En Uruguay somos pioneros

El tema del recurso natural del agua es el gran debate que nos debemos de poner a reconsiderar los uruguayos. En Octubre del año 2004 en simultáneo con las elecciones nacionales se puso a consideración de la ciudadanía la reforma constitucional conocida popularmente como la reforma del agua, la misma fue aprobada por el 64.7% de los ciudadanos uruguayos. Se agregó al artículo 47 de nuestra Constitución la definición de que: “El agua es un recurso natural y esencial para la vida.” Y a continuación agrega “El acceso al agua potable y el acceso al saneamiento, constituyen derechos humanos fundamentales”, todo esto último lo debemos considerar como un avance en cuanto a que le da el grado de universalidad a estos servicios considerados como esenciales para una buena calidad de vida para todos los ciudadanos. Con estas definiciones en nuestra principal normativa, de nuestro estado de derecho, Uruguay pasó a ser pionero de la región de Sudamérica en cuanto a la gestión y garantía de acceso al agua potable y servicio de saneamiento ya que otros estados no lo incluían aún en su Constitución. Al paso de los años se fue legislando en temas que se relacionan para garantizar un buen tratamiento al agua como parte del medio ambiente. Entre los años 2004 y el presente año 2018 se aprueban: la Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible, La Ley de Política Nacional de Aguas, entre otras normativas hasta llegar en 2017 a la nueva Ley de Riego que deroga algunas artículos de la anterior Ley de Riego con Destino Agrario del año 1997. En Uruguay veníamos adelantados en el mundo como Estado ejemplo pues recién en el año 2010 la ONU declaró a través de su Asamblea General de las Naciones Unidas el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. Nuestro planeta Tierra viene experimentando el deterioro de su naturaleza. Conocidos son los efectos del Cambio Climático. Diversos estudios científicos señalan que las zonas costeras de Sudamérica en el atlántico sur serán las más afectadas por el “fenómeno del niño” que genera mayores precipitaciones a las normales en las cuatro estaciones del año. Prueba de esto último tenemos a las inundaciones de fines del año 2015, abril de 2016 y la más reciente en el mes de Mayo de 2017. También esto afecta a los habitantes de nuestra ciudad con los fenómenos conocidos como las enchorradas que afecta a las riberas de los arroyos y cañadas que atraviesan la zona urbana de nuestra ciudad de Salto.
Nuestra ciudad creció desordenadamente en cuanto al uso de los suelos y sus características desde los primeros años del Siglo XX. En aquellos años se tenía como límite sur de la ciudad el arroyo Ceibal. El crecimiento urbano no considero la construcción de drenajes pluviales adecuados a un suelo impermeable (que no permite que el agua se filtre) y siendo esto último una necesidad de tener mejores estructuras aquí llegó a intervenir con sus políticas financieras el Banco Mundial. El mismo ofreció financiar estudios de obras para mejorar la gestión de las aguas de nuestro país. Entre estos estudios existen los Planes de Aguas Urbanas para las ciudades de Salto y Young, estos estudios constituyen planes pilotos en Uruguay. También así llegó la aparente “Ley de riego” que deja la gestión de nuestras aguas en manos privadas y la analizaré en otra oportunidad.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...