Escritores salteños Carmen Molina y Fernando Silva presentarán sus libros hoy en el Hotel Concordia

Los escritores Carmen Molina Bonilla y su esposo Fernando Silva presentarán sus obras literarias; Fernando Silva presentará “Los Pasos y sus Ecos” y Carmen Molina “Las muescas de los días” el próximo viernes 25 en nuestro departamento en el Hotel Concordia a la hora 19.30.
Silva se dedica a la narrativa costumbrista, referente a Salto y sus historias.
Es un escritor salteño muy conocido en su ciudad, viene de muchas generaciones de salteños, es hijo de dos grandes profesores Ventura Silva Lagrilla, primer Director del Liceo de Salto nuevo y de Berta Silva Delgado, Profesora de Músuca en IPOLL, Crandon, etc. Fer fue a su vez Prof en el Salesianos y en UTU, además de funcionario del BROU.
“En su libro, muchos salteños se verán reflejados, rescata costumbres, tradiciones, sucesos alos que muchas veces agrega un realismo mágico más rioplatense que el latinoamericano al que estamos acostumbrados.
En cuanto a mi libro es de poesía, género en el que me desenvuelvo mejor.
Este libro Los Pasos y sus Ecos, obtuvo el 1er. Premio en el 38° Concurso Dr Alberto Manini Ríos, organizado por AEDI, Uruguay ( Asociación de Escritores del Interior en el Ateneo de Montevideo” – nos revela la escritora salteña agregando “Con Fernando
estamos casados hace 48 años y compartimos tantas cosas juntos, que finalmente se dio también con la Literatura.
Fernando desde muy pequeño era asiduo a Las Nubes, luego lo fui yo también y junto a Enrique Amorim y a Esther Haedo, además de todos los escritores que visitaban Las Nubes, mamó la literatura desde el vamos”.
Ambos literatos residen en la capital del país desde hace más de treinta años.
“Las muescas de los días” – lo anuncia desde su título, una muesca es una marca, como una huella, más que una cicatriz, no se diluye y el transcurrir del tiempo va dejándonos esas muescas, que no siempre tienen que ser dolorosas
“Así entre mis poemas hay desde temas sobre el nacimiento, hasta el envejecer,
Como diría Borges y mi libro se inicia con una de sus frases: Somos nuestra memoria,, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos
La respuesta de los lectores ha sido muy alentadora, pero eso siempre es esperable cuando se trata de un libro que obtiene el primer premio de un concurso anual, tan importante como el Manini.
No temo al paso del tiempo, lo sé inevitable, pero en mis poemas, muchas veces me rebelo contra el mismo.
Soy siempre la misma, quien se vanaglorie de sus logros, está muy vacío y yo espero tener algo de sustancia
Por supuesto que me agrada el reconocimiento, pero lo importante es ser honesto consigo mismo y saber que estamos de paso, nadie se lleva a la tumba los logros”.
Carmen Molina sostiene que la realidad actual es dura, en especial para quienes nacimos en el siglo pasado, los cambios son tan vertiginosos, que no terminamos de introducirnos en uno y ya hay que prepararse para los nuevos que además vienen con otros códigos, tecnologías y si me apuras te diría que hasta otra filosofía, otra forma de encarar la vida.
Disfrutamos ahora de un poema de la autoría de Carmen Molina Bonilla
Tiempo de espera
“He sembrado de pájaros la espera
como un cuelo recibiendo migrantes
satinado fue el tiempo del principio
hoy es áspero y duro al estrecharlo
Cansada me levanto y luego cierro
las puertas y ventanas de mi casa
Y salgo a esperar fuera y ella adentro
no quiero que se escape la esperanza”.