Escolares de la zona prosiguieron con la plantación de árboles en la Plaza Artigas el pasado viernes

Día Mundial del Medio Ambiente

En la mañana del viernes último y en el marco del “Día Mundial del Medio Ambiente” la Unidad Cardiorespiratoria Movil de Salto (UCMS) llevó adelante la plantación de árboles en la Plaza Artigas. Estuvieron presentes niños y niñas pertenecientes  a la Escuela Nº 3 y a la Escuela Nº 126, en donde concurren niños con Trastornos de la Personalidad.  La plantación de las 4 tipas (“Tipuana tipu”), sobre el sector de Plaza Artigas ubicado sobre calle 25 de Agosto, mantienen la continuidad de los otros árboles del mismo tipo existentes, algunos de los cuales fueron plantados años anteriores, incluso en el marco de actividades similares a la desarrollada en el día de ayer.

Los escolares, junto con el funcionario municipal Jorge Rodríguez que acompaña esta actividad hace muchos años, procedieron a plantar las especies, introduciendo la tierra, sujetándolas  a un madero que le sirve de apoyo, y colocando tarjetas que enuncian la actividad, donde luce la siguiente referencia textual:“Yo planté un árbol para crecer juntos en el día del Medio Ambiente”.

Estuvieron presentes en la actividad funcionarios de la UCMS, representantes de la Iglesia, de la Intendencia de Salto, de instituciones de enseñanza y de otras organizaciones sociales locales.

Una actividad continuada

y un compromiso por

el cuidado

Norberto Sagnol, encargado de Relaciones Públicas y Publicidad de la UCMS, expresó que la actividad desarrollada “se viene realizando desde hace ya más de 25 años en distintos lugares de la ciudad, con la participación de niños de las escuelas, porque sabemos que es muy importante la plantación en sí, y el compromiso que surge de cuidarlos por parte de ellos”.

Se busca despertar en ellos el interés por la naturaleza, ya “que la semilla es como la palabra, se planta un día, queda dando vueltas en nuestros corazones y en nuestras vidas, y un día florece”. Los niños quedan muy contentos con la plantación de un árbol, y, al decir de Sagnol, muchos padres le han comentado luego que “los niños vienen a cuidar del árbol que han plantado hace tantos años”.

Tomar conciencia a

través de pequeños actos

Por su parte el Ing. Fernando Pellicer, encargado del área Espacios Verdes de la Intendencia de Salto, manifestó que las actividades de la comuna en dichos espacios son permanentes, “nunca hay pausa”. Esta actividad de la UCMS es muy valiosa, y es un enorme acierto la presencia de las escuelas, “ya que estos niños heredarán la tierra de parte nuestra y ellos tienen que empezar a tomar conciencia a través de pequeños actos que van dejando una huella”.  Respecto de la actividad del área del que es responsable en la comuna, manifestó que “se está trabajando en costanera norte, en los parrilleros, en donde la inundación causó estragos en la forestación. Se está reforestando copiosamente”. Asimismo se está llevando adelante el reacomodo de toda la plantación que se hizo del 2006 en adelante, “hay que darle estructura a esas plantas que ya están arraigadas y creciendo, para que no tengamos en el futuro los problemas que nos dan hoy algunas que han crecido en forma espontánea, sin tener una dirección de su arquitectura”. Reafirmó que en estos casos se trata de “forestación urbana, en donde hay que guiar al árbol, buscando la forma de que se adapte al medio en el que los estamos metiendo, en una ciudad llena de hormigón, de cemento, de cables, y de otras cosas que conspiran”.

La plantación de árboles es un gesto educativo para los niños

Mons. Pablo Galimberti, Obispo de la Diócesis de Salto, manifestó que la actividad “es un gesto educativo a los niños, ya que por el hecho de plantar un árbol en la plaza Artigas se sienten colaboradores de la ciudad”. Destacó que también tiene “un aspecto simbólico”, ya que “el árbol, con sus ciclos, los inviernos, las primaveras, los otoños, simboliza también la vida, y de esa manera al verlo crecer, y al verlo cambiar las hojas y atravesar momentos de poda es educativo para los chicos”. Indicó que estos árboles que se plantan pasan a formar parte de la ciudad, “que tiene también monumentos vegetales que son parte del patrimonio, junto a los edificios de ladrillos, y conforman el paisaje humano en el cual convivimos”. Afirmó que la Iglesia Católica ha dado su opinión  respecto a los temas ambientales, “que está preocupando razonablemente a todos los gobiernos”. En particular manifestó que hay que analizar “no solo los puntos de conflicto, como el de la reunión reciente entre nuestro presidente y la presidenta argentina, sino también otros aspectos que tienen que ver con el medio ambiente hoy amenazado”. Finalizó expresando que “hay impactos que realmente nos preocupan a todos y nos tienen que hacer tomar conciencia”.