En tres años se duplicaron las denuncias por violencia doméstica en Salto; en 2015 ya van cuatro procesados

En tres años se duplicaron las denuncias por violencia doméstica en Salto; en 2015 ya van cuatro procesados

Cuatro hombres han sido procesados por violencia doméstica en nuestro departamento en lo que va del año 2015 y, afortunadamente, no se han producido muertes en este arranque de 2015, según confió el comisario Pablo Minguta, director de la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de Salto (UEVD) de la Jefatura de Policía de Salto, a EL PUEBLO.

El año pasado se registraron 2.673 denuncias en la UEVD, siendo diciembre el mes donde hubo más casos de violencia doméstica, con 352 denuncias, de acuerdo a la información estadística a la que accedió EL PUEBLO.

Esta situación genera una honda preocupación en las autoridades policiales, ya que las denuncias crecen año tras año. De 2011 a 2014, por ejemplo, se duplicaron los casos. Este incremento del 100% enciende la luz de alerta, porque por como viene desarrollándose 2015, se vislumbra que los números sigan creciendo.

Los datos del UEVD revelan que hubo 1381 denuncias de violencia doméstica en 2011, 1886 en 2012, 2298 en 2013 y 2673 en 2014.

Si tenemos en cuenta que muchas mujeres víctimas de violencia doméstica no llegan a realizar la denuncia -por diferentes motivos, la cifra podría aumentar a un número inimaginable.

En lo que refiere a los procesados por delitos de violencia doméstica en Salto, en los cuatro años analizados por la UEVD, las cifras son muy dispares: hubo seis personas procesadas por dicho delito en 2011, ocho en 2012, pero la cifra se elevó a 25 en el año 2013 -el año donde hubo más procesados- y terminó en 19 en el año 2014.

FORMA DE PROCEDER

Respecto a la forma de proceder en la unidad especializada en Violencia Doméstica, Minguta señaló que una de las primeras acciones que los funcionarios de esta dependencia policial realizan al recibir una denuncia es buscar brindarle “contención de la víctima”, que en la mayoría de los casos llega a la unidad en un estado de gran angustia y desesperación por la situación que atraviesa.

Otra de las tareas más complejas es tratar de evitar la “revictimización secundaria de la víctima”, o sea evitar que esa persona que ha pasado por un hecho de violencia, desagradable y aflictivo, tenga que revivir con la Policía todo lo que le pasó.

Es por eso que Minguta aseguró que la Unidad de Violencia Doméstica de la Jefatura de Salto cuenta con un local especialmente acondicionado para atender a las víctimas de ese tipo de delitos, quienes son atendidas por personal especializado.

En todos los casos se da trámite a la denuncia en el Juzgado de Familia, o Penal según las circunstancias ya que es quien tiene competencia en estos casos en el interior del país. El juez es quien dispone las medidas correspondientes que generalmente son medidas cautelares.

En los casos en que el magistrado lo considere pertinente, puede dar trámite al Juzgado penal.

Una particularidad que se da en estos casos es el importante número de “reincidencias” en los casos denunciados, es decir, mujeres que en la mayoría de los casos concurre en reiteradas ocasiones a denunciar a su pareja o a su expareja, las que no cumplen con las medidas cautelares que son dispuestas judicialmente, principalmente cuando se dicta la prohibición de acercamiento al agresor, en un hecho que viene preocupando a las autoridades.

DATOS NACIONALES

En lo que va del año, ya van 12 mujeres fallecidas como víctimas de los casos de violencia de género.

Se estima además que siete de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencia basada en su género en el correr de su vida. Lo peor de todo es que Uruguay se ubica en el primer puesto en América Latina respecto a la tasa de mujeres asesinadas por su pareja o expareja.

Ayer en el marco del Día Internacional de la Mujer, la Jefatura de Policía proporcionó esta información que en cierta medida es un termómetro de la realidad de violencia de género que vive nuestra ciudad.

uatro hombres han sido procesados por violencia doméstica en nuestro departamento en lo que va del año 2015 y, afortunadamente, no se han producido muertes en este arranque de 2015, según confió el comisario Pablo Minguta, director de la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de Salto (UEVD) de la Jefatura de Policía de Salto, a EL PUEBLO.
El año pasado se registraron 2.673 denuncias en la UEVD, siendo diciembre el mes donde hubo más casos de violencia doméstica, con 352 denuncias, de acuerdo a la información estadística a la que accedió EL PUEBLO.
Esta situación genera una honda preocupación en las autoridades policiales, ya que las denuncias crecen año tras año. De 2011 a 2014, por ejemplo, se duplicaron los casos. Este incremento del 100% enciende la luz de alerta, porque por como viene desarrollándose 2015, se vislumbra que los números sigan creciendo.
Los datos del UEVD revelan que hubo 1381 denuncias de violencia doméstica en 2011, 1886 en 2012, 2298 en 2013 y 2673 en 2014.
Si tenemos en cuenta que muchas mujeres víctimas de violencia doméstica no llegan a realizar la denuncia -por diferentes motivos, la cifra podría aumentar a un número inimaginable.
En lo que refiere a los procesados por delitos de violencia doméstica en Salto, en los cuatro años analizados por la UEVD, las cifras son muy dispares: hubo seis personas procesadas por dicho delito en 2011, ocho en 2012, pero la cifra se elevó a 25 en el año 2013 -el año donde hubo más procesados- y terminó en 19 en el año 2014.
FORMA DE PROCEDER
Respecto a la forma de proceder en la unidad especializada en Violencia Doméstica, Minguta señaló que una de las primeras acciones que los funcionarios de esta dependencia policial realizan al recibir una denuncia es buscar brindarle “contención de la víctima”, que en la mayoría de los casos llega a la unidad en un estado de gran angustia y desesperación por la situación que atraviesa.
Otra de las tareas más complejas es tratar de evitar la “revictimización secundaria de la víctima”, o sea evitar que esa persona que ha pasado por un hecho de violencia, desagradable y aflictivo, tenga que revivir con la Policía todo lo que le pasó.
Es por eso que Minguta aseguró que la Unidad de Violencia Doméstica de la Jefatura de Salto cuenta con un local especialmente acondicionado para atender a las víctimas de ese tipo de delitos, quienes son atendidas por personal especializado.
En todos los casos se da trámite a la denuncia en el Juzgado de Familia, o Penal según las circunstancias ya que es quien tiene competencia en estos casos en el interior del país. El juez es quien dispone las medidas correspondientes que generalmente son medidas cautelares.
En los casos en que el magistrado lo considere pertinente, puede dar trámite al Juzgado penal.
Una particularidad que se da en estos casos es el importante número de “reincidencias” en los casos denunciados, es decir, mujeres que en la mayoría de los casos concurre en reiteradas ocasiones a denunciar a su pareja o a su expareja, las que no cumplen con las medidas cautelares que son dispuestas judicialmente, principalmente cuando se dicta la prohibición de acercamiento al agresor, en un hecho que viene preocupando a las autoridades.
DATOS NACIONALES
En lo que va del año, ya van 12 mujeres fallecidas como víctimas de los casos de violencia de género.
Se estima además que siete de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencia basada en su género en el correr de su vida. Lo peor de todo es que Uruguay se ubica en el primer puesto en América Latina respecto a la tasa de mujeres asesinadas por su pareja o expareja.
Ayer en el marco del Día Internacional de la Mujer, la Jefatura de Policía proporcionó esta información que en cierta medida es un termómetro de la realidad de violencia de género que vive nuestra ciudad.