En nuestro país unos 47 mil adultos mayores son víctimas de alguna forma de maltrato por la familia o las instituciones

El pasado 15 de junio fue el día internacional de toma de conciencia contra el abuso y maltrato en la vejez, lo que motivó que desde el Departamento de Geriatría y Gerontología del Hospital de Clínicas- Facultad de Medicina (UdelaR), se compartiera una declaración conjunta en ese marco.
La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, en su sesión del 11 de diciembre de 2011, estableció el 15 de junio como el “día de toma de conciencia contra el abuso y maltrato en la vejez” y cada año es una oportunidad para recordar el compromiso de toda la sociedad y de las instituciones acerca de la prevención del maltrato y la protección de los adultos mayores, especialmente de los más vulnerables.
La aprobación de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores por parte de nuestro país en 2015 y su posterior ratificación, constituye un avance en el tema.
En su artículo 9º, esta Convención establece específicamente, el derecho a la seguridad y a una vida libre de cualquier tipo de violencia. Es un instrumento que ubica, por primera vez, a las personas mayores como sujetos de los más plenos derechos, que ya tiene carácter vinculante u obligatorio para Uruguay.
“El reconocimiento formal, a través de la norma, no garantiza el efectivo acceso, goce y ejercicio de los derechos enunciados. Por eso es tiempo de avanzar desde la misma y traducir estos derechos en acciones y en clave local, tanto desde el Estado como desde la sociedad civil. Es necesario que los enunciados ratificados por nuestro parlamento se integren a nuestra matriz de protección de derechos mediante ajustes en las normativas, las políticas, la disposición de recursos y las prácticas cotidianas de las instituciones públicas y privadas, y de las organizaciones civiles, para poder llevar adelante sus preceptos”, dice parte de la declaración.
47 MIL PERSONAS MAYORES SON VÍCTIMAS DE MALTRATO
Se estima que en nuestro país unas 47 mil personas mayores son víctimas de alguna forma de maltrato (psicológico, financiero o patrimonial o físico, incluyendo la negligencia en los cuidados y el abandono, la contención física o farmacológica, el abuso sexual).
Es más frecuente en el ámbito socio familiar y existe en todas las clases sociales, pero también ocurre en las instituciones, públicas o privadas, en las de asistencia médica, en los residenciales, donde las víctimas son una población más frágil, con menor capacidad de denuncia y defensa, denuncia la declaración.
“Es necesario que el Estado establezca mecanismos adecuados, accesibles, oportunos y especializados para defender los derechos de las personas mayores, en esta y en todas las formas de abuso y maltrato, cualquiera sea la situación global de salud. Debemos reconocer como sociedad, que las distintas formas de abuso y maltrato en la vejez, surgen en gran parte desde los estereotipos negativos acerca de esta etapa vital, que se construyen tanto desde formadores de opinión, como desde la ausencia de contenidos educativos o la falta de asesoramiento legal en este campo”, agregan.
EL ABUSO PATRIMONIAL Y FINANCIERO
Este año, los involucrados en la temática ponen énfasis en una realidad que frecuentemente es poco visibilizada y que se ve naturalizada. Se trata del abuso económico, patrimonial o financiero, especialmente sobre quienes no tienen capacidad objetiva para consentir préstamos.
“Es necesario desarrollar herramientas específicas, porque faltan mecanismos normativos que aseguren su protección y que simultáneamente prioricen las necesidades de atención de las propias personas mayores frágiles frente a las retenciones por préstamos por parte de financieras o bancos”, aseguran en la declaración.
COMPROMISO DE TODOS
El abuso y el maltrato puede ocurrir en todas las poblaciones vulnerables y en todo el ciclo de la vida. Las respuestas y políticas públicas no suponen contradicciones, ni competencia entre generaciones.
La violencia en el ciclo de vida es un tema de todas las edades.
En el caso de la vejez además de mejorar marcos normativos, es necesario asegurar el acceso oportuno, competente y especializado a todas las víctimas de abuso, cualquiera sea su situación global de salud.
En este camino es muy importante que las propias personas mayores se involucren, participen, contribuyan y exijan la aplicación de sus derechos, desde todos los espacios de su vida cotidiana, desde las familias hasta la comunidad, para que los logros se profundicen y consoliden. El envejecimiento y la vejez son temas de toda la sociedad y de todas las generaciones. El abuso y maltrato sobre la vejez es un asunto de todos, tanto en términos personales como socio familiares o comunitarios”, concluye la declaración que convoca a todas las generaciones a un compromiso mayor.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...