El nuevo presidente de ADEOMS pide a la administración tener “madurez política y cierto grado de responsabilidad”

Mientras voces del gobierno departamental anuncian estar trabajando para cumplir con el plan de gobierno y “por todo lo que falta”, desde el sindicato de trabajadores, ADEOMS, donde acaba de asumir una nueva comisión directiva encabezada por la línea más radical del gremio, que lidera Juan Carlos Gómez de la Lista 1966, le piden “madurez política y responsabilidad al gobierno”, para “sentarse en una mesa de diálogo” y buscar soluciones conjuntas “al problema financiero” que aducen que tiene la comuna.
Consultado por EL PUEBLO, el nuevo presidente de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto, Juan Carlos Gómez, manifestó que la administración tiene “un déficit de 800 millones de pesos y eso compromete a futuro la situación de la Intendencia, pero sobre todo de los compañeros trabajadores”.
El sindicalista que resultó electo con más del 65 por ciento de los votos el pasado 24 de octubre (unos 670 en menos de 1.100 votantes) cuando se celebraron elecciones oficiales en el gremio, dijo que “actualmente no han cobrado su salario los funcionarios que trabajan en las Alcaldías y en varios sectores más y esa es una situación que nos sigue preocupando. Además sigue cortada la línea de crédito para los trabajadores ante el Banco República y se pagan con atrasos las pensiones alimenticias que le son retenidas a los funcionarios mucho tiempo antes”, vociferó el gremialista.
Más allá de esto, “Cholín”, apodo por el cual es conocido el nuevo presidente de ADEOMS, aspira a que haya “diálogo” por parte de la administración que según dijo, por ahora le “contestará por escrito”.
LÍNEA CORTADA
Gómez dijo que cuando asumió “lo primero” que hicimos fue comunicarnos con la Secretaria General de la Intendencia de Salto, Cecilia Eguiluz, y después con la Directora de Recursos Humanos, Verónica Ocampo, para tener una reunión con la actual administración y sentarnos a dialogar. “Pero me dijeron que me iban a contestar por escrito y vamos a esperar un par de días, y después veremos con el sindicato cómo seguimos”, dijo.
Enseguida, comenzó a reseñar las dificultades por la que atraviesan los trabajadores municipales en este momento. “La línea de crédito con el Banco República sigue cortada, los funcionarios no pueden acudir al banco porque no les dan préstamos. Producto de que si bien se hacían las retenciones, no se habrían pagado las cuotas correspondientes al Banco por parte de la Intendencia. Pero es casi el mismo problema que tenemos con las pensiones alimenticias, les retienen a los funcionarios pero no las pagan en tiempo y forma, lo hacen mucho después y eso genera un perjuicio”.
“Pienso que la administración como patronal tiene que buscar una solución a este problema, nosotros estamos dispuestos a dialogar y a buscar en conjunto una salida a todo esto porque en definitiva se perjudica a los trabajadores, esperemos que la administración demuestre madurez política y cierto grado de responsabilidad para ver cuál puede ser una posible solución a futuro con esta situación. Veremos si está en la agenda de esta administración sentarse a discutir con los trabajadores y buscar una solución o si piensan seguir en este tire y afloje que se está dando con nosotros”, señaló el sindicalista Juan Carlos Gómez.
Expresó que el problema “económico que tiene la Intendencia es serio, ya trasciende si nos pagan en fecha o no, sino que vemos pocas posibilidades que el problema económico se solucione a futuro. Nosotros vemos que se hace bastante difícil poder regularizar las situaciones, hay casi 800 millones de pesos de déficit y eso compromete seriamente la situación económica de la administración”.
Gómez subrayó que si bien no se avizoran al corto plazo movilizaciones de ninguna índole, dijo que “nosotros estamos en una asamblea con cuarto intermedio, y la misma sigue firme con el tema de las movilizaciones y las medidas. Y nosotros estamos evaluando levantar el cuarto intermedio y hacer una nueva asamblea para ver cómo encarar esta situación que se ha vuelto a repetir. Pero estamos apostando al diálogo y queremos que la administración tenga la voluntad política de sentarse a dialogar con los trabajadores y solucionar este tema”.

Mientras voces del gobierno departamental anuncian estar trabajando para cumplir con el plan de gobierno y “por todo lo que falta”, desde el sindicato de trabajadores, ADEOMS, donde acaba de asumir una nueva comisión directiva encabezada por la línea más radical del gremio, que lidera Juan Carlos Gómez de la Lista 1966, le piden “madurez política y responsabilidad al gobierno”, para “sentarse en una mesa de diálogo” y buscar soluciones conjuntas “al problema financiero” que aducen que tiene la comuna.

Consultado por EL PUEBLO, el nuevo presidente de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto, Juan Carlos Gómez, manifestó que la administración tiene “un déficit de 800 millones de pesos y eso compromete a futuro la situación de la Intendencia, pero sobre todo de los compañeros trabajadores”.

El sindicalista que resultó electo con más del 65 por ciento de los votos el pasado 24 de octubre (unos 670 en menos de 1.100 votantes) cuando se celebraron elecciones oficiales en el gremio, dijo que “actualmente no han cobrado su salario los funcionarios que trabajan en las Alcaldías y en varios sectores más y esa es una situación que nos sigue preocupando. Además sigue cortada la línea de crédito para los trabajadores ante el Banco República y se pagan con atrasos las pensiones alimenticias que le son retenidas a los funcionarios mucho tiempo antes”, vociferó el gremialista.

Más allá de esto, “Cholín”, apodo por el cual es conocido el nuevo presidente de ADEOMS, aspira a que haya “diálogo” por parte de la administración que según dijo, por ahora le “contestará por escrito”.

LÍNEA CORTADA

Gómez dijo que cuando asumió “lo primero” que hicimos fue comunicarnos con la Secretaria General de la Intendencia de Salto, Cecilia Eguiluz, y después con la Directora de Recursos Humanos, Verónica Ocampo, para tener una reunión con la actual administración y sentarnos a dialogar. “Pero me dijeron que me iban a contestar por escrito y vamos a esperar un par de días, y después veremos con el sindicato cómo seguimos”, dijo.

Enseguida, comenzó a reseñar las dificultades por la que atraviesan los trabajadores municipales en este momento. “La línea de crédito con el Banco República sigue cortada, los funcionarios no pueden acudir al banco porque no les dan préstamos. Producto de que si bien se hacían las retenciones, no se habrían pagado las cuotas correspondientes al Banco por parte de la Intendencia. Pero es casi el mismo problema que tenemos con las pensiones alimenticias, les retienen a los funcionarios pero no las pagan en tiempo y forma, lo hacen mucho después y eso genera un perjuicio”.

“Pienso que la administración como patronal tiene que buscar una solución a este problema, nosotros estamos dispuestos a dialogar y a buscar en conjunto una salida a todo esto porque en definitiva se perjudica a los trabajadores, esperemos que la administración demuestre madurez política y cierto grado de responsabilidad para ver cuál puede ser una posible solución a futuro con esta situación. Veremos si está en la agenda de esta administración sentarse a discutir con los trabajadores y buscar una solución o si piensan seguir en este tire y afloje que se está dando con nosotros”, señaló el sindicalista Juan Carlos Gómez.

Expresó que el problema “económico que tiene la Intendencia es serio, ya trasciende si nos pagan en fecha o no, sino que vemos pocas posibilidades que el problema económico se solucione a futuro. Nosotros vemos que se hace bastante difícil poder regularizar las situaciones, hay casi 800 millones de pesos de déficit y eso compromete seriamente la situación económica de la administración”.

Gómez subrayó que si bien no se avizoran al corto plazo movilizaciones de ninguna índole, dijo que “nosotros estamos en una asamblea con cuarto intermedio, y la misma sigue firme con el tema de las movilizaciones y las medidas. Y nosotros estamos evaluando levantar el cuarto intermedio y hacer una nueva asamblea para ver cómo encarar esta situación que se ha vuelto a repetir. Pero estamos apostando al diálogo y queremos que la administración tenga la voluntad política de sentarse a dialogar con los trabajadores y solucionar este tema”.