El Grupo salteño que está “en defensa de los bienes naturales” se adhiere a una movida contra el Fracking

Será el próximo 5 de agosto en Paysandú

Ante el inicio de perforaciones de la empresa Schuepbach y Petrel en Cuchilla del Fuego, Departamento de Paysandú, en busca de hidrocarburos, distintas organizaciones – entre ellas el grupo salteño “En defensa de los bienes naturales “ liderado por Adriana Carabajal Conti informará sobre los riesgos de estas actividades para el medio ambiente y la población de la zona, así como explicar las características de la manifestación que realizaremos el próximo 5 de agosto en ese lugar en Defensa del Acuífero Guaraní y Apoyo al Proyecto de Ley Contra el ‘Fracking’.
El proceso de extracción de gas no convencional mediante la fracturación hidráulica conlleva varios riesgos que deben ser considerados en la planificación, tecnología, implementación, control y monitoreo de la actividad.
Entre estos podemos citar la contaminación de recursos hídricos a causa del mal manejo de los líquidos utilizados en el proceso de presurización y recuperación de gas; (riesgo común). A su vez la contaminación atmosférica por el escape de metano en el proceso; (riesgo alto).
La nocividad para la salud de los productos químicos utlizados; el impacto en las reservas hídricas locales por la cantidad de agua empleada en el proceso; (riesgo posible).
El riesgo de contaminación de napas cuando la fracturación ocurre muy cercana a ellas.
IMPACTOS ASOCIADOS A LA FRACTURA HIDRÁULICA
Para fracturar cada pozo se necesitan de media unos 9.000 a 29.000 toneladas de agua.
Una plataforma de 6 pozos de media necesita unos 54.000 a 174.000 millones de litros de agua en una sola fractura.
Estas grandes cantidades de agua deben estar almacenadas cerca del pozo, ya que la operación de fractura de cada pozo dura entre 2 y 5 días y se tiene que tener el agua disponible.
Lo más probable es que este agua se transporte en camión o se haga captación directa de agua del propio entorno de la plataforma.
El fluido de retorno de fracking contiene las sustancias químicas utilizadas en el fluido de fractura.
Además contiene metales pesados, y sustancias radioactivas como radón, radio o uranio, que retornan a la superficie. Millones de litros de agua contaminada que habitualmente en EEUU lo que hacen es inyectarla en el subsuelo y cuando no es posible se pasan a plantas depuradoras de la zona que no suelen estar preparadas para ese tipo de contaminaciones.
RUIDOS E IMPACTOS VISUALES
Una plataforma de seis pozos requiere entre 8 y 12 meses de perforación continua, día y noche.
También se necesitan entre 4000 y 6000 viajes en camión para la construcción de una plataforma, con la consiguiente presión para los pueblos y carreteras cercanas a la explotación.
Con una media de entre 1 y 3 plataformas por km2, los impactos pueden ser localmente considerables y prolongados.
Se ha de aplanar una superficie de más o menos una hectárea, con los consiguientes desmontes: en ella ha de haber espacio para 6 a 8 pozos, balsas de almacenamiento de líquidos de desecho y lodos, tanques y cisternas de almacenamiento del agua y de los productos químicos, equipo de perforación, camiones, etc; a la que se han de construir pistas, para que lleguen los camiones. También se han de construir gasoductos para llevar el gas a los gasoductos de distribución.
CONTAMINACIÓN AGUAS SUBTERRÁNEAS
La industria se empeña en decir que el origen de este gas es natural, cuando antes de la llegada del fracking no pasaba. Pero un estudio de la Duke University de Durham (Carolina del Norte) publicado en mayo de 2011, demostró que las contaminaciones de metano en viviendas cercanas a pozos de los estados de Nueva York y Pensilvania tiene su origen en las explotaciones de gas de pizarra.
El caso más grave reportado fue el de la explosión de una casa por contaminación de metano de sus cañerías y sótano en el estado de Ohio en 2008, como se recoge en el Informe del Parlamento Europeo publicado en junio de 2011.
CONTAMINACIÓN DE TIERRAS Y AGUAS SUPERFICIALES
Se han dado casos de contaminación de estas de varias maneras:-ruptura de conductos o juntas para evacuación de las aguas residuales en las balsas-accidentes de camiones cisterna llenos de productos químicos.-desbordamiento de balsas residuales (químicos, metales pesados y elementos radiactivos) con motivo de lluvias copiosas, tormentas o inundaciones.
Otra de las consecuencias no deseadas de la extracción de gas no convencional es la generación de pequeños seísmos.
Estos pequeños terremotos no son muy graves, pero ponen en peligro la correcta cementación del pozo pudiendo conducir a graves contaminaciones.
CONTAMINACIÓN DEL AIRE
La contaminación del aire es otro de los grandes problemas de la extracción de gas no convencional. Durante el proceso de extracción se producen inevitablemente fugas de gas natural, que es 20 veces más potente que el dióxido de carbono como gas de efecto invernadero. La industria gasística habla del gas de pizarra como un combustible limpio.
El informe de la universidad de Cornell sobre este particular echa por tierra esta propaganda adjudicando al gas natural un impacto superior al del petróleo o del carbón en términos de gases de efecto invernadero.