En el CeRP del Litoral Salto. Se divulga Proyecto «Pasado y presente del Sistema de Comercio Internacional: del Mercantilismo al Tisa»

Se trata de un proyecto marco que agrupa un conjunto de actividades y otros proyectos relacionados cuyos responsables son Ana Almeida, María del Luján Grilli y Mónica Nicoliello.
Consta de dos partes, una didáctico-pedagógica y otra de investigación académica.
El proyecto desde el punto de vista de la didáctica. Mediante dicho proyecto, se propusieron a trabajar a partir de centros de interés, temas transversales y ejes organizadores de valor pedagógico que se presentan en el aula como emergentes que provienen de la actual agenda pública ciudadana.
En los meses de septiembre y octubre se hará la evaluación y presentación de resultados del proyecto cada 15 días.
El objetivo que se plantea es el de contribuir a construir democracia en el aula e identidad ciudadana.
Mostrar los nexos interdisciplinarios y transdisciplinarios de los contenidos curriculares de los programas de la especialidad, historia y otros.
Hacer más comprensibles los procesos de transición, cambio y permanencia en el transcurso del devenir histórico.
Poner en evidencia las continuidades estructurales y coyunturales entre las diferentes fases del sistema económico regional e internacional.
Favorecer las siguientes competencias del estudiante:
Capacidad de escucha en sentido amplio.
Poner en práctica el pensamiento crítico y la elaboración conceptual propia.
Establecer vínculos con el pasado para poder reconstruir la evolución de una determinada unidad productiva, comercial, financiera, social o política.
Establecer vínculos entre el pasado y el presente para poder comprender el mundo actual.
Favorecer la iniciativa creativa y el respeto por el trabajo académico de todos.
Metodología. Desde el enfoque de la «Historia problema», partimos de una pregunta:
¿Por qué es tan débil el proceso de integración comercial intrarregional comparado con la más consolidada inserción de América Latina en el mercado internacional?
ACTIVIDADES
Se pueden clasificar en las siguientes categorías. Más adelante presentamos los resultados concretos de algunas de ellas:
Estudios de casos -Informes de coyuntura -Observación y estudio de campo – Instancias de coordinación con instituciones y referentes del tema – Presentaciones y ponencias – Producción escrita y audiovisual.
Evaluación: La evaluación se hará por medio de rúbricas, donde se valorarán competencias, procesos y resultados en distintas instancias donde se contemplará también la coevaluación y la autoevaluación, involucrando a docentes, estudiantes y otros participantes.
EL PROYECTO DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LAS DISCIPLINAS ESPECÍFICAS
El proyecto es interdisciplinario y en la medida de lo posible será trabajado desde la perspectiva de las Ciencias Sociales, la Literatura y las Ciencias Naturales, desde la bibliografía, los testimonios orales, la experiencia y la convivencia y la prensa diaria.
El proceso de larga duración que vamos a someter a estudio es la evolución del sistema capitalista entre los siglos XV y XXI. Como ejes organizadores, vamos a tomar los procesos de creación de redes comerciales en los ámbitos intrarregional e internacional.
Se distinguen tres etapas en el ámbito internacional: – Capitalismo mercantil, entre los siglos XV a XVIII – Capitalismo industrial, a lo largo del siglo XIX – Capitalismo monopólico, financiero y tecnológico, desde fines del siglo XIX hasta la actualidad.
En el ámbito intrarregional americano, distinguimos los siguientes procesos:
Entre los siglos XVI y XVII, se mantienen las economías indígenas de subsistencia, basadas en el criterio de sostenibilidad, y comienza el proceso de difusión de relaciones sociales feudales y capitalistas, desde España y otros países europeos.
En el último caso, tenemos que se introduce el criterio de rentabilidad.
Hubo dos modelos de relacionamiento colonial: el que practicó España, consistente en intercambiar la plata americana por productos de lujo asiáticos y el practicado por otros países europeos, consistente en el tráfico de productos coloniales de alta rentabilidad dentro de un sistema de comercio internacional triangular. En este contexto, se desarrollan las doctrinas mercantilistas.
En el siglo XVIII, el sistema comercial practicado por los países rivales de España se volvió más competitivo que el español. Los Borbones trataron de reorganizar el sistema económico, pero por presión del mercado internacional en formación, no pudieron evitar y hasta fomentaron el proceso de regionalización por el cual cada región económica de Hispanoamérica se insertó de forma separada en el mercado internacional, rompiéndose los vínculos comerciales entre las diferentes regiones. En el siglo XIX, y tras la Independencia, Hispanoamérica entra en un proceso de guerras civiles y balcanización, que a través de los préstamos bancarios y la competencia comercial hacen caer a la región bajo la influencia británica. En este contexto se desarrollan las doctrinas de libre comercio y de división internacional del trabajo entre países industrializados y países productores de materias primas.
En este contexto, tenemos que se forma un proyecto original, nacional y popular, como es el promovido por José G. Artigas. Destacamos los siguientes aspectos:
VISIÓN GEOPOLÍTICA. La existencia de dos puertos importantes en el Río de la Plata, hace que las provincias del litoral argentino puedan plantearse un proyecto comercial y político alternativo al monopolio comercial de Buenos Aires, ya que la Provincia Oriental proporciona los puertos de Montevideo, Colonia y Maldonado para la salida de la producción del interior; liderazgo, basado en la capacidad de articular intereses provinciales diferentes. El Reglamento de Aduanas de 1815, cuyo Bicentenario se conmemora este año, permitía coordinar intereses tan diferentes como podían ser los de las provincias productoras de yerba mate, ganado y manufacturas. Se fijaron aranceles para proteger las »artes» y »fábricas» nacionales de las »introducciones extranjeras» en el lenguaje de la época.
Articulación del proyecto comercial con el proyecto productivo. En 1815 también se pensó en un proyecto social que proporcionara a la población el acceso a la tierra, de manera que «los más infelices sean los más privilegiados», y al Estado, una base productiva que le permitiera autoabastecerse y colocar la producción nacional en el extranjero, asegurando el equilibrio de la balanza comercial.
Se articula el proyecto socioeconómico con el proyecto político. Se propuso una estructura política confederal para ir creando lazos de «amistad», «comercio» y alianzas militares, con la finalidad de integrar a las provincias y a los pueblos, respetando su autonomía. En el marco de este proyecto es que se celebra, este año, el Bicentenario de la Liga Federal.
HIPÓTESIS DE TRABAJO
Nuestra hipótesis de trabajo es que la regionalización como un proceso de aislamiento y diferenciación económica, limitado a subespacios dentro de América Latina, es una constante desde su conformación hasta la actualidad, lo cual evidencia una asimetría entre el desarrollo comercial interno y el grado de inserción en el comercio internacional. Como un dato significativo, la ALADI, organización heredera de la ALAC, fundada en 1960, sólo ha logrado liberar de aranceles el 17% del comercio interno de América Latina, cuando ese porcentaje sube al 60% en el caso del comercio interno de la Unión Europea y de otras regiones como el Sudeste asiático.
Esta situación, que desde el punto de vista histórico se remonta por lo menos al siglo XVIII, se agravó en el siglo XIX con la balcanización, que condiciona la geopolítica actual de la región, y con las dificultades que enfrenta el proceso de consolidación de una institución coordinadora en el ámbito regional.