El Programa “Ganar – Ganar” apunta a poner en valor el rol de la mujer confirmando estado de la igualdad de género

El Programa Ganar-Ganar fue presentado el 14 de marzo en la Embajada de Francia, junto a la Cámara de Comercio Francesa, la Organización de Mujeres Empresarias de Uruguay (OMEU), el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y varias empresas francesas, en Montevideo.
La Especialista Nacional del Sector Privado del Programa Ganar-Ganar, Teresa Pérez del Castillo, intervino en el evento para presentar datos sobre el emprendimiento de las mujeres en Uruguay, la igualdad profesional y económica entre hombres y mujeres y las diferentes oportunidades de articulación entre el gobierno, la sociedad civil y el sector privado. igualdad género 001
En América Latina y en el Caribe, sólo el 53% de las mujeres participa en el mercado laboral, según un informe preparado en 2018 por la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de América Latina para el Cono Sur.
Estos datos nos revelan cuánto tenemos todavía que avanzar para que las mujeres sean una parte efectiva del mercado de trabajo.
Sabiendo que más del 90% de los empleos en el mundo están en el sector privado, según un estudio realizado por la Corporación Financiera Internacional (IFC) en 2013, ONU Mujeres, la OIT y la Unión Europea (UE) han unido sus fuerzas para hacer frente a este desafío. Juntas, las tres instituciones han lanzado el Programa Ganar-Ganar: La igualdad de género es un buen negocio, que está siendo implementado entre 2018 y 2020 en seis países de América Latina y el Caribe (ALC): Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, República Dominicana y Uruguay, en alianza con los países de la UE.
El programa tiene por objetivo contribuir al empoderamiento económico de las mujeres, reconociéndolas como beneficiarias y colaadoras en el crecimiento y desarrollo, incrementando el compromiso del sector privado -empresas, emprendimientos y organizaciones de empleadoras y emprendedoras – con la igualdad de género.

OBJETIVOS PRINCIPALES
Apoyar a las mujeres en el mundo de los negocios en la UE y ALC para aumentar la cooperación y ampliar las oportunidades a través del trabajo en red, la producción de conocimientos y la promoción de las mujeres en cargos de liderazgo, así como fortalecer la igualdad de género en el sector privado. Estimular las buenas prácticas para crear un modelo sostenible para la participación del sector privado sensible al género para apoyar el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la promoción de negocios equitativos en la UE y ALC para fomentar una mayor adhesión, implementación e información acerca de los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEPs).
Aumentar las iniciativas birregionales lideradas por mujeres y la creación de empresas mediante el establecimiento de un mecanismo de financiación innovador, como modelo sostenible de financiación del sector privado para la igualdad de género y el alcance del ODS – Igualdad de género.
El objetivo general del programa es contribuir al empoderamiento económico de las mujeres, reconociéndolas como beneficiarias y socias del crecimiento y el desarrollo, aumentando el compromiso del sector privado (empresas y organizaciones de empleadores) con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y el fortalecimiento las capacidades de las empresas para implementar estos compromisos.
El proyecto contribuirá en última instancia al logro de la igualdad de género al permitir el liderazgo empresarial de las mujeres, la participación en la fuerza de trabajo, el emprendedurismo, el empoderamiento económico y, por lo tanto, su participación plena e igualitaria en la sociedad.
El programa se dirige a empresas y redes lideradas por mujeres, empresas multinacionales y partes interesadas relevantes en Europa y países seleccionados de América Latina y el Caribe, para promover vínculos comerciales e innovación entre mujeres de ambas regiones, al tiempo que apoya el diálogo interregional y el intercambio de buenas prácticas para aumentar la capacidad del sector privado de manera más amplia en la implementación de negocios con igualdad de género.