El Club Remeros Salto dejó inaugurado ayer el puente aéreo que unirá dos de sus instalaciones

El Club Remeros Salto dejó inaugurado ayer el puente aéreo que unirá dos de sus instalaciones

Álvaro Llama, presidente del Club Remeros Salto

EL PUEBLO dialogó con el Presidente del Club Remeros Salto, Cr. Álvaro Llama, quien expresó su satisfacción por la culminación de la obra del puente que unirá las instalaciones de la institución, la cual, “estaba pensada desde hace más de 20 años”, enfatizó.
¿Llegó el día tan esperado de la inauguración del polémico y a la vez anhelado Puente?
Sí, la verdad es que estamos muy contentos. Esta es una obra que viene siendo pensada hace más de 20 años, por otros Consejos Directivos que nos precedieron, y, bueno, nos tocó a nosotros, como actual Consejo Directivo, tener la suerte de concretarla. Es una obra que nos enorgullece, con la posibilidad de mano de obra que generó para Salto; el desarrollo hecho por un estudio profesional salteño y, una empresa salteña, que fue también, valga la redundancia, la que la concretó.
Esto nos permite organizar de una manera distinta al club, en una nueva etapa de planificación, al unir las dos sedes, tener el club todo el año; recién un colega suyo nos preguntaba sobre el tema del río, y le dijimos que, nosotros, somos amigos del río; ya vivimos y convivimos con él, y, en este momento, lo vamos a controlar un poco más, ya que la obra nos va a permitir controlar un poco más y de mejor forma la situación, facilitándonos el acceso a toda la parte de arriba durante todo el año.
Las planificaciones que estamos haciendo, básicamente van a ser en consideración de poder hacer todas las obras en lugares que no sean inundables. Ese es un poco el desarrollo en el que estamos y pretendemos de acá, en adelante.
¿Cuáles son las condiciones a resaltar de dicha obra?
El puente tiene 62 metros de largo; hay un par de lugares que se sustentan, los datos más significativos, de unos 24 metros que hay donde atravesamos la Costanera, que no tiene ningún sustento, ya que los dos pilares están apoyados en las dos puntas. Contará con iluminación de neón, de última generación, lo que nos va a permitir jugar con los colores, y funcionará todo el año.
Es una obra que comenzó en el mes de agosto del año pasado; tuvimos una creciente en el medio, compartimos con ella, por lo cual los plazos se dilataron el tiempo que duró la creciente, pero, de igual manera, se concretó dentro del tiempo que estaba previsto.
Tuvimos un cronograma estricto, cumplido eficientemente por la empresa constructora, y por todos, ya que no sólo trabajó a empresa Cujó, sino que, también, una cantidad de subcontratistas que, obviamente, hicieron esto posible. Y, sobretodo, siempre lo destaco, el consenso, el sueño, que tuvo este Consejo Directivo, que hoy me toca a mí representar, pero, que es el sueño de un equipo, unido, que tuvimos algunos puntos de vista diferentes, pero, siempre, apostando positivamente, convencidos de lo que estábamos haciendo. Hoy, estamos disfrutando de una maravilla; de un tipo de obra que en Salto hacía muchos años que no se veían, con todo lo que significa.
En los últimos años el Club Remeros se ha puesto distintos objetivos que los ha venido concretando, hoy, se alcanzó uno de ellos; ¿se tiene en mente el próximo?
Sí; no paramos. Por suerte, no paramos. Hoy estamos haciendo lo que denominamos: “Planificación estratégica al 2030”, que unido a esto, está vinculado al tema del estacionamiento e iluminación de la zona. Estamos metiendo todo en una bolsa, por decirlo de alguna manera, para ver qué es lo que necesitamos; estamos juntándonos con la gente que desarrolla deporte, planificando el qué es lo que vamos a hacer, empezando a poner prioridades y orden, pero, pensando hacia el 2030. Esa es nuestra idea.