En torno al Día Mundial del Servicio Leonístico, integrante del Club de Leones “Los Azahares” comparte sus reflexiones en el marco de la importante celebración.

En torno al Día Mundial del Servicio Leonístico, integrante del Club de Leones “Los Azahares” comparte sus reflexiones en el marco de la importante celebración.

El día 8 de octubre pasado fue celebrado el “Día Mundial del Servicio Leonístico”, fecha en que las manos y corazones de todos los hombres que dicen llamarse Leones, se unen en servicio con hombres de diferentes culturas y nacionalidades, hombres que hablan distintas lenguas y actúan de diferentes maneras.

Lions International instituyó el 8 de octubre como Día Mundial del Servicio Leonístico, en memoria al día en que se celebró la Primera Convención de Clubes de Leones, pretendiendo resaltar con mayor énfasis los principios filosóficos del Leonismo que encierra en su Código, Objetivos y Emblema, los conceptos básicos del buen ciudadano, sintiendo y viviendo realmente el lema “Nosotros Servimos”.

La Maestra Amanda Falcao Gutiérrez – quien integra el Club de Leones “Los Azahares” desde hace más de una década –señaló que es una fecha trascendental dentro del Calendario Leonístico, porque recuerda toda la trayectoria de principio a fin de la creación de los Leones por Melvin Jones.

El Club de Leones “Los Azahares” se encuentra en la etapa final de la construcción de la Sala de Amamantamiento del Hospital de Salto. Allí se instaló un equipo de aire acondicionado, frigobar, una mampara y se están aportando diferentes materiales.

MOMENTOS “DE REFLEXIÓN Y UNIÓN”

“Es una fecha sumamente importante en nuestro Calendario Leonístico porque nos recuerda toda la trayectoria desde sus inicios y de allí surge la idea de servir” – indicó la docente.

En cada acto surge la necesidad de reflexionar por parte de cada uno de quienes integran el Club de Leones, teniendo en cuenta sus funciones.

En Salto funcionan tres clubes leoninos: Club de Leones Los Azahares, Club de Leones Salto Centro y Club de Leones Salto Ayuí. Las obras de los Leones no son solamente económicas; se apoya también a personas que están pasando un mal momento o la asistencia a los adultos mayores.

Todos los 8 de octubre, un millón cuatrocientos mil Leones en el mundo, distribuidos en 44.652 Clubes de 192 países y regiones geográficas de nuestro globo terráqueo, se comprometen a compartir la visión de servicio Leonístico tocando cada esquina del mundo llevando un rayo de luz, un aliento o una ayuda al necesitado.

Este día singular de servicio también proporciona la ocasión de renovarse espiritualmente a quienes deciden servir a la humanidad a través de los Clubes de Leones, ya que el leonismo es el lenguaje que todos los hombres humanitarios hablan; es aquella voz que se alza a sí misma para ser escuchada por encima de los lamentos de pobreza y dolor de los necesitados del mundo.

Nuestros líderes internacionales recuerden en esta oportunidad la responsabilidad que frente a la sociedad cada Club de cualquier rincón de la Patria, tiene ante los ojos del mundo, motivo por el cual nuestro Distrito al igual que los otros tres que conforman el Leonismo Nacional ha incentivado a sus miembros, a objeto de que este día sea realzado con actividades de servicio, principalmente poniendo énfasis en la campaña permanente del Leonismo, cuál es la “Conservación de la Vista”. PDG León Omar Huenchuman V.

PARA EL NUEVO MILENIO

Los Leones de todo el mundo celebran con júbilo, cada 8 de octubre, su “Día Mundial del Servicio Leonístico. Este año, haciendo gala al Lema del Presidente Internacional, León Jean Bejhar, : “La Calidad es la LLAVE del Futuro”, donde insta a todos los Socios a privilegiar la Calidad en los Servicios hacia el más necesitado, hoy, a través de estas líneas recordaremos los inicios del Leonismo, su evolución y su futuro.

El Leonismo se ha constituido a través de sus 83 años de existencia, en una verdadera filosofía del sentimiento humanitario, que en términos prácticos, invoca su accionar en la dedicación hacia el ser humano más necesitado.

En este tiempo, ha mantenido una constancia de propósitos que le ha permitido extenderse a 185 países y áreas geográficas del orbe, predicando y haciendo realidad su valiosa doctrina que ha llegado a la sensibilidad de más de 1.425.000 seguidores, que hoy día, practican activamente esta enseñanza de la Calidad en el Servicio a nuestros semejantes más desvalidos.

Son estos hombres y mujeres de buena voluntad, quienes están agrupados en más de 44.700 Clubes de Leones activos, organizados de tal manera, que cada uno de ellos entrega su preciosa ayuda con amor, humildad y confianza en sus postulados, para navegar en los océanos de oportunidades que la vida le otorga para dar servicio a sus propias comunidades.

Al comienzo de este siglo y del tercer milenio, aún el mundo vive una época de gran confusión, nadie tiene la claridad de su propia proyección y enmarcados en estos parámetros, los seres humanos no encuentran el camino apropiado para lograr una cordura y una planificación adecuada para actuar de acuerdo a las exigencias actuales.

El Leonismo, una vez más dedica todos sus esfuerzos para entregar una visión hacia los hombres y mujeres de buena voluntad, para que realicen actividades de bien comunitario aportando cultura a sus pueblos; delineando formas de cómo lograr una mejor condición de vida; dar cada uno de ellos parte de su tiempo en beneficio de aquel que nada tiene.

La Visión permanente de la Doctrina Leonística es que tiende a llegar como ayuda solidaria al corazón del Amigo León, Amiga León, Damas y Leos, para encausar su compromiso con el servicio y que cada uno de ellos sea una difusión en potencia de esta filosofía que permite al ser humano encontrarse con el solaz suficiente, para reabastecerse de las energías necesarias para proyectar su accionar de bien hacia las multitudes que claman de amor y comprensión.

Todos los Leones del mundo están contribuyendo en hacer realidad el sueño de su fundador Melvin Jones, que un 7 de Junio de 1917 en Chicago, USA, diera el impulso fundamental a la creación del Leonismo Internacional.

También, hoy recuerdo palabras de Melvin Jones, donde hace un llamado a la extensión del servicio leonístico: “Sí, espero que siempre haya para nuestra Asociación Internacional de Clubes de Leones, una tierra del más allá, una meta que al acercarnos a ella se agrande, pero siempre fuera de nuestro alcance, como retándonos a ser más presurosos, a trabajar con más afán, e idear mejores servicios y dar más de sí”.

Así, el Leonismo aparece a la sazón como un humanismo, es decir, una concepción del hombre solidario en sus relaciones con sus semejantes.

Es también la actitud del hombre comprometido en una vía que lo hace consecuente con todo, lo que le impone un comportamiento, sin desfallecimiento, hacia los demás y para consigo mismo.

Ello hace pensar en el desconocimiento que existe sobre los programas y actividades  que encara la organización en el ámbito internacional, así como ignorar la existencia y función de una asesoría, Comprensión y Colaboración Internacional, destinada a tales efectos.

La guía para estos asesores es muy clara en lo que respecta a los motivos que inciden para que eso suceda, así como en orientar cómo ampliar nuestras posibilidades de servicio comunitario.

”Para mucha gente es difícil entender y más difícil aceptar el hecho de que la dependencia recíproca es cada vez  más marcada en el mundo.

Desde la niñez la gente está condicionada a creer justamente en lo opuesto: que su medio ambiente es  el único en el mundo, que nada le es importante, excepto aquello que le afecta directa e inmediatamente.

Solo en épocas de grandes catástrofes, una guerra, una situación económica grave en una gran potencia, la gente se da cuenta que las acciones y decisiones tomadas a miles de kilómetros de distancia, sí pueden afectar directamente sus vidas.

Cuando dejan de obtener las cosas que daban por seguro, es cuando se percatan cuánto dependen  de otras personas en partes remotas del mundo.

Es que estamos orientados a pensar y sentir como “nacionalistas”, mucho más que como “internacionalistas”.

El punto de vista internacional de muchas personas se reduce a considerar que la humanidad está dividida en dos grupos: la de los países ricos o industrializados y la de los países en desarrollo o del Tercer mundo.

Por lo tanto a esas personas se les hace extremadamente  difícil establecer nexos con personas o sociedades lejanas, pues no pueden trascender  la actitud asumida a través de muchos años de ver la vida desde su propia y limitada perspectiva.

l día 8 de octubre pasado fue celebrado el “Día Mundial del Servicio Leonístico”, fecha en que las manos y corazones de todos los hombres que dicen llamarse Leones, se unen en servicio con hombres de diferentes culturas y nacionalidades, hombres que hablan distintas lenguas y actúan de diferentes maneras.
Lions International instituyó el 8 de octubre como Día Mundial del Servicio Leonístico, en memoria al día en que se celebró la Primera Convención de Clubes de Leones, pretendiendo resaltar con mayor énfasis los principios filosóficos del Leonismo que encierra en su Código, Objetivos y Emblema, los conceptos básicos del buen ciudadano, sintiendo y viviendo realmente el lema “Nosotros Servimos”.
La Maestra Amanda Falcao Gutiérrez – quien integra el Club de Leones “Los Azahares” desde hace más de una década –señaló que es una fecha trascendental dentro del Calendario Leonístico, porque recuerda toda la trayectoria de principio a fin de la creación de los Leones por Melvin Jones.
El Club de Leones “Los Azahares” se encuentra en la etapa final de la construcción de la Sala de Amamantamiento del Hospital de Salto. Allí se instaló un equipo de aire acondicionado, frigobar, una mampara y se están aportando diferentes materiales.
MOMENTOS “DE
REFLEXIÓN Y UNIÓN”
“Es una fecha sumamente importante en nuestro Calendario Leonístico porque nos recuerda toda la trayectoria desde sus inicios y de allí surge la idea de servir” – indicó la docente.
En cada acto surge la necesidad de reflexionar por parte de cada uno de quienes integran el Club de Leones, teniendo en cuenta sus funciones.
En Salto funcionan tres clubes leoninos: Club de Leones Los Azahares, Club de Leones Salto Centro y Club de Leones Salto Ayuí. Las obras de los Leones no son solamente económicas; se apoya también a personas que están pasando un mal momento o la asistencia a los adultos mayores.
Todos los 8 de octubre, un millón cuatrocientos mil Leones en el mundo, distribuidos en 44.652 Clubes de 192 países y regiones geográficas de nuestro globo terráqueo, se comprometen a compartir la visión de servicio Leonístico tocando cada esquina del mundo llevando un rayo de luz, un aliento o una ayuda al necesitado.
Este día singular de servicio también proporciona la ocasión de renovarse espiritualmente a quienes deciden servir a la humanidad a través de los Clubes de Leones, ya que el leonismo es el lenguaje que todos los hombres humanitarios hablan; es aquella voz que se alza a sí misma para ser escuchada por encima de los lamentos de pobreza y dolor de los necesitados del mundo.
Nuestros líderes internacionales recuerden en esta oportunidad la responsabilidad que frente a la sociedad cada Club de cualquier rincón de la Patria, tiene ante los ojos del mundo, motivo por el cual nuestro Distrito al igual que los otros tres que conforman el Leonismo Nacional ha incentivado a sus miembros, a objeto de que este día sea realzado con actividades de servicio, principalmente poniendo énfasis en la campaña permanente del Leonismo, cuál es la “Conservación de la Vista”. PDG León Omar Huenchuman V.
PARA EL
NUEVO MILENIO
Los Leones de todo el mundo celebran con júbilo, cada 8 de octubre, su “Día Mundial del Servicio Leonístico. Este año, haciendo gala al Lema del Presidente Internacional, León Jean Bejhar, : “La Calidad es la LLAVE del Futuro”, donde insta a todos los Socios a privilegiar la Calidad en los Servicios hacia el más necesitado, hoy, a través de estas líneas recordaremos los inicios del Leonismo, su evolución y su futuro.
El Leonismo se ha constituido a través de sus 83 años de existencia, en una verdadera filosofía del sentimiento humanitario, que en términos prácticos, invoca su accionar en la dedicación hacia el ser humano más necesitado.
En este tiempo, ha mantenido una constancia de propósitos que le ha permitido extenderse a 185 países y áreas geográficas del orbe, predicando y haciendo realidad su valiosa doctrina que ha llegado a la sensibilidad de más de 1.425.000 seguidores, que hoy día, practican activamente esta enseñanza de la Calidad en el Servicio a nuestros semejantes más desvalidos.
Son estos hombres y mujeres de buena voluntad, quienes están agrupados en más de 44.700 Clubes de Leones activos, organizados de tal manera, que cada uno de ellos entrega su preciosa ayuda con amor, humildad y confianza en sus postulados, para navegar en los océanos de oportunidades que la vida le otorga para dar servicio a sus propias comunidades.
Al comienzo de este siglo y del tercer milenio, aún el mundo vive una época de gran confusión, nadie tiene la claridad de su propia proyección y enmarcados en estos parámetros, los seres humanos no encuentran el camino apropiado para lograr una cordura y una planificación adecuada para actuar de acuerdo a las exigencias actuales.
El Leonismo, una vez más dedica todos sus esfuerzos para entregar una visión hacia los hombres y mujeres de buena voluntad, para que realicen actividades de bien comunitario aportando cultura a sus pueblos; delineando formas de cómo lograr una mejor condición de vida; dar cada uno de ellos parte de su tiempo en beneficio de aquel que nada tiene.
La Visión permanente de la Doctrina Leonística es que tiende a llegar como ayuda solidaria al corazón del Amigo León, Amiga León, Damas y Leos, para encausar su compromiso con el servicio y que cada uno de ellos sea una difusión en potencia de esta filosofía que permite al ser humano encontrarse con el solaz suficiente, para reabastecerse de las energías necesarias para proyectar su accionar de bien hacia las multitudes que claman de amor y comprensión.
Todos los Leones del mundo están contribuyendo en hacer realidad el sueño de su fundador Melvin Jones, que un 7 de Junio de 1917 en Chicago, USA, diera el impulso fundamental a la creación del Leonismo Internacional.
También, hoy recuerdo palabras de Melvin Jones, donde hace un llamado a la extensión del servicio leonístico: “Sí, espero que siempre haya para nuestra Asociación Internacional de Clubes de Leones, una tierra del más allá, una meta que al acercarnos a ella se agrande, pero siempre fuera de nuestro alcance, como retándonos a ser más presurosos, a trabajar con más afán, e idear mejores servicios y dar más de sí”.
Así, el Leonismo aparece a la sazón como un humanismo, es decir, una concepción del hombre solidario en sus relaciones con sus semejantes.
Es también la actitud del hombre comprometido en una vía que lo hace consecuente con todo, lo que le impone un comportamiento, sin desfallecimiento, hacia los demás y para consigo mismo.
Ello hace pensar en el desconocimiento que existe sobre los programas y actividades  que encara la organización en el ámbito internacional, así como ignorar la existencia y función de una asesoría, Comprensión y Colaboración Internacional, destinada a tales efectos.
La guía para estos asesores es muy clara en lo que respecta a los motivos que inciden para que eso suceda, así como en orientar cómo ampliar nuestras posibilidades de servicio comunitario.
”Para mucha gente es difícil entender y más difícil aceptar el hecho de que la dependencia recíproca es cada vez  más marcada en el mundo.
Desde la niñez la gente está condicionada a creer justamente en lo opuesto: que su medio ambiente es  el único en el mundo, que nada le es importante, excepto aquello que le afecta directa e inmediatamente.
Solo en épocas de grandes catástrofes, una guerra, una situación económica grave en una gran potencia, la gente se da cuenta que las acciones y decisiones tomadas a miles de kilómetros de distancia, sí pueden afectar directamente sus vidas.
Cuando dejan de obtener las cosas que daban por seguro, es cuando se percatan cuánto dependen  de otras personas en partes remotas del mundo.
Es que estamos orientados a pensar y sentir como “nacionalistas”, mucho más que como “internacionalistas”.
El punto de vista internacional de muchas personas se reduce a considerar que la humanidad está dividida en dos grupos: la de los países ricos o industrializados y la de los países en desarrollo o del Tercer mundo.
Por lo tanto a esas personas se les hace extremadamente  difícil establecer nexos con personas o sociedades lejanas, pues no pueden trascender  la actitud asumida a través de muchos años de ver la vida desde su propia y limitada perspectiva.