El profesor Mario Dotta Ostria echó por tierra mitos que se enseñan en las aulas y alentó a investigar la historia reciente

La figura de José Artigas, continúa siendo centro de polémica, debate e investigación entre los historiadores. A casi un mes para conmemorarse el 166 aniversario de su fallecimiento, los uruguayos lo veneramos como el héroe nacional mientras continúan presentes tanto la influencia de su legado como las discusiones de su vida y su muerte.
El destacado profesor e investigador Mario Dotta Ostria, dialogó con EL PUEBLO momentos previos a su disertación sobre “el artiguismo, la independencia nacional y la actualidad regional”, el pasado jueves en el CeRP litoral norte y habló no solo del artiguismo y la independencia para echar por tierra ciertos elementos míticos de nuestra historia que han venido a llenar el vox populi en las aulas uruguayas, sino que también hizo hincapié en la necesidad de investigar y hablar sobre la historia reciente de nuestro país para no perder ciertos “hilos fundamentales”.
LOS ORIENTALES TUVIERON LA MAYOR PRAXIS POLÍTICA DEL RÍO DE LA PLATA
Dotta comenzó refiriéndose a la actual división entre los docentes de historia que afirman que Artigas no quería la independencia uruguaya sino la unión de las provincias del Río de la Plata frente a quienes tienen una opinión diferente. “Bueno, yo creo que eso es así en parte, porque muchas veces hacemos cosas en una determinada dirección y las circunstancias humanas o históricas las direccionan hacia otro lado, y dan otro resultado pero lo que se hizo contribuyó a ese resultado. Artigas siempre le habló a Buenos Aires desde la independencia provincial en todas las instancias y contribuyó a la identidad del pueblo oriental. A partir del éxodo, desde el año 11, 12, 13, 14 y todos los siguientes, con todos los hechos que se suceden se nota claramente que la provincia Oriental fue la que hizo la mayor praxis política que todas las demás provincias del Río de la Plata. Durante todos esos años, los orientales ya se mostraban como los más politizados y cuando llegó la independencia con la Convención Preliminar de Paz, ya estaban más preparados para un gobierno”, señaló el investigador en claro rechazo a la idea de que nuestra independencia nos la dieron los ingleses. “Esa es otra de las grandes falacias, porque sino ¿para qué Lavalleja hizo lo que hizo, porqué se dio todo el sacrificio de los orientales, estaban pintados? No, claro que no”, dijo con firmeza.
“UNA PAPA CALIENTE”
Para Dotta está muy claro que en el momento en que se da la lucha de los Unitarios contra los Federales en Argentina, incluir a la Banda Oriental como provincia “era como tener una papa caliente en las manos, era la provincia rebelde y siempre lo fue”, señaló el docente. “El imperio de Brasil era como una especie de sándwich porque en el medio estaba Río de Janeiro, pero el resto eran campos republicanos, Pernambuco, Río Grande del Sur y tener a la Cisplatina en su imperio era también un peligro tremendo. Yo creo que todas esas cosas no se han estudiado con la profundidad que se merece”, agregó.
ARTIGAS FUE AL PARAGUAY A CONTINUAR SU LUCHA
Sobre el retiro de Artigas al Paraguay el historiador sostuvo que “no hay documentación sobre eso, pero indudablemente se daba una coyuntura muy particular en Paraguay donde se fusilan a más de 300 paraguayos patricios amigos de Artigas y era como si Artigas estuviera sabiendo que se planificaba un levantamiento en contra de José Gaspar Rodríguez de Francia y es posible que Artigas fuera al Paraguay a buscar refuerzos. Yo creo que Artigas fue a continuar con su estrategia militar. Cuando llega, lo fue a recibir Francia, que lo internó en San Pedro de Curuguaty porque era la frontera contra el imperio de Brasil y como el emperador de Brasil avanzaba cada vez más sobre Paraguay, él lo puso ahí a Artigas como para decir ¡si ustedes avanzan yo lo suelto a Artigas! El temor que generaba la figura de Artigas y como lo seguían las masas era muy evidente, además hay una cosa muy particular y eran las canciones que se cantaban en Asunción, que eran todas artiguistas, de exaltación a su figura”.
LA ENEMISTAD ENTRE ARTIGAS Y RIVERA
Respecto a los polémicos documentos que dan cuenta que Rivera quería ver muerto a Artigas, el historiador manifestó que esa documentación existe, “yo la transcribí en 2011 con el bicentenario del levantamiento de la Banda Oriental en mi libro denominado Oligarquías militares y mazones, la guerra contra el Paraguay y la consolidación de las asimetrías regionales. Ahí, yo transcribo entera esa carta que está en el archivo nacional provincial de Corrientes y está firmada por Rivera. La enemistad entre ambos está probada cuando Artigas hace el reglamento de tierras en el año 15 y Rivera forma una junta de hacendados que estaban saboteando el reglamento y la entrega de tierras. A mi no me importa si contando todo eso se destruye la imagen de un héroe de un partido político, porque así fue la realidad”, comentó. “Para mí, Artigas fue quien transmitió la clarinada democrática y constitucionalista de la revolución norteamericana, que define la división de poderes que plantea Artigas”.
FERNÁNDEZ HUIDOBRO, MUJICA Y SENDIC “IBAN A TOMAR WHISKY” AL BATALLÓN FLORIDA
Viniendo un poquito más a la historia reciente, Dotta dijo que es positivo investigarla y escribir sobre ella mientras están vivos los actores que la hicieron “porque si no se pierden hilos fundamentales”, a pesar de quienes dicen que es mejor dejar pasar un tiempo.
Sobre la historia de los dos demonios, dijo que “hay antecedentes que no la hacen clara”, pero “sí hay algo muy claro, que esos dos demonios pactaron en plena dictadura en el cuartel del batallón Florida, que ahora está demolido y hay un núcleo de viviendas, donde iban a tomar whisky Fernández Huidobro, Mujica, Sendic y otros más, mientras había gente que la estaban torturando en los cuarteles. También es una muestra muy clara la última etapa de este ministro de Defensa Nacional en esa adhesión que tuvo a los militares, por eso en último termino no me queda clara la historia de los dos demonios, porque hubo dirigentes del MLN que estaban vinculados y tenían contacto con los dictadores”, sostuvo el investigador e historiador Dotta.
PERFIL DEL PROFESOR E INVESTIGADOR MARIO DOTTA OSTRIA
Es Licenciado en Ciencias Históricas, especialidad en Historia Contemporánea en la Universidad Mayor de la República. Magister en Ciencias Humanas, Universidad Mayor de la República, especialidad en Estudios Migratorios. Se desempeñó como profesor responsable de la Cátedra de Historia Contemporánea en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Universidad Mayor de la República, y de Historia Contemporánea de la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Mayor de la República.
LIBROS PUBLICADOS
El Uruguay Ganadero – 2o. Premio del Concurso de la Asociación Rural, Ed. Banda Oriental, Montevideo, 1972. Controvertidos orígenes del Sionismo contemporáneo – Universidad de la República, Montevideo, 1990. El Artiguismo y la Revolución Francesa – Fundación de Cultura Universitaria, Montevideo, 1991. La República española y las Izquierdas Uruguayas – Universidad de la República, Montevideo, 1993. Los Decretos de Ventoso y el Reglamento Artiguista de 1815 – Universidad de la República, Montevideo, 1993. Las corrientes democráticas y el Artiguismo – Revista Garibaldi No. 10, Montevideo, 1994. Giuseppe Mazzini, pensador republicano y demócrata – Revista Garibaldi No. 11, Montevideo, 1995. De Octubre a Kosovo, Fin de una Utopía – Ed. Fin de Siglo, Montevideo, 1998. Inmigrantes, curas y masones – Ediciones de la Plaza, Montevideo, 2004. Caudillos, doctores y masones – Ediciones de la Plaza, Montevideo, 2006. El artiguismo y las vertientes universales – Ediciones de la Plaza, Montevideo, 2008. Oligarquías, militares y masones – Ediciones de la Plaza, 2011.