El Frente Amplio aseguró que de ganar la Intendencia se cumplirán las promesas electorales de sus tres candidatos

El Frente Amplio aseguró que de ganar la Intendencia se cumplirán las promesas electorales de sus tres candidatos

El Frente Amplio cerró su campaña electoral departamental con un acto que congregó a un multitudinario número de militantes en la plaza Artigas. Se hizo presente la presidente de la fuerza política, Mónica Xavier, quien llegó especialmente de Montevideo para apoyar a los tres candidatos que presenta el FA con el objetivo de recuperar la Intendencia de Salto: Ramón Fonticiella, Andrés Lima y Ramón Soto.
Los tres postulantes hicieron uso de la palabra, recalcando la necesidad de que uno de ellos gane el domingo para “reconstruir un Salto que hoy está destruido” (a decir de Fonticiella) y “luchar por los pobres” (en palabras de Soto), con la ilusión de que los actuales gobernantes terminen “declarando en el juzgado” (deseo expresado en voz alta por Lima), para dar cuenta de algunas irregularidades marcadas por los candidatos de la coalición de izquierdas.
“PERDIMOS CALIDAD DE VIDA”
Lima espetó que “vamos a sacar a este gobierno departamental porque nos ha hecho perder calidad de vida. Queremos otro futuro para Salto. Queremos un Salto donde se construyan viviendas de material, no cortes de rancho, invento del Partido Colorado. Hay más de 1.000 familias nuevas que viven en asentamientos. A este gobierno no le interesa mejorar la calidad de vida. Hay que generar trabajo para las mujeres, los jóvenes y los mayores de 40 años, algo que no se ha hecho en estos cinco años”.
Lima levantó su tono de voz para enfatizar que “en estos días nos seguimos enterando los horrores que se han cometido y la incapacidad para gobernar de los actuales gobernantes. El jueves nos enteramos de que el Fondo de Desarrollo del Interior cortó las partidas para Salto. Se nos vino la noche, porque nunca había pasado algo así. Todos los gobiernos rindieron cuentas y le dijeron a sus ciudadanos en qué invirtieron su dinero, menos en Salto. Acá no explican nada, ni a los ediles en la Junta Departamental. Y tenemos derecho a pensar que parte de ese dinero no se utilizó en obras. Seguramente van a terminar declarando en el juzgado de calle Artigas 1080, porque no se la van a llevar de arriba”.
“TRANSFORMAREMOS A SALTO”
Fonticiella recordó el día después de que el plenario del Frente Amplio avalara su candidatura. “Tengo claro en la memoria cuando el Frente laudó la triple candidatura y hubo mercaderes de la mentira que dijeron tanta cosa de ese plenario y se las van a tragar cuando ganemos las elecciones. Esto es el pueblo. Acá no es ‘yo’, es nosotros. No puede ser que el país esté arriba y Salto esté abajo”, indicó.
El exintendente fue el encargado de adelantar que de ganar el Frente Amplio la Intendencia, se cumplirán las promesas electorales que presentaron los tres candidatos del partido. “Nosotros estamos más juntos que nunca y es por eso que me comprometo en nombre de todos a que gane quien gane la Intendencia, se va a hacer lo que cada uno ha estado planteando como beneficio para el pueblo. Gane quien gane, el gobierno del Frente Amplio va a mirar con cariño y decisión al interior profundo como viene pidiendo Ramón Soto. Y se va a apuntar a temas tan sentidos como los del deporte, como lo viene pidiendo Andrés Lima. Lo vamos a hacer gane quien gane. Vamos a transformar a Salto en un departamento ejemplar en la gestión ambiental de sus residuos y no en una montaña de basura como se ha convertido”, concluyó.
APUESTA A LA DESCENTRALIZACIÓN
Soto, por su parte, aseguró que “no vamos a tener un gobierno por cinco años: vamos a gobernar para las próximas generaciones. El Uruguay se ha posicionado en el mundo y Salto tiene que estar a la altura de esos acontecimientos. Todos percibimos que se vive mejor. No vamos por los intereses individuales, vamos por las postergaciones, que es lo que nos une. Esta fuerza política es la que lucha por las identidades de género, la que se ha preocupado por los peones rurales. Es la que lucha por los pobres. Apostamos a la democratización del conocimiento, para poner a Salto donde tiene que estar. Se ha dejado de lado la cultura. Esta fuerza política va a descentralizar la cultura, para que llegue a cada barrio y cada pueblo. No debemos olvidar que vivimos en un sistema capitalista que a veces nos empuja a pensar en forma individual como ocurrió en estos cinco años. Pero no culpemos al vecino común, que a veces por necesidad ha entregado su voto, su voluntad y su dignidad. Debemos ampararlo en esa frazada que es esta fuerza política que le va a dar la unidad para que ninguno de nosotros fomente el individualismo”.