- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Estudian posibilidad de incorporar el mundo del trabajo como patrimonio cultural por su impacto en la región

La Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación en Salto, con la participación de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República realizaron el pasado viernes un charla orientada a reflexionar acerca del Proyecto de paisaje cultural chacras de Salto.
Dicha actividad abierta a todo público se llevó a cabo en el chalet Las Nubes con breves presentaciones a cargo del Director General de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, Dr Alberto Quintela, los arquitectos Walter Castelli, Ana Grasso, Adriana Machado da Silva, Edmundo Rodríguez Pratti, Licenciada Diana Rosete, el Director Regional del INIA Salto Grande, Ingeniero Agrónomo Fernando Carrau y el periodista y docente de historia Escribano Enrique Cesio.
EL PUEBLO dialogó previo a la disertación con el Director General de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, Dr Alberto Quintela, quien comentó que este proyecto de las chacras de Salto como paisaje cultural implica incorporar el mundo de la producción y el trabajo como reflexión sobre esta visión del patrimonio cultural. “La idea de empezar a trabajar este tema es para iniciar una reflexión. Se sabe que hay un cinturón hortícola y frutícola en Salto que le da una característica particular en la producción y el paisaje de la zona. La gente trabaja en las chacras y eso genera comunicación y caminos particulares. Este concepto del paisaje cultural es algo que no está formateado, queremos que la gente se dé cuenta que tiene un tesoro entre las manos que influye en la literatura, en el turismo, en los programas educativos, en la población en general, hay un acervo histórico del asentamiento en la zona que está vinculado a esto, a las chacras de Salto. Lo que nosotros hacemos es incorporar el mundo del trabajo a la reflexión desde el patrimonio cultural”, comentó Quintela.
Algo similar se está trabajando en el departamento de Canelones con los viñedos, en San José y Colonia con la ruta del queso y ahora por primera vez se reflexiona acerca de las chacras de Salto. A nivel mundial uno de los paisajes más reconocidos como patrimonio cultural es el paisaje cafetalero de Colombia que ha sido trabajado de tal manera que se lo presentan al mundo como patrimonio de la humanidad. Se trata en todos los casos, de paisajes que caracterizan una zona y a toda su comunidad.
PRODUCCIÓN DE
INMIGRANTES HACE
150 AÑOS
Por su parte, el Ingeniero Agrónomo Fernando Carrau, se refirió al tema diciendo que esta propuesta de considerar las chacras de Salto como patrimonio cultural, responde a buscar las vías para jerarquizar la producción agropecuaria principalmente la cultura hortifrutícola de Salto que le da una particularidad que distingue al departamento generando además de un paisaje determinado toda una cultura productiva.
“En los accesos a Salto se pueden ver estructuras de invernáculos, montes cítricos y más allá de la visión paisajística es algo que se aprecia con los aromas como el perfume de los azahares y los cítricos”, dijo Carrau.
El desarrollo de las chacras de Salto responde según comentó Carrau a una cultura de inmigrantes que desde hace más de 150 años comenzaron a desarrollar todo este sistema productivo en la región.
Los cítricos, la hortifruticultura, la vitivinicultura, la olivicultura, son características de la zona del Mediterráneo y en Salto fueron impulsados por la oleada de inmigrantes.
15.000 HÁ VINCULADAS
A LA CITRICULTURA
Actualmente hay entre 12 y 15 mil há del departamento están vinculadas a la citricultura, entre 400 y 500 há a la horticultura y un espacio similar destinado a la vitivinicultura. La olivicultura ha retomando fuerza en la región y está desarrollándose nuevamente.
30.000 EMPLEOS
DIRECTOS
Prácticamente solo la citricultura emplea más de 10 o 12 mil personas directamente, sin contar los empleos indirectos vinculados a la producción como ser el transporte, el comercio, suministro, servicios, que hablarían de un impacto mucho mayor.
En general tomando en cuenta desde arándanos, cítricos, olivicultura, horticultura, estamos hablando de más de 30 mil personas vinculadas directamente a las chacras de Salto, lo que en un departamento como Salto con aproximadamente 120 mil habitantes implica un impacto muy importante tanto en lo laboral como el desarrollo en general.
Cabe destacar que la citricultura es el principal rubro frutícola nacional tanto de producción como de exportación.

La Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación en Salto, con la participación de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República realizaron el pasado viernes un charla orientada a reflexionar acerca del Proyecto de paisaje cultural chacras de Salto.

Dicha actividad abierta a todo público se llevó a cabo en el chalet Las Nubes con breves presentaciones a cargo del Director General de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, Dr Alberto Quintela, los arquitectos Walter Castelli, Ana Grasso, Adriana Machado da Silva, Edmundo Rodríguez Pratti, Licenciada Diana Rosete, el Director Regional del INIA Salto Grande, Ingeniero Agrónomo Fernando Carrau y el periodista y docente de historia Escribano Enrique Cesio.

EL PUEBLO dialogó previo a la disertación con el Director General de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, Dr Alberto Quintela, quien comentó que este proyecto de las chacras de Salto como paisaje cultural implica incorporar el mundo de la producción y el trabajo como reflexión sobre esta visión del patrimonio cultural. “La idea de empezar a trabajar este tema es para iniciar una reflexión. Se sabe que hay un cinturón hortícola y frutícola en Salto que le da una característica particular en la producción y el paisaje de la zona. La gente trabaja en las chacras y eso genera comunicación y caminos particulares. Este concepto del paisaje cultural es algo que no está formateado, queremos que la gente se dé cuenta que tiene un tesoro entre las manos que influye en la literatura, en el turismo, en los programas educativos, en la población en general, hay un acervo histórico del asentamiento en la zona que está vinculado a esto, a las chacras de Salto. Lo que nosotros hacemos es incorporar el mundo del trabajo a la reflexión desde el patrimonio cultural”, comentó Quintela.

Algo similar se está trabajando en el departamento de Canelones con los viñedos, en San José y Colonia con la ruta del queso y ahora por primera vez se reflexiona acerca de las chacras de Salto. A nivel mundial uno de los paisajes más reconocidos como patrimonio cultural es el paisaje cafetalero de Colombia que ha sido trabajado de tal manera que se lo presentan al mundo como patrimonio de la humanidad. Se trata en todos los casos, de paisajes que caracterizan una zona y a toda su comunidad.

PRODUCCIÓN DE INMIGRANTES HACE 150 AÑOS

Por su parte, el Ingeniero Agrónomo Fernando Carrau, se refirió al tema diciendo que esta propuesta de considerar las chacras de Salto como patrimonio cultural, responde a buscar las vías para jerarquizar la producción agropecuaria principalmente la cultura hortifrutícola de Salto que le da una particularidad que distingue al departamento generando además de un paisaje determinado toda una cultura productiva.

“En los accesos a Salto se pueden ver estructuras de invernáculos, montes cítricos y más allá de la visión paisajística es algo que se aprecia con los aromas como el perfume de los azahares y los cítricos”, dijo Carrau.

El desarrollo de las chacras de Salto responde según comentó Carrau a una cultura de inmigrantes que desde hace más de 150 años comenzaron a desarrollar todo este sistema productivo en la región.

Los cítricos, la hortifruticultura, la vitivinicultura, la olivicultura, son características de la zona del Mediterráneo y en Salto fueron impulsados por la oleada de inmigrantes.

15.000 HÁ VINCULADAS A LA CITRICULTURA

Actualmente hay entre 12 y 15 mil há del departamento están vinculadas a la citricultura, entre 400 y 500 há a la horticultura y un espacio similar destinado a la vitivinicultura. La olivicultura ha retomando fuerza en la región y está desarrollándose nuevamente.

30.000 EMPLEOS DIRECTOS

Prácticamente solo la citricultura emplea más de 10 o 12 mil personas directamente, sin contar los empleos indirectos vinculados a la producción como ser el transporte, el comercio, suministro, servicios, que hablarían de un impacto mucho mayor.

En general tomando en cuenta desde arándanos, cítricos, olivicultura, horticultura, estamos hablando de más de 30 mil personas vinculadas directamente a las chacras de Salto, lo que en un departamento como Salto con aproximadamente 120 mil habitantes implica un impacto muy importante tanto en lo laboral como el desarrollo en general.

Cabe destacar que la citricultura es el principal rubro frutícola nacional tanto de producción como de exportación.