El Dr. Álvaro Vero propone crear la “Defensoría del Enfermo”, para mejorar los problemas de atención

El Dr. Álvaro Vero propone crear la “Defensoría del Enfermo”, para mejorar los problemas de atención

El médico salteño, es experto en gestión y participa del equipo de asesores en políticas de Salud, del expresidente Sanguinetti

«Así como hay un defensor del vecino, el conocido Ombusdman, cuya figura se ve en los países avanzados, acá hay que crear un Defensor del Enfermo, más que del Paciente, porque el que es paciente y está enfermo, sufre el maltrato del sistema y la postergación del mismo, lo que hace peligrar la vida y hay casos de sobra todos los días”, dijo con preocupación y pensando en un proyecto que pueda ayudar a resolver estos problemas, el Dr. Álvaro Vero, que integra la Comisión de Salud del sector Batllistas, que impulsan la precandidatura del expresidente de la República, Julio María Sanguinetti, por el Partido Colorado y que postulan al empresario salteño Daniel Galliazzi como candidato a diputado.
El Dr. Vero, que es experto en gestión de políticas de salud, y que también fue presidente del Fondo Nacional de Recursos, realizó un informe que compartió con EL PUEBLO sobre la posibilidad de crear esa innovadora figura que ayude a proteger los intereses de los pacientes que están padeciendo alguna enfermedad, y que por lo tanto, necesitan una atención inmediata.
“Hoy hay que hablar de Enfermedad y luego de Salud, poner al día todos los miles de pacientes que están para operarse, que esperan estudios, que aguardan por medicamentos, etc. Debemos aggiornar los déficits de la Reforma de la Salud que es lo acuciante”, escribió el galeno en un informe remitido al mismísimo Sanguinetti, entre otros.
En tal sentido, Álvaro Vero propuso adoptar “rápidas medidas al respecto en el sentido del cumplimiento de leyes, decretos y códigos; y ni que hablar de los contratos de gestión de la Junta Nacional de la Salud (Junasa)”.
En tal sentido, impulsa la creación de una “Superintendencia de Salud desconcentrada de la Junasa como organismo de contralor, (que lleve adelante políticas de) evaluación y auditoría que participen en la regulación de las cápitas (éstas son las personas que están afiliadas al sistema de salud con el pago de lo que se llama Fonasa) y conocimiento de los costos”.
En tal sentido, Vero entiende que hay que crear por decreto del Poder Ejecutivo “bajo la normativa de la ley 17.250 (Ley de Defensa del Consumidor) y su artículo 6 inc. A que dice la «Defensa del Enfermo», la cual debe ser creada para que actúe con poca burocracia, que sea altamente técnico, que funcione 24 horas al día, y que resuelva los casos angustiantes y urgentes del paciente que actualmente termina en la judicialización de las demoras en salud, dependiendo del Ministerio de Economía y Finanzas (de la misma forma que la Oficina del Consumidor) dado que el Ministerio de Salud Pública ha dado pruebas suficientes de carecer de esa facultad”.
Afirmó que “una vez creada la figura por un decreto del Poder Ejecutivo, la misma se reglamenta y al crearse, si cae una denuncia ahí, se debe defender al paciente enfermo hasta el final de las consecuencias, el tema es que al sistema mutual no le sirve que nadie chille, por eso le tienen miedo. El defensor del usuario en el subsistema privado no existe, porque si hay un tipo en la directiva de la mutualista pidiendo informes las cosas cambian”.
El médico señaló que “el Ministerio de Salud Pública le ha dicho a la Dirección Departamental hace tiempo ya, que esa representación no se está cumpliendo en Salto porque no la han reglamentado y hasta el momento no se han tomado cartas en el asunto. Quizás no sepan cómo elegir al representante de los usuarios, pero deben hacerlo cuanto antes”
El médico sostiene que la medida sería un éxito porque controlaría los “compromisos (asumidos) con el enfermo y yugularía la corrupción del sistema, haciendo al mismo más eficiente a favor del paciente. La reglamentación incluiría financiamiento y (un) sistema de multas progresivas” por los incumplimientos detectados con los pacientes enfermos.
Además dijo que la misma “actuará ajustando los propósitos de la AGESIC-SALUD UY (una agencia del gobierno que depende de Presidencia para brindar información en aras de las políticas de transparencia) transformándola en una figura diferente de estructura, como por ejemplo, un ente público no estatal”. Y recalcó que “no es conveniente que la Defensoría del Enfermo sea un «programa» más de la Presidencia”, y agregó además que “en ella deben participar los estamentos políticos y también los sociales”.
A juicio de Vero, el programa Salud.uy debe pasar a ser ”un órgano técnico, altamente capacitado, debe facilitar la toma de decisiones, debe tener conocimiento epidemiológico así como de los costos para estos, también de análisis demográficos, de investigación y docencia; y no debe ser un organismo netamente político que solo se ha interesado en la informática de la historia clínica”