El Programa de Vivienda Sindical proyecta inaugurar para este año 2020, unas 1300 viviendas

Luego de cerrar el año 2019 con la entrega de 575 viviendas, los trabajadores sindicalizados se plantean los nuevos objetivos para el año entrante.

El Programa de Vivienda Sindical culminó con éxitos los objetivos planteados para el transcurso del año 2019 y planteó las nuevas metas a desafiar en este 2020, como por ejemplo inaugurar un mínimo de 1.300 viviendas en el correr del año.
Luego de casi seis años de trabajo, con varias trancas burocráticas, el Programa de Vivienda Sindical se ha convertido en una de las maneras más eficientes y confiables para que los trabajadores puedan acceder a su casa propia.En el marco de esa proyección para el año 2020, la Cooperativa Coviaute, ubicada en el Cerro, desarrolla su etapa final de construcción esperando tener sus viviendas prontas en el mes de diciembre del año corriente.
Coviaute está ubicada en Cerro Norte y fue creada en el año 2015, viviendo un largo proceso hasta llegar al día de hoy.  vivienda
Alicia Kasapian, integrante de la cooperativa y futura propietaria, contó que «entramos al terreno en enero del 2015, empezamos con las habilitaciones del terreno y en marzo de 2016 más o menos empezamos con todo lo que era el desmonte del terreno.
Sobre octubre de 2016 empezamos con las plateas y a levantar todo lo que era la cimentación; en 2017 tuvimos un inconveniente con la cooperativa por un problema del padrón social y reactivamos en agosto de 2017 ya con la panelería, las casas y hasta ahora no hemos parado».
Además, Kasapian destacó la ambición de los cooperativistas de finalizar sus viviendas a fines de 2020, «Nuestro objetivo es en diciembre de este año, al menos en esa fecha tener las 50 casas levantadas y con la gran parte del interior ya hecho. La ambición es mudarnos ya para diciembre o enero, esperemos que así sea», señaló.
Con respecto a la ilusión de cumplir el sueño de tener su casa propia, Alicia hizo fuerte hincapié en que «Los que estamos involucrados directamente en lo que es la comitiva y la dirección estamos bastante organizados en todo y bastante entusiasmados, ansiosos y nerviosos.
Se va viendo en el terreno, lo fines de semana es cuando hay más participación de los socios, pero creo que hablando con otras cooperativas siempre se da lo mismo, pero el entusiasmo, el nerviosismo y todas las ganas están».
Por último, Kasapian destacó el excelente trabajo conjunto con el Programa de Vivienda Sindical, quienes siempre «terminan siendo nuestro respaldo ante algún problema» concluyó.
El Programa de Vivienda Sindical avanza en todo el país, con más de 500 familias ya viviendo en la casa que construyeron con sus manos, 2500 familias en obra y 3800 familias ultimando los trámites pertinentes para escriturar su préstamo.