En ningún momento pensé que terminaría dedicándome a los medios de comunicación

Emmanuel Bourdin, conductor de “La Noche del Cuatro”

Oriundo de Salto. Sencillo, perspicaz, con un estilo de conducción casi  inusual. Entregado a la comunicación y a su familia, Emmanuel dialogó con nosotros de esta manera:
¿Tus comienzos fueron la elección por la radio?
Con URIEL, un boliche-pub en Brasil y Joaquín Suárez, fueron mis comienzos. Y el primer pub en Salto, contando yo solamente con 18 años.
Paralelo a ello, elegimos hacer un programa de radio, en la 106.5, para que la gente supiera, qué temas se pasaban en el boliche.
No había hecho nunca radio y los primeros meses fueron horribles en cuanto a la vergüenza, el temor, totalmente inexperto.
Me dio una mano enorme mi hermano Pablo, ya que su trabajo era el de operador en la Emisora Del Éxodo, y traía experiencia.
Nunca pensé que terminaría dedicándome a los medios. Sin embargo pasaron veinte años de radio y casi uno de televisión.
¿Cómo sigue tu profesión a partir de allí?
Cerré el boliche a los dos años, e incursioné en la Del Éxodo, ya como locutor-comunicador, intentando estudiar modulación.
De cualquier manera, creo que la condición más importante que tengo es la llegada a la gente, y es recíproco, porque me encanta que me lleguen.
Esas llamadas que me emocionan y me hacen pensar.
Amo mi laburo, pero también por saber que del otro lado le estás llegando a alguien, entrando a su casa. ¡Es increíble!
¿Cómo es tu incursión en la televisión?
Me pareció que había cumplido un ciclo en radio y deseaba encontrar un nuevo desafío. Arriesgado sí, por el hecho de llevar adelante un hogar como lo hago, con mi esposa Ana Laura,  y mis hijas Julieta y Faustina con mucha responsabilidad.
Mi señora fue una de las primeras consultadas que me apoyó.
Era muy difícil organizarnos, ajustando nuestra economía, para solventar los gastos, y un buen día me animo a hablar con Pablo Texeira, con una muy buena recepción, apoyándome y enseñándome.
Había sido invitado en un par de oportunidades a algún programa, hasta que “Dale que es tarde” con Teco Sarli y Nelsito Cunha me dio el puntapié inicial para animarme. Salí un día de este programa con la idea fija de instalarme con el mío.
Actualmente estoy muy contento en la tele. Es un canal que me ha hecho sentir muy cómodo, brindándome muchas libertades, desde muchos puntos de vista. No he tenido críticas del canal, ni prohibiciones de su parte,  a ninguna persona, incluso a políticos. Sí, una guía de parte de Pablo Texeira, mostrándome cuál es el camino.
¿Por qué esa forma descontracturada de conducir el programa nocturno “La noche del 4”?
Porque ese soy yo.
En todos mis aspectos de la vida, soy muy descontracturado, que no quiere decir descuidado. Intento mantenerme dentro de los límites que tengo, pero a su vez, con preguntas fuertes, con lo que la gente desea saber, llegando a veces, casi a la cornisa.
¿Con qué disfrutas?
Estando con mi familia que amo.
Intentando darles un bienestar a mis tres mujeres que adoro profundamente. Viendo a mis hijas crecer, contentas, dedicándole tiempo, aunque me gustaría estar más.
Disfruto de un buen asado un domingo en familia, rodeado de la gente que quiero, con un cielo azul, y un buen Fernet. Es obligatorio en mi vida.
No tengo muchas aspiraciones, simplemente voy a estar satisfecho económicamente, el día en que visite un supermercado y no tenga que mirar precios.
¿Cuáles son tus proyectos?
La concreción para Setiembre de invitaciones formuladas a figuras muy importantes que llegarán desde la capital. Gente de teatro, música, televisión, etc.
Proponemos para el público de nuestro Salto, figuras relevantes que lleguen de otros departamentos, para que podamos demostrar, que el interior también se esfuerza, para hacerlo mal o bien, con mayor o menor calidad, pero a las herramientas las tenemos.
El interior también es parte de este paisito, con una buena apuesta.
¿Qué asignatura te queda pendiente?
No tengo algo que me desvele. Me mentalizo con metas a corto plazo. Creo firmemente que lo que deseo, lo quiero hoy. Como es el caso de  este emprendimiento con las entrevistas realizadas por Valentín Fletcher, desde Montevideo, a personajes del espectáculo, para nuestro programa: «La noche del 4″.
Con la primicia probablemente para este viernes o el otro, de la entrevista realizada a Orlando Pettinatti.
¿Cómo te definís?
Más introvertido de lo que muestro.
Soy un tipo que me esfuerzo y hago todo lo posible para no creerme el personaje. Si algún día me lo creo, será el día en que abandone la tele.
Así como me ven allí, es como generalmente soy de humor. Paso el día entero molestando a gente, diciendo un chiste y riéndome muchísimo de mi mismo,  viendo cómo estoy creciendo, sobre todo como persona.
¿Qué mensaje le enviarías a tu teleaudiencia?
Agradezco a la gente que nos mira viernes a viernes, y nos responde de forma espectacular.
Al canal, que me ha permitido y he aprendido con muchos de los que allí hacen su tarea, mucho. A mis compañeros de trabajo, porque somos un increíble grupo humano los que componemos el programa. El que está a la vista como es el caso de María Noel y Juan Carlos, así como Emanuel Jardaman, Jonathan Gómez, Cerpa, Carlina, que es la productora principal del programa, y Ruben Balbuena, además de mucha gente linda que directa o indirectamente hacen el programa poniéndonos  la camiseta, cada vez que nos juntamos. Y gracias a toda las  personas que me han apoyado, al igual que a Diario El Pueblo.
Mary Olivera.

Oriundo de Salto. Sencillo, perspicaz, con un estilo de conducción casi  inusual. Entregado a la comunicación y a su familia, Emmanuel dialogó con nosotros de esta manera:

¿Tus comienzos fueron la elección por la radio?

Con URIEL, un boliche-pub en Brasil y Joaquín Suárez, fueron mis comienzos. Y el primer pub en Salto, contando yo solamente con 18 años.

Paralelo a ello, elegimos hacer un programa de radio, en la 106.5, para que la gente supiera, qué temas se pasaban en el boliche.

No había hecho nunca radio y los primeros meses fueron horribles en cuanto a la vergüenza, el temor, totalmente inexperto.

Me dio una mano enorme mi hermano Pablo, ya que su trabajo era el de operador en la Emisora Del Éxodo, y traía experiencia.

Nunca pensé que terminaría dedicándome a los medios. Sin embargo pasaron veinte años de radio y casi uno de televisión.

¿Cómo sigue tu profesión a partir de allí?

Cerré el boliche a los dos años, e incursioné en la Del Éxodo, ya como locutor-comunicador, intentando estudiar modulación.

De cualquier manera, creo que la condición más importante que tengo es la llegada a la gente, y es recíproco, porque me encanta que me lleguen.

Esas llamadas que me emocionan y me hacen pensar.

Amo mi laburo, pero también por saber que del otro lado le estás llegando a alguien, entrando a su casa. ¡Es increíble!

¿Cómo es tu incursión en la televisión?

Me pareció que había cumplido un ciclo en radio y deseaba encontrar un nuevo desafío. Arriesgado sí, por el hecho de llevar adelante un hogar como lo hago, con mi esposa Ana Laura,  y mis hijas Julieta y Faustina con mucha responsabilidad.

Mi señora fue una de las primeras consultadas que me apoyó.

Era muy difícil organizarnos, ajustando nuestra economía, para solventar los gastos, y un buen día me animo a hablar con Pablo Texeira, con una muy buena recepción, apoyándome y enseñándome.

Había sido invitado en un par de oportunidades a algún programa, hasta que “Dale que es tarde” con Teco Sarli y Nelsito Cunha me dio el puntapié inicial para animarme. Salí un día de este programa con la idea fija de instalarme con el mío.

Actualmente estoy muy contento en la tele. Es un canal que me ha hecho sentir muy cómodo, brindándome muchas libertades, desde muchos puntos de vista. No he tenido críticas del canal, ni prohibiciones de su parte,  a ninguna persona, incluso a políticos. Sí, una guía de parte de Pablo Texeira, mostrándome cuál es el camino.

¿Por qué esa forma descontracturada de conducir el programa nocturno “La noche del 4”?

Porque ese soy yo.

En todos mis aspectos de la vida, soy muy descontracturado, que no quiere decir descuidado. Intento mantenerme dentro de los límites que tengo, pero a su vez, con preguntas fuertes, con lo que la gente desea saber, llegando a veces, casi a la cornisa.

¿Con qué disfrutas?

Estando con mi familia que amo.

Intentando darles un bienestar a mis tres mujeres que adoro profundamente. Viendo a mis hijas crecer, contentas, dedicándole tiempo, aunque me gustaría estar más.

Disfruto de un buen asado un domingo en familia, rodeado de la gente que quiero, con un cielo azul, y un buen Fernet. Es obligatorio en mi vida.

No tengo muchas aspiraciones, simplemente voy a estar satisfecho económicamente, el día en que visite un supermercado y no tenga que mirar precios.

¿Cuáles son tus proyectos?

La concreción para Setiembre de invitaciones formuladas a figuras muy importantes que llegarán desde la capital. Gente de teatro, música, televisión, etc.

Proponemos para el público de nuestro Salto, figuras relevantes que lleguen de otros departamentos, para que podamos demostrar, que el interior también se esfuerza, para hacerlo mal o bien, con mayor o menor calidad, pero a las herramientas las tenemos.

El interior también es parte de este paisito, con una buena apuesta.

¿Qué asignatura te queda pendiente?

No tengo algo que me desvele. Me mentalizo con metas a corto plazo. Creo firmemente que lo que deseo, lo quiero hoy. Como es el caso de  este emprendimiento con las entrevistas realizadas por Valentín Fletcher, desde Montevideo, a personajes del espectáculo, para nuestro programa: «La noche del 4″.

Con la primicia probablemente para este viernes o el otro, de la entrevista realizada a Orlando Pettinatti.

¿Cómo te definís?

Más introvertido de lo que muestro.

Soy un tipo que me esfuerzo y hago todo lo posible para no creerme el personaje. Si algún día me lo creo, será el día en que abandone la tele.

Así como me ven allí, es como generalmente soy de humor. Paso el día entero molestando a gente, diciendo un chiste y riéndome muchísimo de mi mismo,  viendo cómo estoy creciendo, sobre todo como persona.

¿Qué mensaje le enviarías a tu teleaudiencia?

Agradezco a la gente que nos mira viernes a viernes, y nos responde de forma espectacular.

Al canal, que me ha permitido y he aprendido con muchos de los que allí hacen su tarea, mucho. A mis compañeros de trabajo, porque somos un increíble grupo humano los que componemos el programa. El que está a la vista como es el caso de María Noel y Juan Carlos, así como Emanuel Jardaman, Jonathan Gómez, Cerpa, Carlina, que es la productora principal del programa, y Ruben Balbuena, además de mucha gente linda que directa o indirectamente hacen el programa poniéndonos  la camiseta, cada vez que nos juntamos. Y gracias a toda las  personas que me han apoyado, al igual que a Diario El Pueblo.

Mary Olivera.