El Liceo Nº 5 dio la bienvenida a sus diez grupos de Primer Año

El Liceo Nº 5 dio la bienvenida a sus diez grupos de Primer Año

De nerviosismo, ansiedad y muchas expectativa eran las sensaciones que predominaban ayer viernes, a media mañana, cuando el liceo Nº5 “Arq. Armando I. Barbieri” dio la bienvenida a los 300 alumnos, aproximadamente, que cursarán primer año en este 2019. Es que se trata del inicio de una nueva e importante etapa en la vida de los niños y sus familias, y como tal, se vivió como un verdadero acontecimiento.

El Director, Prof. Jorge Buslón, acompañado de la Sub Directora, Prof. Gabriela Moreira, se dirigió a los presentes en el patio central de la institución para luego, en un salón de actos absolutamente desbordado, hablar únicamente a los padres y demás familiares que acompañaron, al tiempo que en los respectivos salones de clase adscriptos y profesores indicaba a los alumnos aspectos vinculados a horarios, materiales a utilizar en los primeros días, etc. Asiduidad y puntualidad en la asistencia a clase (turno matutino inicia a la hora 7:15 y vespertino 13:10), uso de uniforme liceal entre otros aspectos tales como la sugerencia de que los alumnos no integren grupos de whatsapp con compañeros y profesores (o al menos no se tome como “oficial” lo que pueda expresarse allí), fueron algunos de los puntos en los que hicieron énfasis las autoridades del liceo.
“Tenemos un muy buen plantel docente pero también tenemos errores”, expresó el director, solicitando a las familias que, para ayudar a corregir esos errores, “venga y planteen las cosas acá, a nosotros”. Asimismo solicitó tolerancia y comprensión en cuanto a los turnos y horarios asignados, “el liceo no puede estar adaptándose a todas las actividades que tienen fuera del liceo y además, como si fuera poco, dedicarse a educar”, enfatizó.
Lo de ayer fue sólo el recibimiento. Los estudiantes volverán el próximo miércoles (luego del feriado por carnaval de lunes y martes) para asistir a tres jornadas en las que se realizarán actividades especiales que apuntan al conocimiento del liceo, presentación de docentes y de ellos mismos ante sus pares. Estas tres jornadas se realizarán en el horario de 9 a 11 para quienes asistan en el turno matutino y de 15 a 17 para quienes asistan en el vespertino.
El liceo trabajará con diez grupos de Primer Año, cinco en la mañana y cinco en la tarde.

El fundamental apoyo del hogar a través de la famosa carta de Einsten
La dirección de este centro apunta fuertemente a inculcar “la necesidad de construir la figura del estudiante, que implica no sólo las habilidades y estrategias para la adquisición de conocimientos específicos de cada disciplina, sino donde se involucren elementos afectivos y de responsabilidad ante el estudio”.
A modo de sensibilización en estas cuestiones y sobre todo en busca de apoyo desde los hogares en la tarea educativa, “porque solos no podemos”, comentó, el Director mostró a los padres un breve video acerca de la famosa historia de la carta que los maestros de Einsten una vez enviaron a la madre de este. Cierto día, el niño llegó a la casa y entregó a su madre una nota diciéndole que se la mandaban de la escuela para que solamente ella la abriera.
Ella la leyó en voz alta: «Su hijo es un genio, esta escuela es muy pequeña para él y no tenemos buenos maestros para enseñarlo, por favor enséñele usted». Muchos años después, la madre ya fallecida y él ya convertido en uno de los más brillantes inventores de la historia, estaba ordenando unos papeles y encontró la carta, la leyó, decía: «Su hijo está mentalmente enfermo y no podemos permitirle que venga más a la escuela».
¿Qué hubiese pasado si la madre hubiera leído verdaderamente lo que decía la carta? Seguramente el niño habría fracasado. La habilidad de la madre ante la situación y el amor a su hijo, convirtieron la adversidad en puro estímulo, y el genio fue realidad.
En tiempos donde muchas veces falta apoyo y motivación desde la familia, conocer esta historia puede venir muy bien.