Colorado) al de la administración entrante (Frente Amplio), el tema seguirá siendo tratado con el intendente actual Manuel Barreiro.
“Creo que tenemos que encarar las gestiones con la administración actual. Pero está claro que la deuda no es del intendente Barreiro ni del intendente Lima, la deuda es de la Intendencia”, añadió Panissa.
El presidente del Centro Médico recordó además que “con la administración de Coutinho se hizo un acuerdo” a fines del año pasado, y desde entonces “se siguió gestionando el cobro”.
El acuerdo original establecía que la Intendencia pagaría lo adeudado en cuotas y que a partir de ese momento no existieran más atrasos, con el objetivo de ir achicando la deuda original. Pero en los meses sucesivos siguieron registrándose atrasos, lo que hizo que el monto adeudado se intensificara.
“Venimos trabajando desde hace meses en la gestión del cobro de esa deuda de la Intendencia y nos hemos reunido también con ADEOMS. El lunes teníamos otra reunión prevista con el gremio, pero ellos no concurrieron, por lo que vamos a tener que coordinar otra fecha”, añadió Panissa.
Las gestiones han insumido varios meses, en los que la Intendencia siguió sin volcar el dinero que le descontaba a los trabajadores, por lo que todo volvió a foja cero.
NO SE PIENSA DENUNCIAR EL CONVENIO
El presidente del Centro Médico descartó la posibilidad de denunciar el convenio suscrito en su momento con la Intendencia. “No hay resolución de denuncia del convenio con la Intendencia ni con ningún otro convenio. Existe una deuda, algo convenido de esa deuda, y venimos gestionando lo otro. Pero no hay ninguna resolución de denuncia”, indicó.
Pese a todo, Panissa dejó entrever que todo tiene un límite y que si la Intendencia no regulariza la situación y la deuda sigue agigantándose, podría tomarse otro tipo de medidas que, por el momento, no son analizadas en el seno del Consejo Directivo de la mutualista.
“Si la situación no cambia, habrá que ver qué se hace al respecto, porque esto es como un contrato de alquiler con un inquilino, donde se reiteran los incumplimientos. Es un convenio muy importante para la institución, pero también tenemos más de 60.000 afiliados por otro lado, que de alguna manera están subsidiando el atraso que existe por parte de la Intendencia”, indicó el titular del centro asistencial privado de nuestro medio.
Panissa reafirmó a su turno, que el concepto de que “la institución puede soportar un atraso o un inconveniente que tenga algún convenio”, es falso y agregó que sería “inviable como empresa” poder “soportar que la enorme mayoría del Centro Médico tenga dificultades de este tipo”.
“Independientemente de que nosotros estemos en el sector salud, llegado el día y la hora debemos pagar nuestras obligaciones, como cualquier hijo de vecino. Tenemos remuneraciones, sueldos, tributos, contribución, como cualquier entidad. Tenemos que incorporar tecnología y estamos haciendo una obra importante. La institución puede entender las dificultades de cualquier convenio, pero si coincide que todos simultáneamente están con dificultades, nuestra situación se hace inviable”, arguyó Panissa.
DESCUENTO DE TRIBUTOS
Dentro del convenio inicial firmado con el por entonces intendente Germán Coutinho se estableció que el Centro Médico descontara tributos y también tuviera descuentos de autorizaciones de construcción, como forma de achicar la deuda de la comuna.
“Eso está vigente y se aplica en la actualidad, pero es insuficiente, de acuerdo a la importancia del monto adeudado…” dijo Panissa y agregó que el mismo “es un tema grave y preocupante”, recalcó, debido a que la deuda sigue creciendo.
“Hay un atraso y no hemos logrado la regulación del pago. Esa es la realidad. Hemos hecho múltiples gestiones. Algunas resultaron satisfactorias y otras, no. Estamos en la etapa de lograr un acuerdo”, reafirmó.
Pese a todo, la cobertura médica de los trabajadores municipales, sus hijos y sus concubinos (en caso de tener dicho beneficio a través del nuevo sistema de salud) no se verá afectada por los atrasos de la comuna. “El tema de la cobertura no está en cuestionamiento”, concluyó Panissa.