- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

En el Hospital se realizan reformas constantes “que no implican corte de cinta” dijo el director del nosocomio

El Hospital Regional Salto es un edificio de muchos años y el alto tránsito de usuarios en sus servicios lleva a que sea necesario realizar constantes reformas para su mantenimiento. En ese sentido y haciendo referencia a esta situación el director del nosocomio Juan Pablo Cesio brindó a EL PUEBLO, información al respecto.

Conforme a esto, en esta semana se han iniciado una serie de reformas que tienen que ver con el arreglo de los baños de la sección de Cirugía de Hombres y Mujeres, en el Hospital, principalmente por el problema que se presenta respecto al vertido de las humedades que éstos baños generan sobre todo hacia el sector de Pediatría que está contiguo al anteriormente mencionado.

Además, en los próximos días comenzará el reacondicionamiento de los techos del Hogar de Ancianos, los que desde hace mucho tiempo vienen generando un problema de filtración de humedades y goteras que hace que algunas de las salas como las de Enfermería, se vean muy afectadas, según informó Cesio.

“Hay un trabajo permanente en el mantenimiento de la planta física, porque si en una casa cuesta mantener todos los arreglos que hay que hacer para su mantenimiento, los que van desde el cuerito de una canilla o el burlete de una ventana, mucho más significa el mantenimiento de un bien de uso público que recibe a muchísimas personas cada día. Ese es un mantenimiento que tiene un costo y requiere una serie de reformas que no se ven y que no son para cortar cinta”, agregó.

ARREGLOS EN CONECCIONES DE SUMINISTRO DE ENERGÍA Y AGUA

“El Hospital de Salto es uno de los más grandes del país, por infraestructura y cantidad de camas, por lo tanto permanentemente hay que estar renovando equipamiento y realizando algunas obras de proyección a futuro”, señaló el jerarca consultado.

“En los últimos tiempos se han renovado todos los asientos, ya no hay aquellos bancos de madera antiguos, ahora son todas sillas de metal de buena calidad. De esta manera el Hospital está brindando un buen servicio que de alguna forma significa para quienes deben esperar mucho tiempo en los pasillos, que lo puedan hacer de la mejor manera posible”, agregó.

Cesio también informó que ya se culminó el proceso de acondicionamiento térmico, por el cual hoy el 100% de los consultorios tienen la posibilidad de contar con acondicionadores de aire, “tanto para aliviarnos del frío en estos días de invierno como de las altas temperaturas del verano”.

“Para que todo eso funcione hay que hacer obras que no se ven, que no implican un corte de cinta y posicionan al hospital en una mejora en la calidad de los servicios y genera un mejor ambiente. Por ejemplo el Hospital conectaba la subestación eléctrica de UTE a través de una terna de cables subterráneos que tenían más de veinte años de instalación”, señaló.

Dijo que “cuando comenzaron las temperaturas elevadas en diciembre pasado, al poner en uso todas las nuevas instalaciones eléctricas, los nuevos acondicionadores de aires y demás equipos eléctricos que se han incorporado, la situación se comenzó a complicar, al punto que entraban a elevar temperatura y estábamos en peligro de que el Hospital quedara sin suministro eléctrico. Más allá de que contamos con un grupo electrógeno para estos casos que cubre las necesidades de las áreas clínicas, se hacía necesario solucionar ese inconveniente que nos podía traer más problemas”, comentó Cesio.

“En ese sentido, la Dirección (del Hospital) hizo una inversión muy importante porque incluso hubo que mandar a construir los cables y en este momento contamos con tres ternas de cables: dos ternas nuevas que se instalaron en febrero más la tercera terna antigua que quedó como reparo de las anteriores. Esto nos permite a futuro quedar tranquilos porque contamos con una garantía para el normal funcionamiento en los próximos años, más teniendo en cuenta que hoy por hoy todo funciona en base a la energía eléctrica”, dijo.

El año pasado también se hizo el recambio de todo el suministro de agua en la parte más nueva del edificio  del Hospital, que está por calle Cervantes y aloja la emergencia, el CTI, la maternidad, el block quirúrgico.

“Allí, los caños de metal que existían estaban obstruidos lo que impedía un normal suministro de agua”, explicó Cesio.

AGRADECIMIENTO AL PERSONAL

Cesio agradeció al personal que trabaja en el Hospital, que a través de su “conocimiento, ingenio y buena voluntad pone todo de sí para solucionar estos inconvenientes evitando generar mayores gastos aún”, indicó.

A modo de ejemplo citó las mesas de luz que en su mayoría son hechas en el hospital de las habitaciones, los sillones para el descanso del acompañante y del paciente que también se construyeron en el hospital, así como otros elementos como camillas rodantes y demás.

CARENCIA TAMBIÉN EN RECURSOS HUMANOS

“En cuanto a los recursos humanos tenemos una situación aceptable, igualmente contamos con déficit en algunas especialidades médicas. Sin ser ajenos a una realidad que vive todo el país, donde llegamos a una situación casi límite, pero nunca se deja de brindar por lo menos en los servicios de urgencia, la prestación que el usuario necesita”, comentó el Director del Hospital.

Como ejemplo de especialidades con carencias, Cesio citó los servicios de traumatología, anestesiología, neurocirugía, oftalmología, entre otras.

“Estas especialidades son los mismas que tienen problemas acá y en todo el interior, sobre todo al norte del río Negro donde se nota mucho más. Al norte del río Negro solamente vive el 8% de los especialistas que hay en todo el país, por lo tanto hay carencias y Salto dentro del marco de las carencias que existen y del Sistema Nacional Integrado de Salud se ha venido complementando bien con el Centro de Asistencia Médica a fin de poder ir realizando las coberturas necesarias en los momentos de dificultad”, terminó diciendo el Director del Hospital.

l Hospital Regional Salto es un edificio de muchos años y el alto tránsito de usuarios en sus servicios lleva a que sea necesario realizar constantes reformas para su mantenimiento. En ese sentido y haciendo referencia a esta situación el director del nosocomio Juan Pablo Cesio brindó a EL PUEBLO, información al respecto.
Conforme a esto, en esta semana se han iniciado una serie de reformas que tienen que ver con el arreglo de los baños de la sección de Cirugía de Hombres y Mujeres, en el Hospital, principalmente por el problema que se presenta respecto al vertido de las humedades que éstos baños generan sobre todo hacia el sector de Pediatría que está contiguo al anteriormente mencionado.
Además, en los próximos días comenzará el reacondicionamiento de los techos del Hogar de Ancianos, los que desde hace mucho tiempo vienen generando un problema de filtración de humedades y goteras que hace que algunas de las salas como las de Enfermería, se vean muy afectadas, según informó Cesio.
“Hay un trabajo permanente en el mantenimiento de la planta física, porque si en una casa cuesta mantener todos los arreglos que hay que hacer para su mantenimiento, los que van desde el cuerito de una canilla o el burlete de una ventana, mucho más significa el mantenimiento de un bien de uso público que recibe a muchísimas personas cada día. Ese es un mantenimiento que tiene un costo y requiere una serie de reformas que no se ven y que no son para cortar cinta”, agregó.
ARREGLOS EN
CONECCIONES DE
SUMINISTRO DE
ENERGÍA Y AGUA
“El Hospital de Salto es uno de los más grandes del país, por infraestructura y cantidad de camas, por lo tanto permanentemente hay que estar renovando equipamiento y realizando algunas obras de proyección a futuro”, señaló el jerarca consultado.
“En los últimos tiempos se han renovado todos los asientos, ya no hay aquellos bancos de madera antiguos, ahora son todas sillas de metal de buena calidad. De esta manera el Hospital está brindando un buen servicio que de alguna forma significa para quienes deben esperar mucho tiempo en los pasillos, que lo puedan hacer de la mejor manera posible”, agregó.
Cesio también informó que ya se culminó el proceso de acondicionamiento térmico, por el cual hoy el 100% de los consultorios tienen la posibilidad de contar con acondicionadores de aire, “tanto para aliviarnos del frío en estos días de invierno como de las altas temperaturas del verano”.
“Para que todo eso funcione hay que hacer obras que no se ven, que no implican un corte de cinta y posicionan al hospital en una mejora en la calidad de los servicios y genera un mejor ambiente. Por ejemplo el Hospital conectaba la subestación eléctrica de UTE a través de una terna de cables subterráneos que tenían más de veinte años de instalación”, señaló.
Dijo que “cuando comenzaron las temperaturas elevadas en diciembre pasado, al poner en uso todas las nuevas instalaciones eléctricas, los nuevos acondicionadores de aires y demás equipos eléctricos que se han incorporado, la situación se comenzó a complicar, al punto que entraban a elevar temperatura y estábamos en peligro de que el Hospital quedara sin suministro eléctrico. Más allá de que contamos con un grupo electrógeno para estos casos que cubre las necesidades de las áreas clínicas, se hacía necesario solucionar ese inconveniente que nos podía traer más problemas”, comentó Cesio.
“En ese sentido, la Dirección (del Hospital) hizo una inversión muy importante porque incluso hubo que mandar a construir los cables y en este momento contamos con tres ternas de cables: dos ternas nuevas que se instalaron en febrero más la tercera terna antigua que quedó como reparo de las anteriores. Esto nos permite a futuro quedar tranquilos porque contamos con una garantía para el normal funcionamiento en los próximos años, más teniendo en cuenta que hoy por hoy todo funciona en base a la energía eléctrica”, dijo.
El año pasado también se hizo el recambio de todo el suministro de agua en la parte más nueva del edificio  del Hospital, que está por calle Cervantes y aloja la emergencia, el CTI, la maternidad, el block quirúrgico.
“Allí, los caños de metal que existían estaban obstruidos lo que impedía un normal suministro de agua”, explicó Cesio.
AGRADECIMIENTO
AL PERSONAL
Cesio agradeció al personal que trabaja en el Hospital, que a través de su “conocimiento, ingenio y buena voluntad pone todo de sí para solucionar estos inconvenientes evitando generar mayores gastos aún”, indicó.
A modo de ejemplo citó las mesas de luz que en su mayoría son hechas en el hospital de las habitaciones, los sillones para el descanso del acompañante y del paciente que también se construyeron en el hospital, así como otros elementos como camillas rodantes y demás.
CARENCIA TAMBIÉN EN
RECURSOS HUMANOS
“En cuanto a los recursos humanos tenemos una situación aceptable, igualmente contamos con déficit en algunas especialidades médicas. Sin ser ajenos a una realidad que vive todo el país, donde llegamos a una situación casi límite, pero nunca se deja de brindar por lo menos en los servicios de urgencia, la prestación que el usuario necesita”, comentó el Director del Hospital.
Como ejemplo de especialidades con carencias, Cesio citó los servicios de traumatología, anestesiología, neurocirugía, oftalmología, entre otras.
“Estas especialidades son los mismas que tienen problemas acá y en todo el interior, sobre todo al norte del río Negro donde se nota mucho más. Al norte del río Negro solamente vive el 8% de los especialistas que hay en todo el país, por lo tanto hay carencias y Salto dentro del marco de las carencias que existen y del Sistema Nacional Integrado de Salud se ha venido complementando bien con el Centro de Asistencia Médica a fin de poder ir realizando las coberturas necesarias en los momentos de dificultad”, terminó diciendo el Director del Hospital.
n