El río descendió levemente pero las autoridades siguen preocupadas por las lluvias anunciadas

El río descendió levemente pero las autoridades siguen preocupadas por las lluvias anunciadas

A 12,25 metros de altura quedó ayer el caudal de agua del río Uruguay frente al Puerto de Salto, lo que mantiene en cierta medida la situación totalmente incambiada durante el fin de semana. Aunque para las próximas horas se prevé que el nivel del río puede estancarse y esperar a lo que suceda con las intensas lluvias que fueron anunciadas para pasado mañana miércoles y el jueves próximo.

Por el momento siguen siendo 44 las personas que están fuera de sus hogares debido a las inundaciones, que en este año ya azotan a nuestra ciudad por segunda vez en pocos meses.

Los hechos se registran a pocos días de las elecciones nacionales, lo que determina que en cierta medida no haya una prioridad establecida con respecto al tema. Aunque sí preocupa a las autoridades lo que están viviendo algunas familias, que no aceptaron irse al refugio municipal, sino esperar en la puerta de su casa que el río ceda para poder arreglar el lugar y volver a meterse.

La situación por el momento permanece incambiada y tanto en la zona portuaria, como en las inmediaciones del CeRP, por la calle Florencio Sánchez entre Cervantes y Andrés Latorre, pueden verse las carpas con familias enteras que están asentadas en el lugar esperando el momento para volver a la normalidad.

En tanto, varias zonas de la ciudad se han visto afectadas por la crecida del río Uruguay, al punto que una peregrinación que estaba prevista hacia la zona de Corralitos por parte de la comunidad salesiana, tuvo que ser suspendida porque la creciente interrumpió varios pasos que no permiten a los creyentes, poder llegar a destino.

Asimismo, según informó el coordinador del Comité Departamental de Emergencias, Sergio Acuña, a EL PUEBLO el fin de semana, el nivel del río se mantendrá estable esta semana y Salto Grande informó que se prevén lluvias entre los días miércoles y jueves de esta semana, lo que genera incertidumbre por lo que pueda pasar respecto al caudal hídrico que pueda ingresar y generar un problema mayor al que ya se presenta.

Con todo, las autoridades vienen trabajando en la atención de las 44 personas, compuestas por 15 evacuados por las autoridades y refugiados en el gimnasio municipal Arnoldo Bernasconi y otros 29 que son autoevacuados y que son los que se encuentran en la puerta de sus casas. En la presente jornada, los damnificados recibirán la visita de los representantes del Comité que evaluarán su situación, como en cada jornada.

12,25 metros de altura quedó ayer el caudal de agua del río Uruguay frente al Puerto de Salto, lo que mantiene en cierta medida la situación totalmente incambiada durante el fin de semana. Aunque para las próximas horas se prevé que el nivel del río puede estancarse y esperar a lo que suceda con las intensas lluvias que fueron anunciadas para pasado mañana miércoles y el jueves próximo.
Por el momento siguen siendo 44 las personas que están fuera de sus hogares debido a las inundaciones, que en este año ya azotan a nuestra ciudad por segunda vez en pocos meses.
Los hechos se registran a pocos días de las elecciones nacionales, lo que determina que en cierta medida no haya una prioridad establecida con respecto al tema. Aunque sí preocupa a las autoridades lo que están viviendo algunas familias, que no aceptaron irse al refugio municipal, sino esperar en la puerta de su casa que el río ceda para poder arreglar el lugar y volver a meterse.
La situación por el momento permanece incambiada y tanto en la zona portuaria, como en las inmediaciones del CeRP, por la calle Florencio Sánchez entre Cervantes y Andrés Latorre, pueden verse las carpas con familias enteras que están asentadas en el lugar esperando el momento para volver a la normalidad.
En tanto, varias zonas de la ciudad se han visto afectadas por la crecida del río Uruguay, al punto que una peregrinación que estaba prevista hacia la zona de Corralitos por parte de la comunidad salesiana, tuvo que ser suspendida porque la creciente interrumpió varios pasos que no permiten a los creyentes, poder llegar a destino.
Asimismo, según informó el coordinador del Comité Departamental de Emergencias, Sergio Acuña, a EL PUEBLO el fin de semana, el nivel del río se mantendrá estable esta semana y Salto Grande informó que se prevén lluvias entre los días miércoles y jueves de esta semana, lo que genera incertidumbre por lo que pueda pasar respecto al caudal hídrico que pueda ingresar y generar un problema mayor al que ya se presenta.
Con todo, las autoridades vienen trabajando en la atención de las 44 personas, compuestas por 15 evacuados por las autoridades y refugiados en el gimnasio municipal Arnoldo Bernasconi y otros 29 que son autoevacuados y que son los que se encuentran en la puerta de sus casas. En la presente jornada, los damnificados recibirán la visita de los representantes del Comité que evaluarán su situación, como en cada jornada.