En Salto hay más taxis truchos que taxis, realidad que no se da en el resto del país

En Salto hay más taxis truchos que taxis, realidad que no se da en el resto del país

Afirma Antonio de Souza, presidente del SUATT (Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas

Taxistas reclaman controles de la Intendencia ante el preocupante aumento de taxis truchos en este departamento.

Se realizó ayer en Salto el encuentro nacional de trabajadores y trabajadoras del taxi. Se trató del encuentro 19º que se hace en el país donde se nuclean las delegaciones de SUATT (Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas) de los 19 departamentos.
En la oportunidad se expusieron los principales planteamientos que tiene cada una de las filiales de la gremial y también para plantear los principales problemas del servicio de taxímetro en Salto.
SALTO EN SITUACIÓN VERGONZOSA EN CUANTO A IRREGULARIDADES
Antonio de Souza integrante de la filial Salto de SUATT, indicó a EL PUEBLO que Salto tiene la particularidad de estar “en una situación vergonzosa” en cuanto a irregularidades, lo cual viene siendo planteado desde hace tiempo. De Souza señaló que el sindicato venía trabajando en conjunto con la Intendencia de Salto, pero esas mesas de trabajo “se cortaron unilateralmente por parte de la Intendencia lo que generó que todos los compañeros del país preocupados por la situación en Salto, tanto por falta de control, de fiscalización y falta de compromiso con la responsabilidad y la obligación que tiene la Intendencia en cuanto al control, tomaron la decisión de hacer este encuentro en Salto para definir que medidas tomar respecto a eso.
INFORMALIDAD
Los trabajadores hicieron referencia a la principal problemática en Salto que es la informalidad en el transporte de pasajeros, la irregularidad en cuanto a los controles, la fiscalización y a los mecanismos que hagan posible un protocolo que fiscalice, controle y sancione a los taxis truchos que es algo que la Intendencia no viene llevando adelante y eso afecta directamente al servicio de taxímetros en todo su contexto tanto en el salario del trabajador como en la cantidad de viajes que hacen, de esta manera las empresas también se ven reducidas en la cantidad de viajes.
De Souza añadió que se venía trabajando hasta hace algún tiempo con las mesas de trabajo cuando paralelamente había algunos planteos que hacia el SUATT, a los que la Intendencia hizo caso omiso e inició por otros lados otros trámites que puntualmente estaban aclarados que hasta no resolver determinados temas como los taxis truchos, no se iban a tocar esos temas como por ejemplo la entrega de chapas.
Luego de este encuentro, los trabajadores verán qué medida tomar, “estamos dispuestos a retomar el camino del diálogo del trabajo en conjunto con la intendencia pero no implica que tomemos medidas con respecto a esta situación”.
CASO ÚNICO EN SALTO
Por su parte Ernesto Barrios, dirigente del SUATT indicó que el tamaño del problema que tiene Salto es nuevo para el país. Resaltó que el taxi tiene varias problemáticas en todo el país, pero todas las problemáticas son de la índole de la regulación para el taxi, ya que la regulación en Montevideo y en el interior es poca y no se cumple, sino que se incumple.
“El problema de los taxis truchos adquiere proporciones importantes en Salto, en ningún departamento jamás ha habido más taxis truchos que taxis”, expresó Barrios al tiempo que agregó que ésta problemática no se ha repetido en la historia del taxi en todo el país, sino que es un caso único.
Apuntó que este problema lo van a tener que combatir los usuarios del taxímetro en Salto y los taximetristas del departamento, quienes van a contar con el apoyo de los trabajadores del taxi de todo el país, “pero son los usuarios del servicio los que tienen que exigir un servicio de taxis que esté a la medida y que cumpla con todos los requerimientos; chofer con libreta, tarifas que se cumplan”, ya que “acá el que está siendo usurpado es el usuario”.
Barrios afirmó que el servicio de transporte es un servicio público, y a la Intendencia le corresponde que se brinde.
“Los trabajadores de Salto están dispuestos, tienen el apoyo de todos los trabajadores del taxi del país, y van a contar – en la medida que puedan presentar el planteo de la manera correspondiente – con el apoyo del usuario porque el usuario asume que toma taxis truchos por cuestiones de precio”.
LA INTENDENCIA NO REGULA
Barrios cuestionó que como la Intendencia no regula lo que tiene que regular, pasa que “hay empresas muy a nuestro pesar, que cobran lo que se les canta es decir que le meten la mano en bolsillo a la gente; nosotros no somos las empresas, pero éstas deberían cumplir con lo que tienen que cumplir tanto en materia salarial como sus obligaciones con el usuario”.
Los taxistas están preocupados por la situación e invitan a los usuarios a que se plieguen a esto apoyando el servicio que corresponde.
“Las empresas deberían cumplir con las tarifas que corresponde, el taxi a diferencia de los truchos, tiene la posibilidad de que la Intendencia se ponga los pantalones y diga; el viaje de la terminal a tal lado sale 100 pesos, no 150 ni 400, vale 100 y si cobras más estás robando”. Aseguró que esa posibilidad existe, está en manos de la Intendencia. “Evidentemente que si al empresario como el de cualquier otro sector lo dejas hacer lo que quiere, hace lo que quiere, porque no tienen empresas para trasladar gente, sino para hacer plata”.
LA INTENDENCIA PERMITE EL TAXI TRUCHO
El mayor problema no es ese, sino que está todo sumado, la Intendencia permite el taxi trucho, el problema es que a los capitalistas se los está dejando hacer lo que quieren y es un problema que tiene que asumir la comuna porque es responsabilidad de ésta.
Si la Intendencia no hace algo, los taxistas y también los usuarios pueden optar por filmar y denunciar aunque no es a ellos que les corresponde, si bien no hay obligación de hacerlo sí tienen el derecho.
“Los compañeros tienen un registro impresionante de los taxis truchos, no puede ser que haya más taxis truchos que taxis”, reclamó.
MEDIDAS
La medida a tomar en principio es la que pueden tomar los sindicatos que es el entorpecimiento “porque a la Intendencia le genera costo político pero no queremos llegar hasta ahí”.
Barrios dijo que han hecho planteos en varias oportunidades, incluso una delegación de Salto y de otros compañeros del resto del país se reunieron con el intendente Andrés Lima hace un año y si bien parecía que la situación podía cambiar, sigue siendo la misma.
SE TIENE QUE CUMPLIR LA TARIFA
Respecto a la tarifa, explicó que para Salto hay una y hay que cumplirla, pero los empresarios no la cumplen. “Como taximetristas podemos poner en riesgo nuestro trabajo y cobrar lo que corresponde aunque las empresas quieran cobrar de más”, dijo el directivo del SUATT pero “la responsabilidad cuando se nos obliga a cobrar de más no es nuestra, sino del empresario”.
SIN CALIFICATIVO
Sorprendido por la situación dijo que el hecho de que haya un 50% de taxis truchos en relación a los reales, es disparatado, que haya un número igual es un flor de disparate, pero que haya más no tiene calificativo.