El Ec. Ernesto Talvi, precandidato uruguayo propone convertir al Mercosur en zona de libre comercio

Montevideo, 20 feb (EFE).- El precandidato a la Presidencia de Uruguay por el Partido Colorado (PC) Ernesto Talvi propuso transformar al Mercosur en una zona de libre comercio que permita a los países “negociar a su ritmo” con terceros como parte de su plan de Gobierno. Talvi, que disertó este miércoles en el primero de un ciclo de Desayunos de Consulta de la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación (Camacoes) de Uruguay con los precandidatos de cara a las elecciones internas de junio de 2019, dijo a Efe que el bloque suramericano debe dejar de ser una “unión aduanera disfuncional y vetusta”. “Nosotros vamos a levantar la bandera de que el Mercosur debe transformarse. En lugar de ser una unión aduanera disfuncional y vetusta debe ser una zona de libre comercio ágil, dinámica que le permita a los países negociar a su ritmo y a sus tiempos con otros países”, resaltó. El precandidato, que cuenta con un doctorado en economía de la Universidad de Chicago, afirmó así que Uruguay debe tomar la iniciativa de los presidentes de Argentina y de Brasil, Mauricio Macri y Jair Bolsonaro, respectivamente, y apuntar a “flexibilizar y modernizar” el bloque sin perder los beneficios comerciales intrabloque actuales. “Una zona de libre comercio permitiría mantener las preferencias intrabloque, que son necesarias, pero dejar liberado a cada uno de los países para que de acuerdo a sus intereses y a sus tiempos, ya que no son los mismos los de Brasil que los de Uruguay, podamos tener una inserción más dinámica y más rápida al mundo”, recalcó. El bloque fue fundado en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y cuenta además con siete Estados Asociados: Bolivia -en proceso de adhesión-, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam. Pese a ser Estado Parte del Mercosur, Venezuela se encuentra suspendida en todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición de miembro, de conformidad con lo dispuesto en el Protocolo de Ushuaia sobre el compromiso democrático en el bloque. En ese sentido, el precandidato criticó la postura del Gobierno uruguayo ante la crisis de Venezuela, ya que considera que al posicionarse como neutro Uruguay “elige el lado del opresor” cuando debería llamar al diálogo como lo hizo pero apoyando a “las fuerzas que buscan recuperar la democracia” en el país. La situación se ha agravado en los últimos meses en Venezuela, donde la oposición considera ilegítimas las elecciones de mayo del año pasado, en las que Nicolás Maduro resultó reelegido presidente y que han sido cuestionadas por la comunidad internacional. La tensión en Venezuela se incrementó desde que el pasado 23 de enero el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se adjudicara las competencias del Ejecutivo como presidente encargado del país. Esta acción aceleró la crisis política en Venezuela, debido a que, además, buena parte de la comunidad internacional, como Estados Unidos y varios países europeos y latinoamericanos han dado su respaldo a Guaidó y presiona para que se convoque a elecciones. Por otro lado, el economista manifestó durante su disertación en la Camacoes que los principales desafíos que Uruguay tiene por delante, y que son el “buque insignia” de su programa de Gobierno, son las reformas en materia de educación y seguridad. Talvi, que -según detalló- elaboró sus propuestas junto a un equipo de jóvenes formados en “las mejores universidades del mundo”, indicó que el país ha fracasado en el sector educativo y que los jóvenes están condenados a “elegir el delito como forma de vida”, por lo que a su sector partidario, “Ciudadanos”, urgen medidas en esas áreas.