El gobierno británico convocó al embajador uruguayo en Londres para pedir explicaciones

Molestos porque Uruguay no permite barcos de Malvinas en Montevideo

“La decisión de Uruguay es potencialmente muy inquietante», expresó la cancillería a través de un comunicado; además aseguró que están «considerando cuidadosamente nuestros próximos pasos»

La Cancillería de Gran Bretaña convocó al embajador uruguayo en Londres para expresarle su «gran preocupación» y «pedir aclaraciones» por la medida de impedir el ingreso al puerto de Montevideo de buques con bandera de las Islas Malvinas

«La decisión de Uruguay es potencialmente muy inquietante. Hemos convocado al embajador uruguayo esta tarde para expresarle nuestra gran preocupación y para pedir aclaraciones. Estamos considerando cuidadosamente nuestros próximos pasos», expresó la Cancillería británica a través de un comunicado al que accedió el diario El Observador de Montevideo.

«Sería muy decepcionante que Uruguay haya resuelto apoyar los vergonzosos intentos de Argentina para dañar la economía y el modo de vida de los pobladores del pequeño archipiélago bloqueando su acceso al libre comercio», agrega la misiva publicada ayer por el matutino.

«No tenemos dudas acerca de la soberanía del Reino Unido sobre las Islas Falkland y continuaremos apoyando el derecho de los pobladores de las Islas Falkland a determinar su propio futuro político. Ni nosotros ni las Islas Falkland nos doblegaremos ante aquellos que buscan intimidar o chantajear a las islas», dijeron en su comunicado.

Mujica señaló a través de un comunicado de la Presidencia de la República que «existe una definición política para que no se permita el ingreso a puertos uruguayos de buques que utilicen bandera de las Islas Malvinas, cuya soberanía es reclamada por Argentina con el apoyo de Uruguay».

Además, el presidente negó haber recibido presiones de Buenos Aires para impedir la entrada de esos buques y «recordó que barcos mercantes con bandera inglesa pueden ingresar a puertos uruguayos como los de cualquier otro país», sostuvo.

Sin embargo, el problema persiste y Argentina busca por la vía diplomática que nuestro país siga el camino emprendido de apoyar a Buenos Aires en su reclamo por la soberanía de las Islas que fueron conquistadas en 1830.

(elobservador.com.uy)