El Tribunal de Apelaciones rechazó la nulidad, revocó la sentencia de primera instancia y absolvió a Lima

El Tribunal de Apelaciones rechazó la nulidad, revocó  la sentencia de primera instancia y absolvió a Lima

Por Wenceslao Landarín

El Tribunal de Apelaciones que tuvo a su cargo el pronunciamiento en segunda instancia, de la acusación por supuesta difamación del intendente Departamental Andrés Lima Proserpio (A.L.P.) a la edila Dayana Añasco, a quien involucró en una adulteración de boletas de gastos de la Junta Departamental, revocó la sentencia de primera instancia del Juez Letrado de Cuarto Turno, Dr. Hugo Rundie que había condenado a Lima a ocho meses de prisión, en suspenso por hallarlo “penalmente responsable” del delito del que se lo acusaba.
En la ocasión el Dr. Rundie estuvo asistido por la Dra. María Auxiliadora Cosse. Fiscal Letrado Departamental.
Esto movió a que la defensa del Dr. Lima apelara la condena de primera instancia, pidiendo la anulación de la misma y la absolución del intendente. En la primera audiencia para escuchar a las partes, el Dr. Lima estuvo defendido por el Dr. Juan E. Fagúndez y la edila Añasco por el Dr. José Luis Camejo; la Fiscal Letrado Nacional en lo Penal de Cuarto Turno, Dra. Mariela Luzi, que asistió en la alzada, pidió que se mantuviera la sentencia inicial, vale decir, la condena de Lima a ocho meses de prisión.
Finalmente ayer se expidió en Montevideo el Tribunal de Apelaciones en lo Penal que tuvo a su cargo el caso. En la parte sustancial de los fundamentos de su sentencia expresa: “en efecto, del análisis individual y conjunto de todos los extremos fácticos y la normativa correspondiente al caso por ofensas, resulta que el denunciado (Dr. Andrés Lima Proserpio) no puede ser responsabilizado por informar de una denuncia penal en la que se refiere al denunciante, ya que la misma se hizo legalmente, sin abusar de su derecho a la libre expresión de informar y sin real malicia, por lo que su absolución en esta instancia se impone.
EL FALLO DEL TRIBUNAL
Añade la sentencia que fuera leída por la Dra. Gabriela Merialdo Cobelli, ministra redactora en el caso: “Por lo expuesto en las normas citadas, y lo dispuesto en los arts. 7, 10 y 20 de la Constitución; 4o de la Ley 18.515, 245 y 247 del C.P.P., este el Tribunal,
Falla:
Rechazando el recurso de nulidad. Revocando la sentencia de primera instancia recurrida, disponiéndose en su lugar la absolución del Sr. A.L.P. (Andrés Lima Proserpio) y en su mérito declarando definitiva la libertad de la que goza el mismo en esta causa y el ceso de las cauciones impuestas…”.
Dicha sentencia lleva las firmas del Dr. Ángel Cal Shabán (ministro del Tribunal de Apelaciones); Dra. Gabriela Merialdo Cobelli (Ministro) y Dr. Luis Charles (Ministro).
EL RECURSO DE CASACIÓN
Si bien la apelación con la correspondiente sentencia en segunda instancia se considera prácticamente definitiva, aún quedaría tanto a la Fiscal Nacional, como a la parte demandante la posibilidad de recurrir a una casación.
Esta instancia remite un pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia y tiene que ver exclusivamente con la formalidad de la aplicación del Derecho, vale decir lo que la SCJ determina es si hubo algún error grosero de los jueces en la aplicación del proceso penal, no se valora nuevamente los hechos.
SEVERAS MEDIDAS DE SEGURIDAD
El pronunciamiento del Tribunal de Apelaciones se cumplió nuevamente bajo estrictas medidas de seguridad, vale decir que todos los concurrentes a la instancia fueron chequeados a su ingreso.
El Dr. Andrés Lima llegó casi al filo de la expiración del plazo estipulado para la instancia (15.15 horas), mientras que la parte acusadora (Añasco y Camejo) se hallaban hacía ya bastante rato en la sala.
A diferencia de la primera audiencia, en esta ocasión se observó un mayor número de medios de comunicación interesados en cubrir el hecho entrevistando a Lima al salir de sala.