En la semana de la ciencia y la tecnología el INIA realizó una jornada con varios stands y charlas en el Mercado 18 de Julio

La semana de la ciencia y la tecnología llevó al INIA (Instituto Nacional de Investigación Agrícola) a desarrollar una jornada en el Mercado 18 de Julio, donde se expusieron varios temas vinculados a la ciencia en el sector agrícola. Una masiva concurrencia de público participó durante todo el día de las diferentes actividades que se organizaron.
EL PUEBLO visitó la muestra y dialogó con el Ing. Agr. Pablo Varela, de la Unidad de Comunicación Transferencia y Tecnología del INIA, quien brindó más detalles de la actividad.
El mercado lució varios stands donde los visitantes, escolares, liceales y público en general, pudieron apreciar aspectos que se trabajan en las diferentes áreas de la citricultura y fruticultura, fitopatología, mejoramiento genético de hortalizas, de cítricos, entre otras cosas. También se ubicaron dos stands de biotecnología, uno de propagación de plantas y otro de extracción de ADN.
Uno de los sectores que atrajo un importante número de visitantes en la jornada fue el programa mejoramiento genético de hortalizas donde expertos en el tema explicaron todo el proceso que se debe transcurrir para generar una variedad.
Además se dieron tres charlas sobre temas de importancia para que tanto alumnos liceales como estudiantes de facultad puedan entender la importancia del desarrollo de la ciencia y la tecnología y el poder contar con un instituto como el INIA en la región.
LUCHA CONTRA EL HLB
Vale destacar que se ubicó un sector del mercado para dar información sobre el HLB, una enfermedad que ataca a los cítricos. Hoy en día Uruguay es un país libre del HLB pero no hay que olvidar que como país estamos rodeados por decirlo de alguna manera, en la medida en que países vecinos como Brasil y Argentina lo tienen.
“Tenemos que crear conciencia sobre todo en la prevención, antes de que nos llegue porque si nos llega nos va a complicar muchísimo”, sentenció Varela.
Sobre este punto en particular, dijo que es algo problemático, que podría ser similar a lo que pasó con el cancro cítrico hace ya varios años atrás en el departamento. “La idea es que con el aprendizaje de lo que pasó con el cancro, tratar de que esto no pase ahora. Desde el instituto estamos trabajando con mucha gente a nivel nacional e internacional, para abordar esta problemática que es muy compleja. Desde el control de la frontera, el manejo de los montes, manejo del insecto que transmite la enfermedad, trabajado fuertemente en el control, la prevención y el monitoreo de la plaga”, dijo el referente del INIA consultado en el Mercado 18.
“Como no tenemos la bacteria estamos trabajando mucho en el manejo con los productores y las empresas en conjunto. Actualmente, los cítricos no pueden cultivarse a cielo abierto, por un decreto a nivel nacional, y eso no es por capricho, hoy por hoy tiene que tratarse de una planta certificada porque así uno sabe si la planta está sana y eso es lo más importante, que hayan plantas certificadas por el INASE (Instituto nacional de Semilla)”, agregó Varela.
SOBRE EL HLB
Es una de las enfermedades más devastadoras de la citricultura a nivel mundial. Ha afectado gravemente la producción de cítricos en diferentes países de Asia y África, como la India y aquellos situados en la península arábiga. En América fue descubierta en Brasil en 2004. Posteriormente se ha reportado en Estados Unidos, Cuba, República Dominicana y más recientemente en Belice, México, Nicaragua y Honduras. En el 2011, apareció en Costa Rica. El HLB implica un debilitamiento severo de los cítricos, causado por una bacteria transmitida por un insecto vector (Diaphorina citri) que se nutre de plantas enfermas y cuyo hábito alimenticio lo lleva a buscar brotes tiernos en otras plantas en las que genera la diseminación de esta gravísima enfermedad cuarentenaria.