En el día mundial de prevención del suicidio alientan a “hablar del tema y cambiar el silencio por palabras de ayuda”

En el día mundial de prevención del suicidio alientan a “hablar  del tema y cambiar el silencio por palabras de ayuda”

Consumo de alcohol y drogas incrementó niveles de suicidio entre jóvenes

El día internacional de prevención del suicidio es conmemorado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) cada 10 de setiembre como una fecha para reflexionar junto a la comunidad sobre este severo problema de salud pública que requiere para su tratamiento un trabajo de prevención y un abordaje integral desde todos los ejes de la sociedad.
La Dra. Cecilia Álvarez, junto a la Lic. Lucía Soutto y la Psic. Carina Spinatelli, comentaron en conferencia de prensa realizada en la mañana de ayer sobre el trabajo que desde el centro de salud mental “Casa Grande” realiza el Centro Médico de Salto en lo que tiene que ver a la prevención del suicidio y apelaron a la población en general a hablar sobre el tema y tomar conciencia de la necesidad comunicarse con aquellas personas que muestran algunos indicios de autoeliminación.
ALCOHOL Y DROGAS
INCRENTÓ EL SUICIDIO
ENTRE JÓVENES
Salto no se encuentra entre los países con más altos niveles de suicidio en todo el país, según los datos del año 2015 y las franjas etarias con riesgos más altos se dan en el sexo masculino y sobre todo en los que tienen mayor edad. Sin embargo, el consumo de alcohol y drogas lleva a incrementar el número de suicidios en personas jóvenes de entre 20 y 24 años, explicó la Dra Álvarez en la conferencia.
FACTORES DE RIESGO
La adicción, consumo de sustancias, duelo, rupturas de parejas, antecedentes de patologías psiquiátricas, la desocupación, el aislamiento, son factores de riesgo que hay que observar y tratar de atender más adecuadamente, con respeto y sin prejuzgar. Por eso es fundamental, “no dejar sola a la persona que se encuentra en una situación de desesperanza” y acompañarla en ese proceso de integración”, comentaron en la conferencia.
ACOMPAÑAMIENTO
Y CONTENCIÓN
PROFESIONAL
Entre las tareas que se realizan en Casa Grande, señalaron que allí todos los pacientes que han realizado un intento de autoeliminación son apoyados por una psicóloga a través de entrevistas que apuntan al sostén, acompañamiento y contención. Además, cumpliendo en forma estricta con el plan nacional de salud mental se realiza seguimiento a todos los pacientes con intento de autoeleiminación.
También en el centro de salud mental se fomenta el vínculo entre personas que han perdido un ser querido de forma inesperada a través de un grupo de apoyo que funciona semanalmente y está a cargo de dos psicólogos, porque “es fundamental en estos casos trabajar con psicólogos para apoyar y contener en estos momentos tan difíciles”, comentó Soutto.
GRUPOS DE APOYO
EN LA COMUNIDAD
Las profesionales del CAM, afirmaron que también dentro de la comunidad hay diferentes grupos y organizaciones de apoyo que trabajan de forma coordinada y en constante conexión con los centros de salud y actúan como un factor de protección al usuario que resulta fundamental en la prevención del suicidio.
HABLAR CON
LAS PERSONAS
El hablar de forma abierta y responsable sobre el suicidio es vital para lograr llegar a tiempo y tratar de prevenirlo. Por eso, “es fundamental crear conciencia, reducir el estigma que este conlleva, salir del silencio, dejar de hablar del tema en voz baja y ubicarlo como un problema de salud pública en el cual toda la sociedad esta involucrada desde los diferentes ámbitos. Para facilitar la comunicación con las personas que pueden estar atravesando situaciones de vida que los lleven a correr riesgos en este sentido, alcanza con empezar a hablar, preguntar ¿cómo estás?, y escuchar la respuesta con atención, paciencia, sin criticar, sin preguntar, con respeto, porque una conversación a tiempo puede cambiar o salvar una vida”, comentaron las especialistas.
Desde hace años, para el CAM, desde Casa Grande es una prioridad la prevención del suicidio, “desde nuestro lugar de trabajo tenemos un compromiso permanente en este sentido, sin compromiso institucional, la conexión y la comunicación no tendrían efecto alguno, pero el compromiso con la prevención del suicidio debe comenzar a sustentarse a todo nivel, político, sanitario, educativo, social, familiar y comunitario. Podemos unirnos todos con este objetivo, transformándonos en sujetos activos frente al problema con la certeza de que todos tenemos un rol posible en la prevención. Todos podemos hacer algo por nosotros mismos, por nuestros familiares, amigos, compañeros de estudios, de trabajo, vecinos, no podemos quedarnos quietos ni callados”, señalaron al finalizar la conferencia.