El yacaré de 1 metro y medio fue capturado con un lazo por policías y derivado al Zoológico Municipal

Finalmente el ingenio y el coraje pudieron más, ya que los funcionarios policiales de la Seccional Quinta, lograron neutralizar a un yacaré que había ganado el pánico de los automovilistas en la ruta de acceso a la represa de Salto Grande el domingo por la noche, y con la ayuda de efectivos de la Prefectura Nacional Naval pudieron capturarlo y lo trasladaron hasta el parque zoológico municipal, donde los funcionarios municipales lo recibieron y alojaron en el lugar donde se encuentra un grupo de estos animales.
Los efectivos habían solicitado apoyo al director del Zoológico Municipal, Carlos Martínez, pero según dijeron a EL PUEBLO fuentes consultadas, el mismo les contestó que “no contaba con el personal ni los medios adecuados para darle captura al animal”, por lo cual, los funcionarios policiales actuaron solos y con la ayuda de la Prefectura, lograron capturar y encerrar al animal.
METÍA MIEDO
El animal metía miedo, ya que medía alrededor de un metro y medio y estaba en la noche del domingo sobre la ruta de acceso a la represa de Salto Grande, generando temor en todos los automovilistas que se desplazaban por el lugar.
Al ser informados del asunto, los funcionarios policiales de la Seccional Quinta en conjunto con los efectivos de la Prefectura, intentaron capturarlo pero el animal ofreció resistencia y si bien lograron ahuyentarlo para que saliera de la ruta debieron ingeniárselas para poder atraparlo.
Según informaron a EL PUEBLO se comunicaron con el director del Zoológico Municipal, el veterinario Carlos Martínez, quien dijo que no contaba con el personal ni con los medios adecuados como para poder darle captura al animal.
Por lo cual, los funcionarios policiales se las ingeniaron utilizando cuerdas con las que contaban en la caja de la camioneta en la que se desplazaban y haciendo un lazo, lograron darle captura al animal y retenerlo, colocándolo sobre la caja del móvil y decidieron trasladarlo hasta el parque zoológico municipal, coordinando las acciones previas para poder entregarlo.
Aunque los informantes, comentaron a este diario que al llegar el animal volvió a moverse con rudeza y esto complicó las cosas, aunque los funcionarios maniobraron acorde al movimiento del enorme reptil al cual lograron dominar y trasladarlo hasta el predio interno del Zoológico, donde se encuentra un grupo de estos mismos animales.
Los funcionarios policiales y los de la Prefectura Nacional Naval, que habían prestado colaboración en el procedimiento, volvieron a su tarea normal, con una anécdota para el recuerdo, ya que difícilmente se repita.
LA CRECIENTE
Según informaron a EL PUEBLO quienes trabajaron en la captura del animal, estiman que el animal habría aparecido debido a la creciente del río, situación con la cual comúnmente aparecen animales poco vistos por la zona. En este caso, el mismo habría sido arrastrado por la corriente de aguas arriba, y la estructura de la represa habría frenado su pasaje hacia el río quedando en el lago.
Se trata de un hecho peculiar, y ahora el zoológico de Salto, más allá de que no haya sido por una gestión habitual ni pretendida por sus autoridades, terminó ganando un nuevo animal para su exhibidor de yacarés debido a la creciente del río Uruguay.

Finalmente el ingenio y el coraje pudieron más, ya que los funcionarios policiales de la Seccional Quinta, lograron neutralizar a un yacaré que había ganado el pánico de los automovilistas en la ruta de acceso a la represa de Salto Grande el domingo por la noche, y con la ayuda de efectivos de la Prefectura Nacional Naval pudieron capturarlo y lo trasladaron hasta el parque zoológico municipal, donde los funcionarios municipales lo recibieron y alojaron en el lugar donde se encuentra un grupo de estos animales.

Los efectivos habían solicitado apoyo al director del Zoológico Municipal, Carlos Martínez, pero según dijeron a EL PUEBLO fuentes consultadas, el mismo les contestó que “no contaba con el personal ni los medios adecuados para darle captura al animal”, por lo cual, los funcionarios policiales actuaron solos y con la ayuda de la Prefectura, lograron capturar y encerrar al animal.

METÍA MIEDO

El animal metía miedo, ya que medía alrededor de un metro y medio y estaba en la noche del domingo sobre la ruta de acceso a la represa de Salto Grande, generando temor en todos los automovilistas que se desplazaban por el lugar.

Al ser informados del asunto, los funcionarios policiales de la Seccional Quinta en conjunto con los efectivos de la Prefectura, intentaron capturarlo pero el animal ofreció resistencia y si bien lograron ahuyentarlo para que saliera de la ruta debieron ingeniárselas para poder atraparlo.

Según informaron a EL PUEBLO se comunicaron con el director del Zoológico Municipal, el veterinario Carlos Martínez, quien dijo que no contaba con el personal ni con los medios adecuados como para poder darle captura al animal.

Por lo cual, los funcionarios policiales se las ingeniaron utilizando cuerdas con las que contaban en la caja de la camioneta en la que se desplazaban y haciendo un lazo, lograron darle captura al animal y retenerlo, colocándolo sobre la caja del móvil y decidieron trasladarlo hasta el parque zoológico municipal, coordinando las acciones previas para poder entregarlo.

Aunque los informantes, comentaron a este diario que al llegar el animal volvió a moverse con rudeza y esto complicó las cosas, aunque los funcionarios maniobraron acorde al movimiento del enorme reptil al cual lograron dominar y trasladarlo hasta el predio interno del Zoológico, donde se encuentra un grupo de estos mismos animales.

Los funcionarios policiales y los de la Prefectura Nacional Naval, que habían prestado colaboración en el procedimiento, volvieron a su tarea normal, con una anécdota para el recuerdo, ya que difícilmente se repita.

LA CRECIENTE

Según informaron a EL PUEBLO quienes trabajaron en la captura del animal, estiman que el animal habría aparecido debido a la creciente del río, situación con la cual comúnmente aparecen animales poco vistos por la zona. En este caso, el mismo habría sido arrastrado por la corriente de aguas arriba, y la estructura de la represa habría frenado su pasaje hacia el río quedando en el lago.

Se trata de un hecho peculiar, y ahora el zoológico de Salto, más allá de que no haya sido por una gestión habitual ni pretendida por sus autoridades, terminó ganando un nuevo animal para su exhibidor de yacarés debido a la creciente del río Uruguay.