En la Educación, el trabajo más importante lo hace cada docente desde su casa mediante soportes tecnológicos

Escuelas, liceos y formación docente

En días en que, como es de público conocimiento, en el país las clases están suspendidas en todos los niveles, en las escuelas los maestros trabajan «haciendo guardias», especialmente para cubrir los horarios en que cada local escolar recibe las viandas y luego las entrega a los niños que las necesitan, además de constantemente planificar actividades para trabajar vía internet con los escolares. «También tenemos que dedicarnos a replanificar el curso que habíamos planificado para este año, porque esa planificación que habíamos hecho en el verano ya no nos sirve, se nos modificó todo…», comentó a este diario una maestra.

Liceos cerrados y con equipos de dirección «de guardia»
En tanto, consultados por EL PUEBLO algunos directores de liceos, coincidieron en que «el trabajo fuerte es el que está haciendo cada profesor desde su casa, a través de los mecanismos tecnológicos que eligió para trabajar». El profesor Jorge Buslón, director del Liceo Nº5, dijo que «los liceos están cerrados; los cargos fijos como por ejemplo el equipo de dirección, secretarios, etc. estamos en guardia permanente, es decir, estamos a la orden, cualquier cosas nos llaman y vamos; pero en realidad están todos cerrados los locales, no concurre personal. Por supuesto que nosotros estamos monitoreando plataformas y trabajando con los adscriptos para ver por ejemplo si los alumnos pueden acceder, etc.». En cuanto al trabajo mediante plataformas digitales, muchos docentes han reclamado a sus respectivas Inspecciones, algunas directivas claras sobre cómo encarar este trabajo sin dudas diferente. Ante ello, algunas respondieron inmediatamente resaltando que «estamos frente a un escenario tan indeseado como imprevisto, que exige revisar nuestros modos de atender la enseñanza y el aprendizaje. Docentes y alumnos recién llegados de sus vacaciones, en cuarentena preventiva o con síntomas que requieren atención especial, todos en sus casas. Diferentes situaciones comenzarán a interpelarnos acerca de cómo acompañar a los estudiantes y sus aprendizajes. Es necesario asegurar el mandato legal y ético del derecho a la Educación, fortaleciendo el vínculo con los estudiantes desde la distancia, lo que no significa que estas estrategias sustituyan, en ningún caso, nuestra tarea presencial…». Tras estos conceptos se exhorta a trabajar activamente para no perder el vínculo docente-alumno ni los hábitos de estudio que pudieron haber empezado a generarse en la (aproximadamente) semana y media de clases que tuvieron los liceos. Este trabajo deberá hacerse mediante aulas virtuales, plataformas, canales, blogs o «las vías virtuales por las que se opte…Quienes puedan además, abrir un aula CREA, que no dejen de hacerlo», se expresa a través de comunicados. Entre esas otras «vías virtuales», hay quienes han optado por crear grupos de whatsapp o enviar tareas mediante correo electrónico, pero se ha dado también el caso que en algunas instituciones educativas, no son todos los docentes que responden a este llamado de trabajar con sus alumnos a la distancia. Es así que los directores coinciden en que «no pasa por ser obligatorio, nada sustituye la clase presencial, pero la idea es que los estudiantes no crean que son vacaciones sino una necesidad de permanecer en el hogar, y a través de los diferentes dispositivos se mantenga el vínculo, y transmitir el entusiasmo de continuar tareas…esto pasa por un acto de profesionalidad».
Prof. Shirley Ferreira, Directora del I.F.D.: «Todo esto es un aprendizaje para todos… Creo que vamos a salir más fortalecidos como sociedad»
Por otra parte, EL PUEBLO consultó a la directora del Instituto de Formación Docente «Rosa Silvestri» (I.F.D.), profesora Shirley Ferreira, para conocer cómo se está trabajando en ese nivel. Y esto decía: «cuando nos enteramos de la epidemia empezamos inmediatamente a organizarnos para trabajar. Lunes 16 y martes 17 se mantuvo abierto el instituto y tratamos de acelerar todo lo que pudimos; ya después se trabajó a puertas cerradas, luego nos llegó la orden del CODICEN para cerrar. Priorizamos la limpieza, y en comunicación con el Consejo logramos que se abriera para que la empresa de limpieza entre y haga una limpieza profunda del lugar, de todos los espacios donde circulan estudiantes, docentes y demás funcionarios. Para lo único que se abre es para eso. Pero cada uno de nosotros ha puesto una oficina en la casa y desde acá estamos monitoreando todo el tema de las declaraciones juradas, toma de posesión de los grupos, etc., porque había un plazo para enviar y todo se pudo cumplir a través de internet. Estamos en comunicación directa con el Consejero Garibaldi, eso nos ha permitido sacar adelante varios trámites, sobre todo tranquilizando el tema de los pagos de sueldos. Si aún no ha llegado la declaración jurada, queremos tranquilizar a los docentes que se les va a pagar lo que venían recibiendo de sueldo y luego se regularizará cuando todo se normalice. Por su parte los estudiantes están organizados. Estudiantes y docentes integran un consejo provisorio, hasta que pueda haber otro electo, y están apoyando a la dirección. También está todo el grupo de delegados trabajando con sus compañeros. Y tenemos el grupo de docentes orientadores en tecnología, orientando a los profesores. Estamos aprendiendo a trabajar a distancia y considerando que todo esto es un aprendizaje para todos, desde lo que es planificar hasta las posibilidades de explicar a los estudiantes a distancia, evaluar…La idea es que no se corte lo que se venía haciendo, pero tratando de ser equilibrados. Sabemos que entre los estudiantes tenemos un grupo importante de mujeres que tienen hijos y están con ellos en la casa, lo que a veces implica una dificultad para seguir con su ritmo de estudio. Estamos tratando que nuestros estudiantes se tomen este tiempo para leer, que hace tanta falta en esta época. Hay que sacar cosas positivas y mirar para adelante. Lo que debe hacer un maestro es justamente ser un maestro estudioso, así que hay que leer mucho. Hay alumnos que están muy preocupados por los exámenes de abril pero después que salgamos de esto se va a pedir un período especial. Así que esperamos que todos podamos salir adelante, todos manteniéndonos en nuestras casas, disfrutando de la casa y del intercambio con nuestras familias. Creo que vamos a salir más fortalecidos como sociedad».