El temporal dejó árboles caídos y cortó líneas de energía eléctrica, pero no dejó lesionados

El temporal dejó árboles caídos y cortó líneas de energía eléctrica, pero no dejó lesionados
El temporal de viento y lluvia que azotó a nuestro departamento en las primeras horas de la víspera, dejó un sinnúmero de árboles caídos, cortó varias líneas de energía eléctrica -dejando barrios enteros a oscuras-, cortó también la conexión del sistema de televisión por cable en muchos hogares, pero afortunadamente no dejó lesionados.
Bomberos recibió muchísimas llamadas, según confirmaron a EL PUEBLO, pero sólo realizó cuatro intervenciones.
De acuerdo al protocolo, la dotación de Bomberos está obligada a intervenir exclusivamente en los casos donde existe riesgo para las personas o para las propias casas, o sea cuando un árbol caído hace estrago en las viviendas. “Evaluamos todas las llamadas y decidimos que solamente en cuatro de los casos había cierto riesgo para las fincas, por lo que concurrimos a socorrer a las personas damnificadas. Afortunadamente, no hubo ningún caso importante, ni nos encontramos con ninguna persona lesionada”, reveló un bombero a este medio. “Nosotros nos hacemos cargo de las emergencias, no de las urgencias. En estos últimos casos, derivamos el reclamo a la Intendencia”, acotó la fuente, explicando qué pasa con las denuncias que no son atendidas por Bomberos.
Las cuatro intervenciones de Bomberos fueron para remover partes de árboles que cayeron sobre algunas viviendas, provocando daños leves.
Fuentes policiales confirmaron a EL PUEBLO que no se registraron denuncias de personas lesionadas.
CORTE DE
ENERGÍA ELÉCTRICA
En muchos hogares, el temporal fue sinónimo de corte de energía eléctrica. Muchos barrios sufrieron este problema, que en algunos casos recién pudo ser solucionado durante la tarde, cuando cesó la lluvia y las cuadrillas de UTE salieron a recorrer la ciudad para restablecer las conexiones que se habían roto.
Algo similar sucedió con las diferentes empresas de televisión por cable, que recibieron muchísimas quejas por cortes en el servicio, y también tuvieron que mandar a sus técnicos a la calle a solucionar los inconvenientes que ocasionó el fuerte viento que hubo en la madrugada.
VIENTOS DE MÁS
DE 80 KM/H
En el peor momento de la tormenta se registraron ráfagas de viento con una velocidad superior a los 80 kilómetros por hora. El agua caída, por su parte, llegó a los 16 milímetros.
El temporal había sido pronosticado por el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), quien emitió una alerta amarilla a nivel nacional por “tormentas intensas”, que ocurrirían desde las 18 horas del martes hasta las 12 del mediodía del miércoles. Se esperaban “lluvias abundantes, intensa actividad eléctrica, rachas de viento fuerte y probables granizadas”.
Estos fenómenos meteorológicos se fundamentaban en la “alta inestabilidad atmosférica” existente en la región y la probabilidad de que acontecieran era del  75%, según indicó Inumet. La alerta abarcó a seis departamentos: Salto, Artigas, Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres.
El temporal de viento y lluvia que azotó a nuestro departamento en las primeras horas de la víspera, dejó un sinnúmero de árboles caídos, cortó varias líneas de energía eléctrica -dejando barrios enteros a oscuras-, cortó también la conexión del sistema de televisión por cable en muchos hogares, pero afortunadamente no dejó lesionados.
Bomberos recibió muchísimas llamadas, según confirmaron a EL PUEBLO, pero sólo realizó cuatro intervenciones.
De acuerdo al protocolo, la dotación de Bomberos está obligada a intervenir exclusivamente en los casos donde existe riesgo para las personas o para las propias casas, o sea cuando un árbol caído hace estrago en las viviendas. “Evaluamos todas las llamadas y decidimos que solamente en cuatro de los casos había cierto riesgo para las fincas, por lo que concurrimos a socorrer a las personas damnificadas. Afortunadamente, no hubo ningún caso importante, ni nos encontramos con ninguna persona lesionada”, reveló un bombero a este medio. “Nosotros nos hacemos cargo de las emergencias, no de las urgencias. En estos últimos casos, derivamos el reclamo a la Intendencia”, acotó la fuente, explicando qué pasa con las denuncias que no son atendidas por Bomberos.
Las cuatro intervenciones de Bomberos fueron para remover partes de árboles que cayeron sobre algunas viviendas, provocando daños leves.
Fuentes policiales confirmaron a EL PUEBLO que no se registraron denuncias de personas lesionadas.
CORTE DE ENERGÍA ELÉCTRICA
En muchos hogares, el temporal fue sinónimo de corte de energía eléctrica. Muchos barrios sufrieron este problema, que en algunos casos recién pudo ser solucionado durante la tarde, cuando cesó la lluvia y las cuadrillas de UTE salieron a recorrer la ciudad para restablecer las conexiones que se habían roto.
Algo similar sucedió con las diferentes empresas de televisión por cable, que recibieron muchísimas quejas por cortes en el servicio, y también tuvieron que mandar a sus técnicos a la calle a solucionar los inconvenientes que ocasionó el fuerte viento que hubo en la madrugada.
VIENTOS DE MÁS DE 80 KM/H
En el peor momento de la tormenta se registraron ráfagas de viento con una velocidad superior a los 80 kilómetros por hora. El agua caída, por su parte, llegó a los 16 milímetros.
El temporal había sido pronosticado por el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), quien emitió una alerta amarilla a nivel nacional por “tormentas intensas”, que ocurrirían desde las 18 horas del martes hasta las 12 del mediodía del miércoles. Se esperaban “lluvias abundantes, intensa actividad eléctrica, rachas de viento fuerte y probables granizadas”.
Estos fenómenos meteorológicos se fundamentaban en la “alta inestabilidad atmosférica” existente en la región y la probabilidad de que acontecieran era del  75%, según indicó Inumet. La alerta abarcó a seis departamentos: Salto, Artigas, Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres.