Especialistas destacan tarea de los productores de Arerunguá en conservación de Venado de Campo

Especialistas destacan tarea de los productores de Arerunguá en conservación de Venado de Campo

Expositores del IV Taller del Área Prioritaria Arerunguá.

En Salto se encuentra la población más grande del país: mil ejemplares

El pasado viernes se desarrolló un taller sobre la denominada “Área Prioritaria Arerunguá”. Fue coordinado por Susana González, Bióloga especialista en Genética de la Conservación, y Zully Hernández, docente de la Regional Norte, Veterinaria especialista en Parasitología. Se contó con la presencia del coordinador de “Diversidad Biológica” del Programa Producción Responsable del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Nicolás Marchand. Se desarrollaron tres mesas redondas: una referida a las actividades alternativas para promover la biodiversidad en la producción agropecuaria, otra a las especies indicadoras de la salud ambiental y la tercera sobre el manejo y conservación del campo natural.

TALLERES DE SENSIBILIZACIÓN EN ARERUNGUÁ Y CERROS DE VERA

El Proyecto Área Prioritaria Arerunguá (APA) trabaja con productores en proyectos prediales. El histórico espacio salteño es una de las diez Áreas Prioritarias designadas por el Proyecto de Producción Responsable del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca. El APA abarca aproximadamente unas 180 mil hectáreas de suelos superficiales, medios y profundos, con un índice 70 de productividad promedio. El ecosistema dominante es el pastizal del basalto o campo natural, que ocupa 95% de la superficie, excelente para la invernada ganadera. Los bosques ribereños cubren aproximadamente 3% de la superficie total. Las actividades en el área comenzaron en octubre de 2008, con talleres de sensibilización y capacitación con los productores y actores locales de los pueblos Arerunguá y Cerros de Vera. El proyecto pretendía incorporar prácticas de manejo de la producción agropecuaria conjuntamente con la biodiversidad, así como indicadores económicos que permitan evaluar iniciativas como la certificación de productos y otras actividades como el ecoturismo.

EL VENADO DE CAMPO

En la zona se encuentran dos especies amenazadas y emblemáticas del pastizal: el “venado de campo” y “la loica pampeana” o el “pecho colorado mediano”. Han sido múltiples factores los que han llevado a la declinación de estas especies a nivel regional entre otras el avance con falta de equilibrio de la actividad ganadera y las actividades asociadas a la misma (uso de perros, sobrecarga de ovinos), la caza furtiva, etc.

En el área además de la riqueza en biodiversidad se encuentran sitios y construcciones de relevancia histórica por haber sido escenario del prócer José Gervasio Artigas. Se encuentran importantes valores arqueológicos e históricos, ligados a la antigua tierra charrúa y zona de influencia de las misiones jesuíticas; aún se conservan construcciones y cercos de piedra. Es notable también su valor cultural, por ser uno de los lugares del país donde mejor se conservan tradiciones gauchescas ligadas a llanuras de horizontes abiertos. El proyecto fue ejecutado por un equipo técnico interdisciplinario.

POTENCIAL DESARROLLO DESTACADO

El diagnóstico permitió determinar que existe un grupo de productores, que representan entre un 10 y 20% del APA que, están comprometidos con la conservación y realizan actividades productivas en forma amigable y sustentable con los recursos naturales y la diversidad biológica. Estos establecimientos son los que contienen las especies indicadoras de biodiversidad tanto a nivel botánico como de fauna, constituyendo el núcleo focal de conservación. Los resultados del diagnóstico permiten concluir que el área presenta un potencial de desarrollo destacado basado en el estado de conservación de sus especies emblemáticas, el venado de campo, las aves de pastizal, el campo natural de basalto y los recursos históricos asociados. El potencial que reúne el área se traduce en una serie de proyectos integrados que tienden a mejorar las técnicas de conservación y gestión de los recursos mencionados en el corto plazo y a planificar actividades productivas alternativas como ecoturismo y certificación de los productos ganaderos en el corto y mediano plazo.

SE ESPERA QUE EL MINISTERIO CONTINÚE FINANCIAMIENTO

El ministerio de Ganadería fue la fuente de financiamiento del proyecto. La idea es que dicha repartición estatal pueda continuar financiando el proyecto que ya culminó, y cuyas actividades y resultados vienen siendo objeto de exposición en talleres como el desarrollado en la Regional Norte.

En los predios de los productores que formaron parte del proyecto se pudieron construir algunas cosas, pero los mismos siguen solicitando que el Estado (Intendencia o ministerio) de alguna forma contribuya con los aspectos económicos, por ejemplo con algunas exoneraciones o estímulos, que sirvan de contrapartida por la conservación de las especies que ellos permiten.

MIL VENADOS: POBLACIÓN MÁS GRANDE DEL PAÍS

En diálogo con diario EL PUEBLO la docente Zully Hernández expresó que “sino fuera por los productores el venado no estaría en la zona”.  Estadísticamente hace ya un tiempo que la cantidad de especies de venado de campo en la zona se ha mantenido “y es la población más grande del Uruguay”, aseguró Hernández, quien puntualizó que “serían unos mil ejemplares”.  Historió que Charles Darwin en su pasaje por Uruguay había “mapeado la presencia del venado en todo el país, pero luego fue disminuyendo, y en la actualidad se encuentra concentrado en dos zonas: Arerungúa y Los Ajos (Rocha)”.  La docente manejó la idea de que “el venado se encuentra básicamente en potreros donde hay pocos ovinos. Entonces es importante que el productor no cargue tanto el potrero con ovinos, pero eso tiene un costo”. El proyecto APA logró algunas cosas: se dividieron predios, haciéndolos más chicos

 3-2

Venado de Campo en Establecimiento El Tapado.