El Dr. Cunha responde al Director de Deportes, Jorge Castagnaro en referencia al tema de los guardavidas

En la habitual sección “La Otra Campana”, contratada y orientada por un grupo de ciudadanos frenteamplistas, el domingo último, el Dr. Ariel Cunha Viera, criticó severamente lo que consideró falta de preparación adecuada y elementos imprescindibles para la tarea de los salvavidas municipales. En la siguiente edición de EL PUEBLO, vale decir el lunes 6 del corriente, el Director del Departamento de Deportes de la Intendencia, Jorge Castagnaro solicitó la publicación de una nota en respuesta al Dr. Cunha.
El mismo lunes en horas de la noche, el Dr. Cunha remitió una segunda nota, con solicitud de publicación, en este caso respondiendo a Castagnaro, la que damos a conocer textualmente:
Respuesta de Nico
En lógica, una contradicción es una incompatibilidad entre dos o más proposiciones. Por ejemplo, las oraciones «llueve y no llueve» y «ni llueve ni truena, pero llueve y truena» expresan contradicciones.
Sin embargo en el artículo del Sr. Asesor Municipal, en la edición de ayer, no existe una contradicción de nuestro humilde artículo del pasado domingo 5 de enero en “La Otra Campana”. Vamos por parte: en primer lugar no involucre a los funcionarios de las piscinas y guardavidas, nosotros no lo hacemos, decir que aclarar y denunciar la mala gestión que se realiza es perjudicar a los compañeros trabajadores de la intendencia, nosotros apenas le informamos a  la población que les paga sus sueldos, a que se entere en las condiciones que trabajan.
Es bueno tener comprensión lectora ya que me referí en el espacio “La Otra Campana” a la etapa previa y como se comenzaba la temporada con respecto a los guardavidas y sus condiciones laborales, y a su preparación previa. Pero si Ud. quiere que me refiera a la organización de la temporada, materiales (embarcaciones, fajas, torpedos, tablas para traslado, collarines, DEA en la playa o uno para tener áreas cardioprotegidas) o quizá el plan de contingencia y la coordinación que tienen en otro espacio nos referiremos y usted sabe que nada de lo mencionado está presente en las temporadas.
No es un servicio de guardavidas ya que todavía no se los ha reconocido como Guardavidas o un servicio ya que en la modificación presupuestal que el actual intendente hizo y la asamblea de adeoms votó, estaba y está, la creación del “Técnico Práctico” que incluye en un sub escalafón, a los guardavidas y todavía no hubo concurso interno abierto, será porque temen que Profesionales Guardavidas y Socorristas si concursan ocupen cargos de relevancia dentro de un verdadero servicio de guardavidas? O Será que los que están a cargo hoy saben que curricular mente y técnicamente pierden su lugar y eso obviamente no sirve? Ya que no es lo mismo un “germancito”, poniendo su plata, su vehículo, su teléfono, siendo además un funcionario que hace también daño a sus colegas ya que al no reclamar lo que corresponde, daña también a la carrera del funcionario.
En cuanto a lo que ud menciona en el comienzo de la nota, los guardavidas titulados y los profesores de educación física, como funcionarios respondieron a la orden de estar presentes en la etapa de piscina (en río solo un docente de educación física y un guardavidas quien es el que hace todo a su antojo y no está por concurso), además aclarar que a no ser ese guardavidas (que es egresado de Isefsi, pero esta como administrativo y no esta designado por el intendente o secretaria como jefe de servicio) y obviamente no concursó por que no hubo concurso aún para ese cargo. Es decir que los cuatro que usted menciona solo uno armó, juzgo y decidió de que manera y como y quien aprobaban o no, además claro que me extraña que siendo Ud. docente de educación física el entrenamiento en agua lo planifique (es un decir) un guardavidas y no un licenciado en educación física o docente. Además en menos de un mes, y basta ver la fecha que firmaron para entrenar los aspirantes en ese entonces para darse cuenta el tiempo y la carga horaria con la cual dispusieron para capacitarse.
Además en cuanto a los botiquines, le cuento una, que ud. estoy seguro lo sabe, igual tengo muchas; se cortó un pie un aspirante en un entrenamiento en el río, y no había ni siquiera un botiquín para curarlo, y menos una radio o celular, a no ser los particulares para avisar a la emergencia, ¿eso es planificar y prevenir? Y no sucedió solo una vez.
Es lógico, y no creo ud. quiera tratar a la gente como tonta, sabe, que prefectura legalmente está, por que es su competencia, es ésta quien debe estar en las playas y ríos, estén o no habilitados para baño, exista o no “servicio de guardavidas”, y por suerte que nuestro sistema republicano de gobierno dispuso que sea Prefectura que siempre está salvaguardando los espejos y como comencé, comprensión lectora, puesto que Ud. menciona después de comenzar la temporada.
Y en cuanto a la referencia que ud. hace, de que la temporada empezó el 4 de noviembre, también tengo datos y fotos que zafrales aspirantes, que firmaron para entrenar se los hizo trabajar como guardavidas, en lo que usted hace mención. Es decir, son aspirantes y firman para entrenar, y ud los hace trabajar como guardavidas.
Botiquines, los mismos guardavidas me han pasado fotos de los botiquines que ud menciona, lamentable! Y además no existían las dos primeras semanas de comenzar la temporada. Y los uniformes llegaron y no para todos a la segunda semana de comienzo de la temporada y aún hoy hay guardavidas que no lo poseen. Sin embargo, si es verdad un programa lanzado por el gobierno nacional patrocinado por ANCEL, que se denomina “Uruguay a toda costa”, los salvó con uniformes y teléfonos celulares, que reitero el gobierno nacional, y si no basta mirar el sponsor de ANCEL, de los equipo rojos de “Uruguay a toda costa”, que siempre estuvieron y no son de su gestión.
Hay tanta desprolijidad y tanto para decir que no daría el diario entero con fotos, y argumentos para denunciar socialmente en las condiciones que ¿se planifica? La temporada y por favor recorra Ud. las piletas barriales y desmienta el estado en el que están las de Salto Nuevo, Ceibal, Arralde y Cerro, perdidas, baños rotos, cloro y demás en la misma pieza que los funcionarios y “botiquín” que los que supimos disfrutarlas en familia ya que vivo enfrente de lo que fue una hermosa pileta que Ud. quizá se olvida de decir que estuvo cerrada las fiestas y por que la mantuvieron cerrada. Quizá se olvidó mencionar que no se pintaron y que los tejidos están rotos, que los funcionarios zafrales contratados para guardavidas cortaron el pasto de la pileta de Salto nuevo.
En fin, no señor profesor, no involucre a los funcionarios, hágase cargo Ud. de la mala planificación, no quiera dar vuelta la opinión de los funcionarios que son rehenes de estas situaciones. Recuerde Ud. esta en un cargo de confianza, y no hay y no tienen la suficiente planificación. Me alegro de haberlo visto en la piscina de Salto Nuevo el día que salió nuestro artículo, el domingo 5, no recuerdo haberlo visto antes, quizás haya venido antes, tampoco estoy campaneando todo el tiempo, ah!, y me parece que puso un cero de más, no fueron 1.200.
n

En la habitual sección “La Otra Campana”, contratada y orientada por un grupo de ciudadanos frenteamplistas, el domingo último, el Dr. Ariel Cunha Viera, criticó severamente lo que consideró falta de preparación adecuada y elementos imprescindibles para la tarea de los salvavidas municipales. En la siguiente edición de EL PUEBLO, vale decir el lunes 6 del corriente, el Director del Departamento de Deportes de la Intendencia, Jorge Castagnaro solicitó la publicación de una nota en respuesta al Dr. Cunha.

El mismo lunes en horas de la noche, el Dr. Cunha remitió una segunda nota, con solicitud de publicación, en este caso respondiendo a Castagnaro, la que damos a conocer textualmente:

Respuesta de Nico

En lógica, una contradicción es una incompatibilidad entre dos o más proposiciones. Por ejemplo, las oraciones «llueve y no llueve» y «ni llueve ni truena, pero llueve y truena» expresan contradicciones.

Sin embargo en el artículo del Sr. Asesor Municipal, en la edición de ayer, no existe una contradicción de nuestro humilde artículo del pasado domingo 5 de enero en “La Otra Campana”. Vamos por parte: en primer lugar no involucre a los funcionarios de las piscinas y guardavidas, nosotros no lo hacemos, decir que aclarar y denunciar la mala gestión que se realiza es perjudicar a los compañeros trabajadores de la intendencia, nosotros apenas le informamos a  la población que les paga sus sueldos, a que se entere en las condiciones que trabajan.

Es bueno tener comprensión lectora ya que me referí en el espacio “La Otra Campana” a la etapa previa y como se comenzaba la temporada con respecto a los guardavidas y sus condiciones laborales, y a su preparación previa. Pero si Ud. quiere que me refiera a la organización de la temporada, materiales (embarcaciones, fajas, torpedos, tablas para traslado, collarines, DEA en la playa o uno para tener áreas cardioprotegidas) o quizá el plan de contingencia y la coordinación que tienen en otro espacio nos referiremos y usted sabe que nada de lo mencionado está presente en las temporadas.

No es un servicio de guardavidas ya que todavía no se los ha reconocido como Guardavidas o un servicio ya que en la modificación presupuestal que el actual intendente hizo y la asamblea de adeoms votó, estaba y está, la creación del “Técnico Práctico” que incluye en un sub escalafón, a los guardavidas y todavía no hubo concurso interno abierto, será porque temen que Profesionales Guardavidas y Socorristas si concursan ocupen cargos de relevancia dentro de un verdadero servicio de guardavidas? O Será que los que están a cargo hoy saben que curricular mente y técnicamente pierden su lugar y eso obviamente no sirve? Ya que no es lo mismo un “germancito”, poniendo su plata, su vehículo, su teléfono, siendo además un funcionario que hace también daño a sus colegas ya que al no reclamar lo que corresponde, daña también a la carrera del funcionario.

En cuanto a lo que ud menciona en el comienzo de la nota, los guardavidas titulados y los profesores de educación física, como funcionarios respondieron a la orden de estar presentes en la etapa de piscina (en río solo un docente de educación física y un guardavidas quien es el que hace todo a su antojo y no está por concurso), además aclarar que a no ser ese guardavidas (que es egresado de Isefsi, pero esta como administrativo y no esta designado por el intendente o secretaria como jefe de servicio) y obviamente no concursó por que no hubo concurso aún para ese cargo. Es decir que los cuatro que usted menciona solo uno armó, juzgo y decidió de que manera y como y quien aprobaban o no, además claro que me extraña que siendo Ud. docente de educación física el entrenamiento en agua lo planifique (es un decir) un guardavidas y no un licenciado en educación física o docente. Además en menos de un mes, y basta ver la fecha que firmaron para entrenar los aspirantes en ese entonces para darse cuenta el tiempo y la carga horaria con la cual dispusieron para capacitarse.

Además en cuanto a los botiquines, le cuento una, que ud. estoy seguro lo sabe, igual tengo muchas; se cortó un pie un aspirante en un entrenamiento en el río, y no había ni siquiera un botiquín para curarlo, y menos una radio o celular, a no ser los particulares para avisar a la emergencia, ¿eso es planificar y prevenir? Y no sucedió solo una vez.

Es lógico, y no creo ud. quiera tratar a la gente como tonta, sabe, que prefectura legalmente está, por que es su competencia, es ésta quien debe estar en las playas y ríos, estén o no habilitados para baño, exista o no “servicio de guardavidas”, y por suerte que nuestro sistema republicano de gobierno dispuso que sea Prefectura que siempre está salvaguardando los espejos y como comencé, comprensión lectora, puesto que Ud. menciona después de comenzar la temporada.

Y en cuanto a la referencia que ud. hace, de que la temporada empezó el 4 de noviembre, también tengo datos y fotos que zafrales aspirantes, que firmaron para entrenar se los hizo trabajar como guardavidas, en lo que usted hace mención. Es decir, son aspirantes y firman para entrenar, y ud los hace trabajar como guardavidas.

Botiquines, los mismos guardavidas me han pasado fotos de los botiquines que ud menciona, lamentable! Y además no existían las dos primeras semanas de comenzar la temporada. Y los uniformes llegaron y no para todos a la segunda semana de comienzo de la temporada y aún hoy hay guardavidas que no lo poseen. Sin embargo, si es verdad un programa lanzado por el gobierno nacional patrocinado por ANCEL, que se denomina “Uruguay a toda costa”, los salvó con uniformes y teléfonos celulares, que reitero el gobierno nacional, y si no basta mirar el sponsor de ANCEL, de los equipo rojos de “Uruguay a toda costa”, que siempre estuvieron y no son de su gestión.

Hay tanta desprolijidad y tanto para decir que no daría el diario entero con fotos, y argumentos para denunciar socialmente en las condiciones que ¿se planifica? La temporada y por favor recorra Ud. las piletas barriales y desmienta el estado en el que están las de Salto Nuevo, Ceibal, Arralde y Cerro, perdidas, baños rotos, cloro y demás en la misma pieza que los funcionarios y “botiquín” que los que supimos disfrutarlas en familia ya que vivo enfrente de lo que fue una hermosa pileta que Ud. quizá se olvida de decir que estuvo cerrada las fiestas y por que la mantuvieron cerrada. Quizá se olvidó mencionar que no se pintaron y que los tejidos están rotos, que los funcionarios zafrales contratados para guardavidas cortaron el pasto de la pileta de Salto nuevo.

En fin, no señor profesor, no involucre a los funcionarios, hágase cargo Ud. de la mala planificación, no quiera dar vuelta la opinión de los funcionarios que son rehenes de estas situaciones. Recuerde Ud. esta en un cargo de confianza, y no hay y no tienen la suficiente planificación. Me alegro de haberlo visto en la piscina de Salto Nuevo el día que salió nuestro artículo, el domingo 5, no recuerdo haberlo visto antes, quizás haya venido antes, tampoco estoy campaneando todo el tiempo, ah!, y me parece que puso un cero de más, no fueron 1.200.