Evaluando los gobiernos locales

Evaluando los gobiernos locales
Si bien hay una visión “moderadamente satisfactoria de los
Municipios, 1 de cada 10 funciona en la precariedad absoluta”

Si bien hay una visión “moderadamente satisfactoria de los Municipios, 1 de cada 10 funciona en la precariedad absoluta”

Alcaldes y concejales de toda la región norte y litoral del país comparecieron ayer en nuestra ciudad. En una sala de actos de Casa de Gobierno con más de medio centenar de autoridades municipales electas hace 2 años en las primeras elecciones municipales de la historia uruguaya, se podía observar como tomaban apuntes, escuchaban con atención, preguntaban y opinaban sobre los resultados de una investigación que la Universidad Católica presentó sobre la “evaluación de los gobiernos locales”.

LOS DATOS OBTENIDOS

La presentación de los datos, ya adelantados por este diario en publicaciones anteriores, estuvo a cargo de los investigadores Ignacio Zuasnabar y (la salteña) Leticia Silva. Luego de mencionar que los datos reflejan una encuesta realizada a los 89 alcaldes del país y a 9 intendentes departamentales (efectuada en mayo de 2011) reconocieron que “algunas miradas faltaron y pueden ser objeto de nuevos caminos a profundizar”. Hacían referencia a “la opinión pública, a los concejales,  a los líderes políticos y a los legisladores nacionales”.

LO POSITIVO,

LAS DEBILIDADES

Y LAS CRÍTICAS

Se informó sobre la calificación que los alcaldes hacen sobre el funcionamiento de los municipios, sobre sus fortalezas, sus carencias, sus logros y sus actividades principales. Se adelantó que “se aprecia un balance modestamente favorable”. Respecto de la visión que tuvieron los intendentes se destacaron algunos puntos positivos (identidad local, legitimidad, cercanía al ciudadano), otros puntos débiles (roles, funciones y competencias) y otros puntos críticos (canales de comunicación, articulación).

MODERADAMENTE

SATISFACTORIA

En síntesis los investigadores expresaron que si bien hay una visión “moderadamente satisfactoria, al aplicarse un índice elaborado surge que 1 de cada 10 municipios está plenamente instalado, y 1 de cada 10 funciona en la precariedad absoluta”. También se indicó que “la visibilidad y claridad de los roles es una necesidad fuerte”, que “el vínculo formal de los municipios con los intendentes es cordial, resulta insuficiente”, y que una de las fortalezas es el “vínculo de alcaldes entre sí”.

CAMBIO EN LA HISTORIA

A la hora de hacer algunos comentarios a la publicación que recoge los resultados de la investigación el intendente de Salto compartió algunos conceptos que tildó de “políticos”. “Soy muy optimista. Van 22 meses de algo que cambió la historia del país, y es obvio que no podemos hacer todo a la vez”. En otra parte de su comentario Coutinho manifestó que “no tenemos nada que perder porque el punto de partida es muy malo”, haciendo referencia a la manera en que surgió la normativa que instala a los municipios. Aunque agregó, enseguida, que “mirar para atrás no conduce a nada”.

FORTALEZA POLÍTICA

Varias veces mencionó la importancia de “la fortaleza política del Alcalde”. Incluso citó el caso del municipio de San Antonio (en nuestro departamento) donde “gané como intendente pero el Alcalde es de otro partido”. Se vio reflejado en la visión de los alcaldes cuando mencionó que “como intendente uno tiene que luchar con el gobierno nacional que no te regala nada”.

De todos lados

Participaron alcaldes y concejales de: Tomás Gomensoro, Bella Unión, Baltasar Brum, Quebracho, Guichón, Porvenir, Young, Dolores, Cardona, Ismael Cortina, San Antonio, Valentín, Villa Constitución, Belén, Mataojo y Lavalleja. En ocasión del debate suscitado los alcaldes, fundamentalmente, se refirieron a sus experiencias en torno a las competencias del Municipio, a la relación Concejos – Departamental y al relacionamiento local con la ciudadanía. Finalmente una de las investigadoras pasó en limpio algunas cosas comunes: la gradualidad del proceso, la necesidad de que exista un correlato presupuestal que acompañe a los Municipios, la sustentación de las buenas prácticas que se vienen dando, volver a estudiar el proceso de decisión al que llega el Concejo, el carácter rentado de los concejales, la posibilidad del “voto cruzado” y la idea de instalar un “Congreso Nacional de Municipios”.