El Dr. De Santiago se mostró satisfecho de que “se empiece a mover el tema” de las operaciones oftalmológicas en Salto

Actualmente la gente de Salud Pública no tiene nada “está muerta”, sostuvo

El doctor Fernando De Santiago explicó a EL PUEBLO la situación referida al transplante de córnea y las posibilidades existentes en Salto, donde a su juicio están dados los recursos para efectuar, en el ámbito privado intervenciones avanzadas, pero no así en el ámbito público.

En Salto – señaló – tenemos un equipo en el Sanatorio Uruguay con microscopio de última generación y un sistema para sacar cataratas con ultrasonido, del norte del país es lo mejor que hay, afirmó el Dr. De Santiago.

Ahí hicimos un transplante de córnea en el año 2005, a (Guillermo) Minutti, la capacidad para hacer sobra, a mi me halaga que esté yendo Marcelo Gallarretta a empezar a mover la gente de Centro Médico porque esa gente (afiliada a la mutualista) para operarse tiene que irse a Montevideo y una ciudad de 104 mil habitantes no se puede dar ese lujo, tenemos que ser centro de referencia médico por largo.

El problema – agregó el Dr. De Santiago – a mí no me afecta, me deja contento que esté yendo Marcelo. Lo que me molesta es que el hospital de Treinta y Tres, por ejemplo, no hay nada, la gente esta a la merced de lo que venga, cualquier cosa a Montevideo a ser tratado como ganado, no por la mala voluntad de los colegas, porque los colegas de allá están sobre saturados.

Tendríamos que juntarnos los que podamos hacer algo y lograr que el hospital tenga una buena sala de operaciones, gente entrenada; el entrenamiento lo hago yo, no tengo ningún problema,.

Y gente entrenada podemos conseguir, la doctora Cacciavillani está bien entrenada para hacer eso, ahí cubrimos todo el espectro.

El que se quiere operar privado de lo que sea de oftalmología, lo hacemos en el Sanatorio Uruguay nosotros, el que no pueda privado, lo puede hacer por Centro Médico con el doctor Marcelo Gallarreta que está en inmejorables manos, (pero) la gente sin recursos “está muerta”, no tiene nada, creo que hay que hablar con (el Director del Hospital Dr.) Cesio (para lograr las condiciones a efectos de realizar estas intervenciones también allí), hablando con (el Dr. Hugo) Olaizola, le transmití mi inquietud.

Tengo en Montevideo una Fundación, ya conseguí una casa y ahora estoy tratando de conseguir 300 mil dólares en el exterior para equiparla y ofrecérsela al (hospital) Pereira Rosell para todas las operaciones que este hospital no puede hacer actualmente.

- ¿Cuál es la Fundación?

– Es la Fundación Oftalmológica del Uruguay, hicimos unas cuantas operaciones gratuitas antes que llegaran los cubanos en el Saint Bois. Once años trabajamos ahí gratuitamente, hacíamos 15-17 (operaciones de) cataratas cada sábado.

Llegaron los cubanos y “nos invitaron a retirarnos”, y terminamos en Treinta y Tres, pero los costos me empezaron a flaquear y podemos hacer 5 por mes.

Pero si podemos hacer algo más continuo que no dependa de mi bolsillo para operar en Salto, creo que se lo merece la gente, Cuanta gente hay de Artigas, de Paysandú, de Salto que no accede a una (operación de) catarata y hay que mandarla al  hospital de ojos que está sobresaturado, añadió el Dr. De Santiago.