Estaba entregando un diario, como cada mañana y esta vez le tocó: le llevaron la moto que tenía todos los ejemplares

Gladys es la artífice de la familia Maidana y si bien ayer manifestó su bronca, hoy no baja los brazos y vuelve a empezar

gladys, lalo y adolfo maidana

Gladys, Lalo y Adolfo Maidana

Hace 26 años que se levanta cada mañana a repartir el diario, trabaja intensamente de sol a sol. Merced a su labor, muchas personas conocen la información antes que muchos cada mañana. Además con el sudor de su frente, mantiene a su familia al igual que lo hacen su esposo Adolfo de 60 años de edad y su hijo Lalo de 38.
Se trata de Gladys, la esposa de Adolfo Maidana, quien con 62 años de vida a cuestas ha impulsado a su familia al hábito del trabajo y con denodado esfuerzo, levantándose cada día a las 4 de la madrugada llueva o truene, para repartir el diario, ha forjado a sus hijos a los valores inclaudicables del tesón y el sacrificio. Principios que al hablar con EL PUEBLO ayer al mediodía, dijo que pretendía transmitirle a sus nietos, de los que se refirió como abuela orgullosa.
Pero ayer, esa mujer abnegada, seria y buena persona, tuvo un traspié que la dejó con un bajón anímico importante, aunque rato después ya estaba pensando en cómo reponerse. En medio de su trabajo y su vorágine diaria, una de las mayores distribuidoras de nuestro diario, fue víctima de la delincuencia.
“Había ido a entregar un diario como lo hago todos los días a un almacén, eran como las 8 y 30 de la mañana, cuando estaba en la esquina de Artigas y Forteza. Dejé la moto cargada con el resto de los diarios que eran un montón y me acerqué hasta la puerta de una de las casas que son clientes nuestros, pero la mujer se demoró un instante porque estaba con un nietito y cuando quise acordar, me llevaron la moto con todo”, dijo angustiada por momentos cuando recuerda el episodio.
LA MALDITA DROGA
Gladys dijo que le pareció haber visto a su victimario, un sujeto delgado, de estatura mediana y morocho que estaba sentado en el cordón de la vereda como perdido cuando ella llegó. Lo observó, pensó que estaba drogado, y siguió haciendo su trabajo. Cuando le llevaron la moto, el sujeto en cuestión también había desaparecido.
“Hace 26 años que estoy en la calle trabajando con los diarios y no estoy disconforme, por el contrario, agradezco a Dios que tengo trabajo. Voy a entregar un diario a un almacén y dejé la moto un instante, y sácate, me la robaron. Entré a averiguar por todos lados pero hubo alguien vio a un tipo, un drogado lamentablemente, porque es la gente que anda ahí”, dijo.
Sostuvo que ella “anda por todos lados, entro a La Tablada de madrugada, a cualquier hora, nunca tuve problemas, porque soy una mujer trabajadora, nadie se ha metido conmigo, nunca tuve problemas. Pero hoy sería mi día, porque dejé la moto por un minuto, y tenía un montón de diarios ahí y se los llevaron todos”.
Dijo que enseguida “una vecina muy amable accedió a llamar a la Policía, vino un patrullero con dos funcionarios, que también muy amablemente me tomaron la declaración y me decían ‘quédese tranquila señora que se la vamos a encontrar’. Ojalá, pensaba yo. Es una moto Yumbo 70, sencilla, con la que siempre ando recorriendo los lugares donde entrego el diario desde hace años, porque es mi trabajo y con él tengo la comida arriba de la mesa”.
Para Gladys, quien hablaba entre angustiada y ofuscada por la bronca e impotencia de la situación que le estaba tocando vivir, dijo que a su juicio el problema pasa por “la maldita droga, está lleno de bocas de venta de drogas, y la Policía cierra una y se abre otra en forma instantánea. Y el tipo ese estaba drogado, porque como me decían todos ‘hay que sacarle una motito a una mujer trabajadora’, es evidente que ese tipo no razona, estoy segura que se llevó la moto para cambiarla por droga, no hay otra”.
En tanto Adolfo interviene “eso fue para hacer un canje para consumir drogas, seguro que la vende por 100 pesos igual”, y añade Gladys “eso es todo por la maldita droga, lamentablemente es eso”.
No obstante, Adolfo Maidana, esposo de Gladys, quien también trabaja en el mismo rubro dice “todo ha cambiado mucho, pero hasta que no haya un cambio en la sociedad, es todo una cadena. Debe haber más mano dura, más policías en las calles y pasan robando gente”, expresó al tiempo que enumeró varios lugares que han sido blanco de los delincuentes en los últimos días.
Dijo que “ellos nos estudian, saben a la hora que salimos, así como uno sabe que el patrullero por casa pasa a determinada hora y que el recolector pasa en un horario determinado, ellos saben todo lo que hace la gente y lo que deja de hacer en sus casas”.
DIGNAMENTE
Con la voz ronca del enojo, Gladys dijo que “yo trabajo todos los días, salga o no salga el sol, tengo trabajo y es algo digno, porque con esto crecieron mis hijos. Siempre digo que “Lalito” fue el que llevó el pan a casa cuando tenía 12 años”, dice emocionada y mirando a la cara a su hijo.
“Sí, eso es verdad, porque él fue el que empezó con todo esto hace muchos años”, acota Adolfo enseguida.
“Vino un día con el diario y ahí arrancamos, 5, 10, 15 diarios y ahora tenemos clientes hasta en el interior del departamento que esperan el diario y por suerte siempre han estado conformes, nunca tuvimos un solo problema”, cuenta orgulloso el padre de familia.
Señaló que “trabajamos mucho con las empresas de ómnibus a las que les llevamos los diarios para que el mismo llegue al interior, porque es algo bien importante y es un servicio que brindamos desde hace muchos años”.
“Al igual que para las termas, siempre a las 6 de la mañana ya están esperando para llevar los diarios y allá vamos nosotros con los ejemplares, y llueve o truene tenemos que hacerlo y es nuestro trabajo, y dependemos de eso en nuestra casa para el sustento, es nuestro único ingreso”, comentó Adolfo Maidana.
Ahora esperan que la moto aparezca, pero mientras tanto no han bajado los brazos. Ya se arreglaron cómo van a salir cada uno y se darán una mano entre ellos para poder cumplir con todos los clientes, manifestaron ayer con una sonrisa agridulce en su rostro. Con todo, la familia Maidana asegura que el diario va a seguir llegando a mano de sus clientes.

 







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...