El diputado nacionalista Rodrigo Goñi descalifica nota de EL PUEBLO sobre tratativas para acuerdo con Coutinho

El diputado nacionalista Rodrigo Goñi se manifestó molesto por una nota publicada el martes último en EL PUEBLO, en referencia a la asunción de Gustavo Varela como secretario general Interino, de la Intendencia y el acuerdo existente entre el Partido Colorado y el Partido Nacional.
Lo que sigue es la nota remitida por el mencionado legislador.
PANFLETARISMO
SEUDO INDEPENDIENTE
El martes pasado, un informe redactado en el diario El Pueblo, ante la asunción del Esc. Gustavo Varela como Secretario Municipal, hace una especie de crónica desde la gestación del acuerdo del Partido Nacional con la actual administración municipal, donde ubica a Varela como “frenando  el pase de Albisu” e imponiendo como condición para el acuerdo el “que su nombre fuera incluido entre los integrantes del gabinete o Albisu quedaba por su cuenta”. La novela del desconocido autor es más extensa, y corre por cuenta del diario, que la cobija, pero a mí me interesa respaldar a quien desde hace tiempo viene siendo objeto de críticas políticas, y de este otro tipo de novelas, que amparadas tras el anonimato del periodista, tergiversan groseramente los hechos políticos, con intenciones que no dudo de calificar como canallescas.
Tal es el infantilismo del que escribe el mencionado artículo, que no duda en razonar que Varela detuvo a Albisu, poniéndose él como peaje para un eventual acuerdo, como si el propio Varela pudiera pasar por encima de lo que el Partido Nacional resolviera, y nótese que son 15 miembros que votan, pero además, por encima de lo que su grupo político, la 92, resolviera. Y agrego: la 92 tiene 5 de los 15 miembros de la Comisión Departamental, de manera que tampoco resolvemos solos.
El infantil escriba, no trepida tampoco en dejar al Intendente como un pusilánime, ya que el poderoso Varela, en un pase, le torció el brazo.
Demás está decir, que quienes formalmente nada decidíamos, pero que notoriamente, alguna opinión tuvimos, también fuimos abiertamente ignorados, según el fabulista.
Según el articulista del diario El Pueblo, todos estamos “pintados”, el único que resuelve es Varela.
Yo tengo claro que el periodista, obvio no éste, define según su propio criterio la noticia y su contexto, y a él corresponde hacer el análisis correspondiente, pero esto no puede significar, jamás, una “autorización para matar”, acá se trasunta una clara animadversión, manejando hechos con confabulaciones, tendientes a desacreditar a una importante figura pública.
Naturalmente que quien escribió, algún objetivo perseguía, y en mi interpretación es claro que lo que se pretende es desvirtuar los acuerdos políticos y  menoscabar la imagen del Partido Nacional, logrando de esa manera polarizar entre los otros dos partidos.
Debiera esto servir, para alertar a quienes abrazan la noble profesión del periodismo, a que más allá de lo que el corazón dicte o haga fuerza para inclinar su posición hacia algún lado, su tarea obliga a mantener la imparcialidad, porque en caso contrario, se cae en el panfletarismo.
Diputado
Cr. Rodrigo Goñi

El diputado nacionalista Rodrigo Goñi se manifestó molesto por una nota publicada el martes último en EL PUEBLO, en referencia a la asunción de Gustavo Varela como secretario general Interino, de la Intendencia y el acuerdo existente entre el Partido Colorado y el Partido Nacional.

Lo que sigue es la nota remitida por el mencionado legislador.

PANFLETARISMO SEUDO INDEPENDIENTE

El martes pasado, un informe redactado en el diario El Pueblo, ante la asunción del Esc. Gustavo Varela como Secretario Municipal, hace una especie de crónica desde la gestación del acuerdo del Partido Nacional con la actual administración municipal, donde ubica a Varela como “frenando  el pase de Albisu” e imponiendo como condición para el acuerdo el “que su nombre fuera incluido entre los integrantes del gabinete o Albisu quedaba por su cuenta”. La novela del desconocido autor es más extensa, y corre por cuenta del diario, que la cobija, pero a mí me interesa respaldar a quien desde hace tiempo viene siendo objeto de críticas políticas, y de este otro tipo de novelas, que amparadas tras el anonimato del periodista, tergiversan groseramente los hechos políticos, con intenciones que no dudo de calificar como canallescas.

Tal es el infantilismo del que escribe el mencionado artículo, que no duda en razonar que Varela detuvo a Albisu, poniéndose él como peaje para un eventual acuerdo, como si el propio Varela pudiera pasar por encima de lo que el Partido Nacional resolviera, y nótese que son 15 miembros que votan, pero además, por encima de lo que su grupo político, la 92, resolviera. Y agrego: la 92 tiene 5 de los 15 miembros de la Comisión Departamental, de manera que tampoco resolvemos solos.

El infantil escriba, no trepida tampoco en dejar al Intendente como un pusilánime, ya que el poderoso Varela, en un pase, le torció el brazo.

Demás está decir, que quienes formalmente nada decidíamos, pero que notoriamente, alguna opinión tuvimos, también fuimos abiertamente ignorados, según el fabulista.

Según el articulista del diario El Pueblo, todos estamos “pintados”, el único que resuelve es Varela.

Yo tengo claro que el periodista, obvio no éste, define según su propio criterio la noticia y su contexto, y a él corresponde hacer el análisis correspondiente, pero esto no puede significar, jamás, una “autorización para matar”, acá se trasunta una clara animadversión, manejando hechos con confabulaciones, tendientes a desacreditar a una importante figura pública.

Naturalmente que quien escribió, algún objetivo perseguía, y en mi interpretación es claro que lo que se pretende es desvirtuar los acuerdos políticos y  menoscabar la imagen del Partido Nacional, logrando de esa manera polarizar entre los otros dos partidos.

Debiera esto servir, para alertar a quienes abrazan la noble profesión del periodismo, a que más allá de lo que el corazón dicte o haga fuerza para inclinar su posición hacia algún lado, su tarea obliga a mantener la imparcialidad, porque en caso contrario, se cae en el panfletarismo.

Diputado

Cr. Rodrigo Goñi







Recepción de Avisos Clasificados