Estudios detectan aumento de muerte súbita nocturna en pacientes diagnosticados y no tratados

La  Policlínica del Sueño relacionada a la patología del Sueño del Centro de Asistencia Médica de Salto llevó adelante ayer el 2º taller para Pacientes y Familiares  asistidos en nuestra unidad  el cual se denomina  «Escuelita de C – PAP”.
El Dr. Juan Pablo Salisbury reveló que en Salto habría 7.492 personas con apnea de sueño  y por año  en la policlínica específica no se ha llegado ni a cien diagnósticos anuales.
Tomando los datos del último censo del Instituto Nacional de Estadística,  habría 124.878 habitantes en Salto; “si tomamos una prevalencia general de 2% de mujeres, 4% de hombres y aproximadamente 3% de niños que padecerían esta enfermedad, se registraría en nuestro departamento unas 7.492 personas con apnea del sueño y hasta el momento no se han llegado ni a 100 diagnósticos por año”, reveló el jerarca médico.
Se hace referencia a los trastornos del sueño en general, llámense ronquidos que constituyen la expresión más común, la apnea del sueño que en frecuencias le sigue, “trastornos que son banalizados por la población o desconocidos”, subrayó el Dr. Juan Pablo Salisbury.
Hoy por hoy se cuenta con evidencias científicas sólidas al respecto de la importancia que tiene el diagnóstico del tratamiento.
Se ha llevado a cabo un sub diagnóstico en Salto; si se extrapolan cifras internacionales o de Latinoamérica sobre la prevalencia de estas enfermedades a nuestro departamento, “se puede hablar de un sub – diagnóstico muy significativo.
SINTOMATOLOGÍA
Estos trastornos se producen cuando existe una alteración de la vía aérea superior (la garganta); allí hay una disminución del calibre del pasaje del aire y se produce en primer lugar el ronquido – que puede ser de diferente intensidad; alta que suele molestar al compañero de habitación e inclusive hasta el mismo paciente se molesta con la intensidad de su propio ronquido (severo o grave) ello puede tener consecuencias serias para la salud como ser el aumento del riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares.
Está claramente asociado el ronquido con el riesgo a tener hipertensión arterial y patologías coronarias (infarto y arritmias cardíacas).
Y un paso más allá es cuando los pacientes pueden tener obstrucciones de la vía aérea, por caídas de la base de la lengua que se  forma lo que se denomina la apnea, allí las consecuencias son más importantes; también la patología cardiovascular es la dominante y hay claros estudios que demuestran por ejemplo el aumento de la muerte súbita nocturna en pacientes diagnosticados con apnea del sueño y no tratados, entre la hora cero y la seis de la mañana.
Hay consecuencias metabólicas tales como el descontrol de la diabetes, peso y niveles de colesterol y también a nivel neurológico.
Los síntomas son alteraciones en la memoria reciente, cansancio, olvidos transitorios y puntuales de la vida cotidiana.
La falta de un descanso reparador, lleva a los cambios en el estado de ánimo, angustia y depresión.
Es una enfermedad tratable en un 100% de las situaciones y una vez realizado el diagnóstico es el tratamiento que se aconseja.
Existen dispositivos dentales y también máquinas denominadas c – pap que brindan presión de aire evitando la caída de la base de la lengua y la obstrucción de la vía aérea, principal problema de esta alteración.

La  Policlínica del Sueño relacionada a la patología del Sueño del Centro de Asistencia Médica de Salto llevó adelante ayer el 2º taller para Pacientes y Familiares  asistidos en nuestra unidad  el cual se denomina  «Escuelita de C – PAP”.

El Dr. Juan Pablo Salisbury reveló que en Salto habría 7.492 personas con apnea de sueño  y por año  en la policlínica específica no se ha llegado ni a cien diagnósticos anuales.

Tomando los datos del último censo del Instituto Nacional de Estadística,  habría 124.878 habitantes en Salto; “si tomamos una prevalencia general de 2% de mujeres, 4% de hombres y aproximadamente 3% de niños que padecerían esta enfermedad, se registraría en nuestro departamento unas 7.492 personas con apnea del sueño y hasta el momento no se han llegado ni a 100 diagnósticos por año”, reveló el jerarca médico.

Se hace referencia a los trastornos del sueño en general, llámense ronquidos que constituyen la expresión más común, la apnea del sueño que en frecuencias le sigue, “trastornos que son banalizados por la población o desconocidos”, subrayó el Dr. Juan Pablo Salisbury.

Hoy por hoy se cuenta con evidencias científicas sólidas al respecto de la importancia que tiene el diagnóstico del tratamiento.

Se ha llevado a cabo un sub diagnóstico en Salto; si se extrapolan cifras internacionales o de Latinoamérica sobre la prevalencia de estas enfermedades a nuestro departamento, “se puede hablar de un sub – diagnóstico muy significativo.

SINTOMATOLOGÍA

Estos trastornos se producen cuando existe una alteración de la vía aérea superior (la garganta); allí hay una disminución del calibre del pasaje del aire y se produce en primer lugar el ronquido – que puede ser de diferente intensidad; alta que suele molestar al compañero de habitación e inclusive hasta el mismo paciente se molesta con la intensidad de su propio ronquido (severo o grave) ello puede tener consecuencias serias para la salud como ser el aumento del riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Está claramente asociado el ronquido con el riesgo a tener hipertensión arterial y patologías coronarias (infarto y arritmias cardíacas).

Y un paso más allá es cuando los pacientes pueden tener obstrucciones de la vía aérea, por caídas de la base de la lengua que se  forma lo que se denomina la apnea, allí las consecuencias son más importantes; también la patología cardiovascular es la dominante y hay claros estudios que demuestran por ejemplo el aumento de la muerte súbita nocturna en pacientes diagnosticados con apnea del sueño y no tratados, entre la hora cero y la seis de la mañana.

Hay consecuencias metabólicas tales como el descontrol de la diabetes, peso y niveles de colesterol y también a nivel neurológico.

Los síntomas son alteraciones en la memoria reciente, cansancio, olvidos transitorios y puntuales de la vida cotidiana.

La falta de un descanso reparador, lleva a los cambios en el estado de ánimo, angustia y depresión.

Es una enfermedad tratable en un 100% de las situaciones y una vez realizado el diagnóstico es el tratamiento que se aconseja.

Existen dispositivos dentales y también máquinas denominadas c – pap que brindan presión de aire evitando la caída de la base de la lengua y la obstrucción de la vía aérea, principal problema de esta alteración.