En clima de fiesta la Intendencia inauguró ayer la piscina pública de Barrio Saladero y anunció que va por varias más

En clima de fiesta la Intendencia inauguró ayer la piscina  pública de Barrio Saladero y anunció que va por varias más
Una importante cantidad de público se había aglomerado en la Plaza Bartolomé Hidalgo minutos antes de que comenzara el acto.  Los vecinos del barrio Saladero y de zonas aledañas fueron llegando de a poco, así como también lo hicieron todos los integrantes del gabinete y la secretaria general de la Intendencia de Salto, Cecilia Eguiluz, que el viernes partirá hacia la capital de Estados Unidos para participar de un seminario en ese país.
Un rato más tarde, lo hizo el intendente de Salto, Germán Coutinho, quien saludó a los presentes antes de llegar hasta la puerta de la piscina, ubicada en el centro de la plaza. Allí lo esperaba la mayoría de su gabinete, autoridades policiales y militares, y los representantes del Hotel Salto, quienes contribuyeron con dinero, como parte de la responsabilidad social empresarial, para la construcción de la obra.
La misma se llevó adelante por parte de la empresa constructora salteña Peirano, que ganó una licitación pública entre cinco oferentes interesados. Pasados algunos minutos de las ocho de la noche, se llevó a cabo el acto protocolar. Un importante número de ediles y de dirigentes políticos acompañaron la instancia, traduciendo un apoyo a la misma como una de las obras emblemáticas de la actual administración del gobierno.
HABLARON TODOS
El director de Deportes de la Intendencia de Salto, el profesor Jorge Castagnaro, fue el primero en hacer uso de la palabra. Convocó a todos a participar de las actividades deportivas y ponderó al deporte “como un derecho de todas las personas a practicarlo, sin importar las diferencias de cada uno”.
Asimismo “deseó la participación de todas las personas como aprovechamiento” de la inversión que hizo la Intendencia en esta obra. Pidió a la gente que concurra a las distintas actividades que se piensan llevar a cabo en ese lugar, ya que la idea es generar la participación de todos en torno a ese centro deportivo.
Recordó cuando el intendente lo convocó a hacer políticas deportivas que importaran un cambio social importante. Y en ese sentido, bregó porque la “comunidad haga suyo esta importante obra y se empodere de la misma, entonces ahí sí veremos el cambio”, haciendo referencia al impacto social que anhelan que genere este tipo de inversiones.
Por su lado, el director de Obras de la Intendencia de Salto, el arquitecto Eduardo Minutti, evocó al hacer uso de la palabra la construcción de la piscina del barrio Artigas llevada a cabo hace un año aproximadamente. Y en ese marco, dijo que la de Saladero se trataba de la piscina número 2 de esta administración.
Dijo que se trataba de uno de los compromisos de gobierno del intendente Germán Coutinho, y que se trataba de una obra con gran impacto social.
En otro orden, Minutti se refirió al diseño arquitectónico que tiene la obra la cual dijo que identifica este tipo de obras realizadas en el actual período de gobierno, brindando detalles de la misma, diciendo entre otras cosas, que se trataba de un edificio de uso público destinado al aprendizaje y a la recreación, mejorando el entorno donde está ubicada.
Asimismo, el jerarca señaló que la obra fue financiada por la Intendencia de Salto y el Hotel Salto, que destinó recursos como marco de su compromiso con la comunidad donde está instalado, se refirió a la licitación pública que le fue adjudicada a la empresa salteña Peirano, de la que dijo que cumplió a cabalidad con los plazos establecidos y afirmó que la intendencia pudo generar trabajo por fuera de su trabajo específico.
Culminó diciendo que se trataba de una obra que generaba una mayor calidad de vida para los pobladores de ese barrio.
Por su parte, el director interino de Desarrollo Humano y Social, Francisco Regueira, hizo uso de la palabra con visible emoción al ser residente de ese barrio y según dijo, quien llevó la idea al jefe comunal por “solicitud de un grupo de jóvenes” de la zona. “Hoy es u día distinto para mí. Yo hace mucho tiempo que estoy esperando la piscina, mucho la deseábamos y no la podíamos tener. Pero llegó el día, ya que al trasladarle la inquietud que me presentó un grupo de adolescentes de la zona de la necesidad de contar con una piscina al ahora intendente Germán Coutinho, él se comprometió a que si ganaba las elecciones la construiría y aquí estamos”, señaló ante el aplauso de los presentes.
Tras su alocución vino el aplauso de los presentes, y allí los reconocimientos. De la Intendencia a los representantes del Hotel Salto, así como también a los integrantes del equipo de fútbol juvenil del Club Saladero y de esa institución al Intendente de Salto, a quien le obsequiaron una camiseta con la inscripción “Germán” en la espalda, entrega realizada por el dirigente de la institución, el comisario Jorge Álvarez.
El discurso final lo hizo el intendente de Salto, Germán Coutinho quien se congratuló por poder estar inaugurando “una obra más”. Y dijo que la piscina tenía el número 6 “porque luego de esto, vienen las número 7, 8, 9 y 10”, ante el aplauso enfervorizado de los presentes. “Esta es una gran obra y una gran inversión. Porque debe ser un gran proyecto para que la gente lo disfrute”.
Y anunció que en los próximos tiempos, tal como “se lo pidieron y antes de que su gestión termine” ese barrio tendrá “cordón cuneta”. Comenzó a reseñar algunas obras de impacto social por parte de su administración y recordó que en pocas horas se enviará a la Junta Departamental el proyecto para la construcción del Liceo Nº8, que también será en Saladero con destino a los jóvenes de todos los barrios de la zona.
Anunció la compra de nuevas unidades de ómnibus y dijo saber que “tenemos que mejorar el servicio y estamos trabajando en eso”. Sostuvo que el boleto a 6 pesos es “una apuesta social fuertísima”, porque dijo que si la Intendencia mantenía el precio anterior a 12 pesos, ganaría cerca de 3 millones 600 mil pesos más por mes. “Pero prefiero que ese dinero se vuelque en quienes más lo necesitan y que solo paguen 6 pesos”.
Luego en clima de fiesta la gente acompañó el corte de cinta y una demostración del plantel de natación del Club Remeros y del plantel departamental conformado con nadadores de distintos barrios de la ciudad.

Una importante cantidad de público se había aglomerado en la Plaza Bartolomé Hidalgo minutos antes de que comenzara el acto.  Los vecinos del barrio Saladero y de zonas aledañas fueron llegando de a poco, así como también lo hicieron todos los integrantes del gabinete y la secretaria general de la Intendencia de Salto, Cecilia Eguiluz, que el viernes partirá hacia la capital de Estados Unidos para participar de un seminario en ese país.

Un rato más tarde, lo hizo el intendente de Salto, Germán Coutinho, quien saludó a los presentes antes de llegar hasta la puerta de la piscina, ubicada en el centro de la plaza. Allí lo esperaba la mayoría de su gabinete, autoridades policiales y militares, y los representantes del Hotel Salto, quienes contribuyeron con dinero, como parte de la responsabilidad social empresarial, para la construcción de la obra.

La misma se llevó adelante por parte de la empresa constructora salteña Peirano, que ganó una licitación pública entre cinco oferentes interesados. Pasados algunos minutos de las ocho de la noche, se llevó a cabo el acto protocolar. Un importante número de ediles y de dirigentes políticos acompañaron la instancia, traduciendo un apoyo a la misma como una de las obras emblemáticas de la actual administración del gobierno.

HABLARON TODOS

El director de Deportes de la Intendencia de Salto, el profesor Jorge Castagnaro, fue el primero en hacer uso de la palabra. Convocó a todos a participar de las actividades deportivas y ponderó al deporte “como un derecho de todas las personas a practicarlo, sin importar las diferencias de cada uno”.

Asimismo “deseó la participación de todas las personas como aprovechamiento” de la inversión que hizo la Intendencia en esta obra. Pidió a la gente que concurra a las distintas actividades que se piensan llevar a cabo en ese lugar, ya que la idea es generar la participación de todos en torno a ese centro deportivo.

Recordó cuando el intendente lo convocó a hacer políticas deportivas que importaran un cambio social importante. Y en ese sentido, bregó porque la “comunidad haga suyo esta importante obra y se empodere de la misma, entonces ahí sí veremos el cambio”, haciendo referencia al impacto social que anhelan que genere este tipo de inversiones.

Por su lado, el director de Obras de la Intendencia de Salto, el arquitecto Eduardo Minutti, evocó al hacer uso de la palabra la construcción de la piscina del barrio Artigas llevada a cabo hace un año aproximadamente. Y en ese marco, dijo que la de Saladero se trataba de la piscina número 2 de esta administración.

Dijo que se trataba de uno de los compromisos de gobierno del intendente Germán Coutinho, y que se trataba de una obra con gran impacto social.

En otro orden, Minutti se refirió al diseño arquitectónico que tiene la obra la cual dijo que identifica este tipo de obras realizadas en el actual período de gobierno, brindando detalles de la misma, diciendo entre otras cosas, que se trataba de un edificio de uso público destinado al aprendizaje y a la recreación, mejorando el entorno donde está ubicada.

Asimismo, el jerarca señaló que la obra fue financiada por la Intendencia de Salto y el Hotel Salto, que destinó recursos como marco de su compromiso con la comunidad donde está instalado, se refirió a la licitación pública que le fue adjudicada a la empresa salteña Peirano, de la que dijo que cumplió a cabalidad con los plazos establecidos y afirmó que la intendencia pudo generar trabajo por fuera de su trabajo específico.

Culminó diciendo que se trataba de una obra que generaba una mayor calidad de vida para los pobladores de ese barrio.

Por su parte, el director interino de Desarrollo Humano y Social, Francisco Regueira, hizo uso de la palabra con visible emoción al ser residente de ese barrio y según dijo, quien llevó la idea al jefe comunal por “solicitud de un grupo de jóvenes” de la zona. “Hoy es u día distinto para mí. Yo hace mucho tiempo que estoy esperando la piscina, mucho la deseábamos y no la podíamos tener. Pero llegó el día, ya que al trasladarle la inquietud que me presentó un grupo de adolescentes de la zona de la necesidad de contar con una piscina al ahora intendente Germán Coutinho, él se comprometió a que si ganaba las elecciones la construiría y aquí estamos”, señaló ante el aplauso de los presentes.

Tras su alocución vino el aplauso de los presentes, y allí los reconocimientos. De la Intendencia a los representantes del Hotel Salto, así como también a los integrantes del equipo de fútbol juvenil del Club Saladero y de esa institución al Intendente de Salto, a quien le obsequiaron una camiseta con la inscripción “Germán” en la espalda, entrega realizada por el dirigente de la institución, el comisario Jorge Álvarez.

El discurso final lo hizo el intendente de Salto, Germán Coutinho quien se congratuló por poder estar inaugurando “una obra más”. Y dijo que la piscina tenía el número 6 “porque luego de esto, vienen las número 7, 8, 9 y 10”, ante el aplauso enfervorizado de los presentes. “Esta es una gran obra y una gran inversión. Porque debe ser un gran proyecto para que la gente lo disfrute”.

Y anunció que en los próximos tiempos, tal como “se lo pidieron y antes de que su gestión termine” ese barrio tendrá “cordón cuneta”. Comenzó a reseñar algunas obras de impacto social por parte de su administración y recordó que en pocas horas se enviará a la Junta Departamental el proyecto para la construcción del Liceo Nº8, que también será en Saladero con destino a los jóvenes de todos los barrios de la zona.

Anunció la compra de nuevas unidades de ómnibus y dijo saber que “tenemos que mejorar el servicio y estamos trabajando en eso”. Sostuvo que el boleto a 6 pesos es “una apuesta social fuertísima”, porque dijo que si la Intendencia mantenía el precio anterior a 12 pesos, ganaría cerca de 3 millones 600 mil pesos más por mes. “Pero prefiero que ese dinero se vuelque en quienes más lo necesitan y que solo paguen 6 pesos”.

Luego en clima de fiesta la gente acompañó el corte de cinta y una demostración del plantel de natación del Club Remeros y del plantel departamental conformado con nadadores de distintos barrios de la ciudad.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...