En Salto se han tomado las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud que “están siendo adecuadas”

Este martes sesionó de forma extraordinaria la Junta Departamental a los efectos de recibir a las autoridades sanitarias del departamento a solicitud de la bancada de ediles del Partido Nacional, para conversar sobre la problemática de la Leishmaniasis en Salto.
Quienes concurrieron fueron Juan Pablo Cesio y Fernando González en nombre de la Intendencia; Eduardo Supparo y Carlos Márquez por la Comisión Departamental de Zoonosis; Ana Menoni y Gustavo Maldini por el Centro Médico Veterinario y el Director General de Salud, Jorge Quian, quien llegó acompañado por la Directora Departamental de Salud, Cristina González.quian_jorge@20130704205649
Para el Director General de Salud se ha venido cumpliendo el Plan establecido por la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la contención de la Leishmaniasis. Quian aclaró el objetivo primordial del Ministerio de que no existan casos en seres humanos.
El protocolo de la OMS indica que al existir Leishmaniasis en un perro, corresponde su eutanasia. Si el dueño del perro se niega, deberá cumplir entonces con siete acciones, de lo contrario, la decisión final se pasa a la Justicia, adelantando que en las próximas horas se ingresará en la sede penal de Salto un expediente por esta situación.
 LAS MEDIDAS
SON LAS ADECUADAS
En una parte de su alocución, Quian dijo que “tengo en mis manos el Plan de acción para fortalecer la vigilancia y el control de la Leishmaniasis en las Américas 2017-2022, de la OMS y de la OPS. En primer lugar, déjenme decirles que el 90% de los casos de Leishmaniasis que se dan en América Latina corresponden a Brasil, y todos conocemos las fronteras que tenemos con Brasil. También se reporta hoy (martes) un caso de Leishmaniasis en Misiones (Argentina) en un niño de 18 meses”.
“Frente a eso, el primer compromiso que quiso tener el Ministerio de Salud, estableciendo una serie de medidas, fue evitar que hubieran casos en humanos. Ustedes saben que en 2010 se encontró el vector y en el 2015 aparecieron los primeros perros infectados”, hasta “ahora no hay casos en humanos. Lo que quiere decir que por ahora las medidas están siendo adecuadas”.
Cuando se detecta el primer caso en humanos o en caninos, hay que “desencadenar las acciones de vigilancia de reservorios en forma radial alrededor del caso índice que contenga el mínimo de 100 perros, haciendo búsqueda activa de casos sospechosos en los perros, encuestas cerológicas –es decir, sangrado a los perros haciéndole exámenes- para identificar perros infectados. De acuerdo con los resultados, desencadenar las acciones de control, eutanasia humanitaria de los reservorios de acuerdo con las normas de cada país. En situaciones con confirmación de primeros perros infectados, tomar muestras para confirmación parasitológica e identificación en especies de leishmania. O sea que el Ministerio de Salud está, desde que se decretó la emergencia sanitaria departamental en Salto, tomando las medidas que la OMS promueve para las Américas”.
NO ESTÁ
CONTROLADO
“Cuando este Ministerio –continuó- tomó la decisión de un segundo período de emergencia sanitaria en Salto, lo hicimos porque obviamente no está controlado la diseminación de perros y porque nos parecía, y estamos convencidos que así tiene que ser, que además de la eutanasia, teníamos que ofrecer otras series de medidas, que también están aconsejadas por la OMS y la OPS, que es la tenencia responsable del perro que esté infectado”.
“Decidimos que si el perro está infectado y el propietario del perro no acepta el sacrificio del animal, tomar siete medidas que nos parecían que eran adecuadas para lo que llamamos el control responsable del perro, que se las recuerdo, tener un veterinario de cabecera, llevarlo mensualmente a ese animal a control, colocar un collar con un producto para evitar que la mosquita se acerque al animal, un carné que se diseñó especialmente para que el control del perro esté certificado por el veterinario, la castración inmediata del animal, chipear con un aparato electrónico al perro para su seguimiento, y por último, aconsejar medidas de higiene en el domicilio”.
“Si no se responden a estas medidas, se eleva el caso a la justicia penal, que será quien decida qué hacer con ese propietario y ese animal. Déjenme decirles que en el Ministerio hay ya un expediente de una ciudadana de Salto que se negó no solo al sacrificio del animal sino también a las medidas que se proponen y que seguramente entre lunes y martes, se elevará al juzgado penal aquí en Salto para que el señor juez tome las medidas que crea conveniente”, expresó en parte de su alocución.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...