El Ministerio de Trabajo “clausuró la obra” en la que murió trabajador por “falta de seguridad”, dijo titular del SUNCA

El Ministerio de Trabajo “clausuró la obra” en la que murió  trabajador por “falta de seguridad”, dijo titular del SUNCA
El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social clausuró la obra que viene llevando adelante la empresa capitalina contratada por ANTEL para la instalación de la red de fibra óptica, tras la muerte  del trabajador Marco Avelino, que el pasado jueves al mediodía cayera de la escalera mientras se encontraba cumpliendo sus tareas al tocar un cable de alta tensión.
Por su parte, el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Afines (SUNCA), denunció la “falta de implementos de seguridad con los que trabajaba esa empresa, acusándola de haber determinado la situación que derivó en la muerte del trabajador”, según dijo ayer a EL PUEBLO el dirigente local del sindicato Nelson Rodríguez.
El dirigente gremial explicó que en ese marco ayer realizaron un paro parcial con una manifestación que se llevó a cabo en el centro de la ciudad, donde pretenden juntar firmas para que se promueva una ley de responsabilidad penal para los empresarios del sector que no cumplan con las normas de seguridad vigentes, en el caso de que se registren accidentes de esta naturaleza.
En Salto ya llevan recogidas más de 8 mil firmas y además esta tragedia ocurrida en nuestra ciudad la semana pasada generó concientización del tema entre los trabajadores del sector, afirmó Rodríguez.
PARO
Nelson Rodríguez, representante local del SUNCA dijo a EL PUEBLO que el motivo del paro parcial que fue realizado ayer por la mañana, estuvo motivado “por la muerte del trabajador salteño Marco Avelino, ocurrida el fin de semana, y como es norma de nuestro sindicato, se lleva a cabo un paro cada vez que fallece un trabajador de la industria de la construcción”, dijo.
Tras esto subrayó que desde el SUNCA “queremos crear conciencia en la sociedad sobre el proyecto de ley de responsabilidad penal (en los empresarios) donde tenemos como objetivo primero el respeto a la vida y después al trabajo, porque de nada nos sirve tener trabajo sino tenemos vida. Esa fue la tarea que realizaron hoy (por ayer) los trabajadores de las diferentes empresas que pararon, y salieron a la calle a movilizarse para concientizar a la gente”.
En ese sentido, sostuvo que “se registró una campaña de recolección de firmas con la finalidad de lograr la ley de responsabilidad penal. Lo que nosotros planteamos no es que los diferentes empresarios vayan a parar presos, sino que se respeten y cumplan las normas de seguridad en la construcción que están vigentes”.
Afirmó que en el caso del trabajador Marco Avelino que falleció el pasado sábado al caerse dos días antes desde una escalera por tocar un cable de alta tensión “murió por falta de tener el cinto y los elementos de seguridad necesarios para desarrollar la tarea, siendo contratado para realizar trabajos para una empresa como es ANTEL. Entonces nosotros nos planteamos que así como pasó este caso con ANTEL, lo mismo ocurre con todas las licitaciones públicas, nos pasa con las del Hospital, con las de la ANEP, entre otras, y entonces nos preguntamos ¿por qué el Estado contrata empresas que no cumplen con las normas de seguridad, habiendo empresas que sí cumplen con todo? ¿Por qué contrata empresas que no respetan los convenios que están vigentes en la construcción?”.
Rodríguez informó que ya enviaron más de 8 mil firmas desde Salto con la finalidad de lograr aprobar la ley de responsabilidad penal en el parlamento nacional. “En estos días estaremos trabajando con más difusión para que la gente colabore con su firma, porque el día de mañana todos pueden tener un familiar trabajando en la industria de la construcción y queremos una actividad laboral que sea segura, con condiciones óptimas de trabajo”.
El paro de ayer fue de 9 a 13 horas, y la concentración tuvo lugar en el cruce de las calles Uruguay y Larrañaga, pero a partir de las primeras horas de la tarde, los trabajadores volvieron a sus respectivos lugares de trabajo.
CLAUSURA
DE LA OBRA
Asimismo, el representante local del SUNCA, Nelson Rodríguez aseguró que “se comprobó que el Ministerio de Trabajo clausuró la obra en la que trabajaba Avelino, por falta de implementos de seguridad. Estamos hablando de una cosa seria, porque si el Estado contrata obra pública y no verifica que esas empresas respeten los convenios vigentes en los temas relacionados a la  seguridad, es una lucha eterna que tendremos en el sindicato para que reconozcan a las empresas que cumplen con todos los convenios vigentes y además respetan los sueldos. Acá en Salto hay varias empresas que cumplen con todo y que sí respetan los convenios vigentes”.
Rodríguez indicó que la mayoría de las empresas de la construcción en Salto “cumplen con los convenios vigentes porque nuestra organización sindical se ha sentado a negociar con ellos y ha logrado que se respete toda la normativa, tanto la de la seguridad, como en los temas salariales. Pero resulta que ahora ANTEL contrata una empresa de Montevideo y se registra el primer muerto en la industria de la construcción desde que estamos nosotros en el sindicato, desde hace aproximadamente unos 6 años”.
En ese sentido, el dirigente sindical dijo que mientras el SUNCA en Salto ha venido “trabajando mucho” en este aspecto con los empresarios locales, con la finalidad de lograr “la concientización de éstos para que se cumplan todas las normas, una vez que lo logramos, viene a pasar esta tragedia con una empresa de Montevideo. Y como nosotros estamos en la línea de negociar siempre para que se respete la vida primero, lamentamos lo que pasó porque no nos habia pasado antes de tener un compañero de la construcción que haya fallecido por accidente de trabajo”.
Aseguró por su lado que “por más ley sindical que salga, lo que hace respetar la vida o los aportes correspondientes de los trabajadores, es el trabajo de la organización sindical. Porque ahí está el caso de las normas que obligan a hacer los aportes patronales y hay empresas que no la cumplen”.
Nelson Rodríguez manifestó que “cuando un trabajador fallece, como el caso de Marco Avelino esto genera que los trabajadores se preocupen. Porque antes, había compañeros que no les interesaba cuando uno les hablaba sobre el tema de la seguridad laboral y de las demás condiciones de trabajo, pero ahora se dieron cuenta que no es tan así”.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social clausuró la obra que viene llevando adelante la empresa capitalina contratada por ANTEL para la instalación de la red de fibra óptica, tras la muerte  del trabajador Marco Avelino, que el pasado jueves al mediodía cayera de la escalera mientras se encontraba cumpliendo sus tareas al tocar un cable de alta tensión.

Por su parte, el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Afines (SUNCA), denunció la “falta de implementos de seguridad con los que trabajaba esa empresa, acusándola de haber determinado la situación que derivó en la muerte del trabajador”, según dijo ayer a EL PUEBLO el dirigente local del sindicato Nelson Rodríguez.

El dirigente gremial explicó que en ese marco ayer realizaron un paro parcial con una manifestación que se llevó a cabo en el centro de la ciudad, donde pretenden juntar firmas para que se promueva una ley de responsabilidad penal para los empresarios del sector que no cumplan con las normas de seguridad vigentes, en el caso de que se registren accidentes de esta naturaleza.

En Salto ya llevan recogidas más de 8 mil firmas y además esta tragedia ocurrida en nuestra ciudad la semana pasada generó concientización del tema entre los trabajadores del sector, afirmó Rodríguez.

PARO

Nelson Rodríguez, representante local del SUNCA dijo a EL PUEBLO que el motivo del paro parcial que fue realizado ayer por la mañana, estuvo motivado “por la muerte del trabajador salteño Marco Avelino, ocurrida el fin de semana, y como es norma de nuestro sindicato, se lleva a cabo un paro cada vez que fallece un trabajador de la industria de la construcción”, dijo.

Tras esto subrayó que desde el SUNCA “queremos crear conciencia en la sociedad sobre el proyecto de ley de responsabilidad penal (en los empresarios) donde tenemos como objetivo primero el respeto a la vida y después al trabajo, porque de nada nos sirve tener trabajo sino tenemos vida. Esa fue la tarea que realizaron hoy (por ayer) los trabajadores de las diferentes empresas que pararon, y salieron a la calle a movilizarse para concientizar a la gente”.

En ese sentido, sostuvo que “se registró una campaña de recolección de firmas con la finalidad de lograr la ley de responsabilidad penal. Lo que nosotros planteamos no es que los diferentes empresarios vayan a parar presos, sino que se respeten y cumplan las normas de seguridad en la construcción que están vigentes”.

Afirmó que en el caso del trabajador Marco Avelino que falleció el pasado sábado al caerse dos días antes desde una escalera por tocar un cable de alta tensión “murió por falta de tener el cinto y los elementos de seguridad necesarios para desarrollar la tarea, siendo contratado para realizar trabajos para una empresa como es ANTEL. Entonces nosotros nos planteamos que así como pasó este caso con ANTEL, lo mismo ocurre con todas las licitaciones públicas, nos pasa con las del Hospital, con las de la ANEP, entre otras, y entonces nos preguntamos ¿por qué el Estado contrata empresas que no cumplen con las normas de seguridad, habiendo empresas que sí cumplen con todo? ¿Por qué contrata empresas que no respetan los convenios que están vigentes en la construcción?”.

Rodríguez informó que ya enviaron más de 8 mil firmas desde Salto con la finalidad de lograr aprobar la ley de responsabilidad penal en el parlamento nacional. “En estos días estaremos trabajando con más difusión para que la gente colabore con su firma, porque el día de mañana todos pueden tener un familiar trabajando en la industria de la construcción y queremos una actividad laboral que sea segura, con condiciones óptimas de trabajo”.

El paro de ayer fue de 9 a 13 horas, y la concentración tuvo lugar en el cruce de las calles Uruguay y Larrañaga, pero a partir de las primeras horas de la tarde, los trabajadores volvieron a sus respectivos lugares de trabajo.

CLAUSURA

DE LA OBRA

Asimismo, el representante local del SUNCA, Nelson Rodríguez aseguró que “se comprobó que el Ministerio de Trabajo clausuró la obra en la que trabajaba Avelino, por falta de implementos de seguridad. Estamos hablando de una cosa seria, porque si el Estado contrata obra pública y no verifica que esas empresas respeten los convenios vigentes en los temas relacionados a la  seguridad, es una lucha eterna que tendremos en el sindicato para que reconozcan a las empresas que cumplen con todos los convenios vigentes y además respetan los sueldos. Acá en Salto hay varias empresas que cumplen con todo y que sí respetan los convenios vigentes”.

Rodríguez indicó que la mayoría de las empresas de la construcción en Salto “cumplen con los convenios vigentes porque nuestra organización sindical se ha sentado a negociar con ellos y ha logrado que se respete toda la normativa, tanto la de la seguridad, como en los temas salariales. Pero resulta que ahora ANTEL contrata una empresa de Montevideo y se registra el primer muerto en la industria de la construcción desde que estamos nosotros en el sindicato, desde hace aproximadamente unos 6 años”.

En ese sentido, el dirigente sindical dijo que mientras el SUNCA en Salto ha venido “trabajando mucho” en este aspecto con los empresarios locales, con la finalidad de lograr “la concientización de éstos para que se cumplan todas las normas, una vez que lo logramos, viene a pasar esta tragedia con una empresa de Montevideo. Y como nosotros estamos en la línea de negociar siempre para que se respete la vida primero, lamentamos lo que pasó porque no nos habia pasado antes de tener un compañero de la construcción que haya fallecido por accidente de trabajo”.

Aseguró por su lado que “por más ley sindical que salga, lo que hace respetar la vida o los aportes correspondientes de los trabajadores, es el trabajo de la organización sindical. Porque ahí está el caso de las normas que obligan a hacer los aportes patronales y hay empresas que no la cumplen”.

Nelson Rodríguez manifestó que “cuando un trabajador fallece, como el caso de Marco Avelino esto genera que los trabajadores se preocupen. Porque antes, había compañeros que no les interesaba cuando uno les hablaba sobre el tema de la seguridad laboral y de las demás condiciones de trabajo, pero ahora se dieron cuenta que no es tan así”.