Escándalo mundial

Una treintena de personas formaba la red ilegal de reventa de entradas que desarticuló la policía brasileña. Un funcionario de la FIFA era el jefe de la banda que obtenía 900.000 dólares de ganancia por partido. Se investiga la posible participación de miembros de las federaciones de Brasil, Argentina y España.

La policía brasileña llevaba varios meses investigando la red ilegal de reventa de entradas que desarticuló recientemente en Río de Janeiro y San Pablo, y cuyo máximo jefe (según la propia policía) es un alto funcionario de la FIFA. Su identidad aún no ha sido revelada.
La policía brasileña informó también que no ha compartido datos con la FIFA por temor a posibles filtraciones, a pesar de las continuas declaraciones del órgano rector del fútbol mundial sobre su “total colaboración” con las autoridades brasileñas.
La operación, denominada “Jules Rimet”, ha supuesto por ahora la detención del empresario argelino Lamine Fofana, estrechamente vinculado al mundo del fútbol, junto con otras diez personas para las que se ha pedido una extensión de la prisión provisional.
GRONDONA EN LA MIRA
La FIFA se niega a ofrecer cualquier información adicional por tratarse “de una investigación en curso”, ni siquiera tras conocerse que al menos dos de las entradas revendidas ilegalmente pertenecían al argentino Humberto Grondona, hijo de Julio Grondona, vicepresidente de la FIFA y máximo responsable de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) desde 1979.
Grondona Jr. declaró a la cadena TyC sports que le vendió las entradas “a un amigo”. La entidad que dirige el fútbol mundial se limita a asegurar, mientras tanto, que está “rastreando el origen de las entradas revendidas para proceder a su cancelación y establecer las sanciones correspondientes”.
Los datos ofrecidos por Fábio Barucke, jefe de la Comisaría Nº 18 de Río de Janeiro, permiten establecer que Fofana actuaba como “cabecilla” de una red con altas conexiones en la propia FIFA que organizó un negocio ilegal de reventa de entradas del Mundial cuyos beneficios por partido ascendían a dos millones de reales (900.000 dólares). La red estaba compuesta por una treintena de personas. La investigación policial en curso implica también a Match, la empresa que tiene los derechos exclusivos para la venta de paquetes de lujo (y que tiene entre sus socios a Phillip Blatter, sobrino del presidente de la FIFA). Camila Donato, asesora de prensa de la policía de Río de Janeiro, afirmó por su parte que la policía investiga la posible participación de miembros de las federaciones de Brasil, Argentina y España.
ESTRELLAS INVOLUCRADAS
Según la prensa brasileña, la lista de personas investigadas por la policía incluye a los exfutbolistas Dunga y Junior Baiano, a los campeones del mundo en 1970 Carlos Alberto y Jairzinho, y a Roberto de Assis, hermano y representante de Ronaldinho. Todos ellos han tenido contacto reciente y comprobado con Fofana, que fue detenido en un apartamento propiedad del propio Junior Baiano.
Según el responsable de la investigación, el funcionario sospechoso de la FIFA aparece repetidamente en grabaciones efectuadas por la policía al empresario argelino con autorización judicial y alguno de los detenidos habría confesado que este es el cuarto Mundial en el que lucran con la reventa ilegal de entradas. “El beneficio era tan alto que pueden esperar de una Copa a otra sin hacer más nada”, afirmó el comisario Barucke. Los sospechosos afrontan acusaciones de lavado de dinero, asociación criminal y comercio ilegal. El abogado de Fofana, Alexandre Corrêa, declaró que el encarcelamiento de su defendido es “arbitrario” y ha negado todas las acusaciones.
TERREMOTO EN LA FIFA
La noticia de la desarticulación de la banda ha causado un visible terremoto en la FIFA, que aunque públicamente se compromete a cooperar en la investigación, califica de “rumor” la implicación de alguno de sus miembros y ha organizado varias reuniones a puertas cerradas para tratar de calibrar la magnitud del problema.
La lucha contra la reventa de entradas ha sido una de las principales apuestas del organismo en los últimos tres meses, poniendo énfasis en la persecución de esta actividad “ilegal”. Pero resultó que la manzana podrida estaba dentro del cajón.

La policía brasileña llevaba varios meses investigando la red ilegal de reventa de entradas que desarticuló recientemente en Río de Janeiro y San Pablo, y cuyo máximo jefe (según la propia policía) es un alto funcionario de la FIFA. Su identidad aún no ha sido revelada.

La policía brasileña informó también que no ha compartido datos con la FIFA por temor a posibles filtraciones, a pesar de las continuas declaraciones del órgano rector del fútbol mundial sobre su “total colaboración” con las autoridades brasileñas.

La operación, denominada “Jules Rimet”, ha supuesto por ahora la detención del empresario argelino Lamine Fofana, estrechamente vinculado al mundo del fútbol, junto con otras diez personas para las que se ha pedido una extensión de la prisión provisional.

GRONDONA EN LA MIRA

La FIFA se niega a ofrecer cualquier información adicional por tratarse “de una investigación en curso”, ni siquiera tras conocerse que al menos dos de las entradas revendidas ilegalmente pertenecían al argentino Humberto Grondona, hijo de Julio Grondona, vicepresidente de la FIFA y máximo responsable de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) desde 1979.

Grondona Jr. declaró a la cadena TyC sports que le vendió las entradas “a un amigo”. La entidad que dirige el fútbol mundial se limita a asegurar, mientras tanto, que está “rastreando el origen de las entradas revendidas para proceder a su cancelación y establecer las sanciones correspondientes”.

Los datos ofrecidos por Fábio Barucke, jefe de la Comisaría Nº 18 de Río de Janeiro, permiten establecer que Fofana actuaba como “cabecilla” de una red con altas conexiones en la propia FIFA que organizó un negocio ilegal de reventa de entradas del Mundial cuyos beneficios por partido ascendían a dos millones de reales (900.000 dólares). La red estaba compuesta por una treintena de personas. La investigación policial en curso implica también a Match, la empresa que tiene los derechos exclusivos para la venta de paquetes de lujo (y que tiene entre sus socios a Phillip Blatter, sobrino del presidente de la FIFA). Camila Donato, asesora de prensa de la policía de Río de Janeiro, afirmó por su parte que la policía investiga la posible participación de miembros de las federaciones de Brasil, Argentina y España.

ESTRELLAS INVOLUCRADAS

Según la prensa brasileña, la lista de personas investigadas por la policía incluye a los exfutbolistas Dunga y Junior Baiano, a los campeones del mundo en 1970 Carlos Alberto y Jairzinho, y a Roberto de Assis, hermano y representante de Ronaldinho. Todos ellos han tenido contacto reciente y comprobado con Fofana, que fue detenido en un apartamento propiedad del propio Junior Baiano.

Según el responsable de la investigación, el funcionario sospechoso de la FIFA aparece repetidamente en grabaciones efectuadas por la policía al empresario argelino con autorización judicial y alguno de los detenidos habría confesado que este es el cuarto Mundial en el que lucran con la reventa ilegal de entradas. “El beneficio era tan alto que pueden esperar de una Copa a otra sin hacer más nada”, afirmó el comisario Barucke. Los sospechosos afrontan acusaciones de lavado de dinero, asociación criminal y comercio ilegal. El abogado de Fofana, Alexandre Corrêa, declaró que el encarcelamiento de su defendido es “arbitrario” y ha negado todas las acusaciones.

TERREMOTO EN LA FIFA

La noticia de la desarticulación de la banda ha causado un visible terremoto en la FIFA, que aunque públicamente se compromete a cooperar en la investigación, califica de “rumor” la implicación de alguno de sus miembros y ha organizado varias reuniones a puertas cerradas para tratar de calibrar la magnitud del problema.

La lucha contra la reventa de entradas ha sido una de las principales apuestas del organismo en los últimos tres meses, poniendo énfasis en la persecución de esta actividad “ilegal”. Pero resultó que la manzana podrida estaba dentro del cajón.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...