El dueño de una automotora fue procesado con prisión por dos delitos de hurto y una apropiación indebida de vehículo

El dueño de una automotora fue procesado con prisión por  dos delitos de hurto y una apropiación indebida de vehículo
El dueño de un local de compra y venta de vehículos automotores fue procesado con prisión por dos delitos de hurto y un delito de apropiación indebida en reiteración real.
De acuerdo a lo que estableció la justicia, este hombre de 33 años, de iniciales N. F. G. G., recibió a modo de “préstamo” varios vehículos que luego vendió a su provecho.
El individuo estaba requerido por la Jefatura de Policía de Canelones por una presunta apropiación indebida, que luego fue comprobada junto a los otros delitos reseñados anteriormente.
El sujeto, que es oriundo de Canelones, estaba radicado en un asentamiento del barrio Artigas de nuestra ciudad, antes de ser recluido en prisión.
De acuerdo a lo denunciado, el delincuente recibió a préstamo un automóvil Suzuki, modelo alto, matrícula LBANº 4709, que comercializó en su automotora por la modalidad mixta de trueque y dinero, recibiendo otro vehículo a modo de pago y cobrando la diferencia económica en efectivo.
Ese mismo negocio repitió con un camión liviano que tampoco era de su propiedad, por el que recibió a cambio una motocicleta y dinero.
El juez penal de Salto, Dr. Ismael Falco, declinó competencia por razones de jurisdicción, por lo que el caso pasó a manos del juez penal de Canelones Dr. Luis Sobot, quien dispuso la incautación de los vehículos en cuestión y su depósito en custodia por parte de la Policía salteña.
El autor de las maniobras delictivas fue trasladado a Canelones, donde tras concluir la instrucción judicial fue procesado con prisión.
MENOR ATRAPADO
POR DESPLAZARSE
A CONTRAMANO
Cerca de las dos de la tarde del miércoles fue detenido un joven de 15 años que conducía una moto Yumbo de color negro a contramano.
El adolescente fue visto por los funcionarios policiales de la Seccional Primera cuando iba por calle Juan Carlos Gómez hacia el norte y dobló por calle Rivera al oeste. Finalmente fue detenido en calle Ramírez casi Cervantes.
Indagado en presencia de su madre, manifestó que se desplazaba con su hermano y que cuando divisó el móvil policial, “se asustó” y por eso “tomó contraflecha”, lo que llamó la atención de los policías, quienes decidieron perseguirlo y llevarlo a la comisaría.
Enterado del caso, el juez penal de turno dispuso un apercibimiento de conducta y la entrega del menor a sus responsables.
MANIFESTACIÓN POR
RECLAMO SALARIAL
Cerca de las seis de la mañana del miércoles, un móvil de la Seccional Quinta concurrió a la entrada del packing de la empresa Caputto, sito en Av. Ferreira Artigas y Maciel, donde los policías constataron que un grupo de 40 personas se manifestaban en forma pacífica por reclamos salariales.
Los agentes del orden se entrevistaron con el encargado del sindicato, quien expresó que aguardaban mantener una entrevista con alguna autoridad de la propia empresa Caputto.
Sin embargo, el encargado de seguridad del lugar aseguró a los policías que el responsable de la firma no concurriría al lugar.
UN DESCUIDO QUE
RESULTÓ LETAL
Una dama denunció en la Seccional Quinta que cerca de las 16 horas del miércoles había dejado estacionada frente a su domicilio su camioneta Fiat Fiorino de color blanca, con las puertas cerradas pero sin llave.
El descuido resultó fatal, porque cuando la mujer retornó al vehículo, descubrió que le habían hurtado 5.000 pesos uruguayos y 100 dólares que había en el interior de la camioneta, además de documentos personales.

El dueño de un local de compra y venta de vehículos automotores fue procesado con prisión por dos delitos de hurto y un delito de apropiación indebida en reiteración real.

De acuerdo a lo que estableció la justicia, este hombre de 33 años, de iniciales N. F. G. G., recibió a modo de “préstamo” varios vehículos que luego vendió a su provecho.

El individuo estaba requerido por la Jefatura de Policía de Canelones por una presunta apropiación indebida, que luego fue comprobada junto a los otros delitos reseñados anteriormente.

El sujeto, que es oriundo de Canelones, estaba radicado en un asentamiento del barrio Artigas de nuestra ciudad, antes de ser recluido en prisión.

De acuerdo a lo denunciado, el delincuente recibió a préstamo un automóvil Suzuki, modelo alto, matrícula LBANº 4709, que comercializó en su automotora por la modalidad mixta de trueque y dinero, recibiendo otro vehículo a modo de pago y cobrando la diferencia económica en efectivo.

Ese mismo negocio repitió con un camión liviano que tampoco era de su propiedad, por el que recibió a cambio una motocicleta y dinero.

El juez penal de Salto, Dr. Ismael Falco, declinó competencia por razones de jurisdicción, por lo que el caso pasó a manos del juez penal de Canelones Dr. Luis Sobot, quien dispuso la incautación de los vehículos en cuestión y su depósito en custodia por parte de la Policía salteña.

El autor de las maniobras delictivas fue trasladado a Canelones, donde tras concluir la instrucción judicial fue procesado con prisión.

MENOR ATRAPADO POR DESPLAZARSE A CONTRAMANO

Cerca de las dos de la tarde del miércoles fue detenido un joven de 15 años que conducía una moto Yumbo de color negro a contramano.

El adolescente fue visto por los funcionarios policiales de la Seccional Primera cuando iba por calle Juan Carlos Gómez hacia el norte y dobló por calle Rivera al oeste. Finalmente fue detenido en calle Ramírez casi Cervantes.

Indagado en presencia de su madre, manifestó que se desplazaba con su hermano y que cuando divisó el móvil policial, “se asustó” y por eso “tomó contraflecha”, lo que llamó la atención de los policías, quienes decidieron perseguirlo y llevarlo a la comisaría.

Enterado del caso, el juez penal de turno dispuso un apercibimiento de conducta y la entrega del menor a sus responsables.

MANIFESTACIÓN POR RECLAMO SALARIAL

Cerca de las seis de la mañana del miércoles, un móvil de la Seccional Quinta concurrió a la entrada del packing de la empresa Caputto, sito en Av. Ferreira Artigas y Maciel, donde los policías constataron que un grupo de 40 personas se manifestaban en forma pacífica por reclamos salariales.

Los agentes del orden se entrevistaron con el encargado del sindicato, quien expresó que aguardaban mantener una entrevista con alguna autoridad de la propia empresa Caputto.

Sin embargo, el encargado de seguridad del lugar aseguró a los policías que el responsable de la firma no concurriría al lugar.

UN DESCUIDO QUE RESULTÓ LETAL

Una dama denunció en la Seccional Quinta que cerca de las 16 horas del miércoles había dejado estacionada frente a su domicilio su camioneta Fiat Fiorino de color blanca, con las puertas cerradas pero sin llave.

El descuido resultó fatal, porque cuando la mujer retornó al vehículo, descubrió que le habían hurtado 5.000 pesos uruguayos y 100 dólares que había en el interior de la camioneta, además de documentos personales.