El Sindicato Único de Policías adhiere a la marcha del 18 de setiembre por las limitaciones que tienen para actuar

Severos cuestionamientos y críticas al procedimiento judicial que llevó adelante el juez penal de 4º Turno de Salto, el Dr. Hugo Rundie Mintegui, por el cual dos policías terminaron procesados con prisión, fueron proferidos por la Filial Salto del Sindicato Único de Policías de Salto (SUPU) en las últimas horas, ante la realización de una marcha que se cumplirá esta tarde en apoyo a la tarea policial y para la cual los funcionarios convocan a participar.
“Como triste desenlace de estos hechos se puede apreciar que los autores de la agresión a los funcionarios policiales, y de los daños materiales tanto a un vehículo de una empresa de transporte como del patrullero, salieron por la puerta principal, mientras los policías derivados a la cárcel, en un proceso de extraña velocidad, donde el lesionado presentaba heridas superficiales, faltando pericias y el discernimiento de supuestos elementos probatorios. Claramente estamos ante un grave problema de acceso a la justicia de dos trabajadores. No se entiende la prisa con la que se actuó”, dice el comunicado que publicamos más abajo, que fue remitido a EL PUEBLO por el representante de esa gremial Cristian López.
Comunicado del Sindicato Único de Policías del Uruguay (SUPU) Filial Salto
Ante los hechos de público conocimiento, que culminan con el procesamiento con prisión de dos trabajadores policiales, y luego de un compás prudencial de tiempo para el análisis de los hechos SUPU-Salto. Declara:
Que estos hechos no son aislados sino que se encuentran enmarcados en un contexto muy difícil al cual tienen que hacer frente los policías durante el desempeño de su jornada laboral en tareas de patrullaje, en la prevención y represión del delito, con su cometido de salvaguardar los derechos e integridad de los ciudadanos, recibiendo muchas veces agresiones por parte de individuos que tienen como premisa de vida el desprecio a las normas de convivencia pacífica y el rechazo a toda autoridad, los cuales se esconden bajo la figura de víctimas, cuando en realidad son victimarios, no solo de estos trabajadores policiales, sino de todos aquellos que se esfuerzan diariamente con su trabajo y sacrificio para obtener el sustento dignamente, hechos que lamentablemente a diario informan los medios de prensa.
Que nos queda una sensación no solo como trabajadores policiales, sino como ciudadanos de soledad y desprotección, quedando atrapados entre el desempeño del trabajo, en situaciones de alto estrés como un apedreo, un tiroteo, una persecución o cualquier otra que debe resolverse en el momento, y la interpretación a posterior de aquellos que deben administrar la justicia. Paradójicamente aquellos clientes asiduos de la justicia penal se sienten fortalecidos y protegidos en sus derechos, mientras entre los que deberíamos sentirnos amparados se respira la orfandad y hasta temor de perder nuestra libertad y trabajo por encontrarnos con ellos y hacer nuestra tarea dentro del marco normativo y con las herramientas proporcionadas para tal fin. Como triste desenlace de estos hechos se puede apreciar que los autores de la agresión a los funcionarios policiales, y de los daños materiales tanto a un vehículo de una empresa de transporte como del patrullero, salieron por la puerta principal, mientras los policías derivados a la cárcel, en un proceso de extraña velocidad, donde el lesionado presentaba heridas superficiales, faltando pericias y el discernimiento de supuestos elementos probatorios. Claramente estamos ante un grave problema de acceso a la justicia de dos trabajadores. No se entiende la prisa con la que se actuó.
Que es necesario, construir y fortalecer esta herramienta que es la organización sindical de los trabajadores policiales, como instrumento apropiado de protección de nuestros derechos, ante un escenario cada vez más complejo y que requerirá de los mayores esfuerzos humanos y económicos, que solamente la unidad nos permitirá enfrentar.
Manifestamos nuestro compromiso con la seguridad pública y la certeza de que estos hechos no debilitarán la moral de quienes protegen la sociedad. Asimismo la gratitud a las continuas muestras de solidaridad hacia los policías damnificados y sus familias.
Invitamos a participar en la manifestación convocada para el día 18 de setiembre a la hora 16, en su carácter de apoyo y muestra de respaldo surgida de la sociedad civil; dentro de las limitaciones de la Ley Orgánica Policial, manifestación pacífica, sin prendas del uniforme, ni armamento.