“Falleció en lo suyo” dirigiendo en una cancha de fútbol de México

Surgido de “la franja” Aníbal Ruiz fue quien llegó más alto.

“Yo andaba a las vueltas llevando a la señora de Miguel (el hermano menor) que está embromado y que le van a hacer un cateterismo, cuando llego a la Terminal me llama el Gordo (Raúl) Miraballes que era un amigo de él (Maño) y me saluda, “¿en qué andas?” me dice y yo le conté, y me dice “¿qué le pasó al Maño?”, no sé, le contesto, ¿qué le pasó? Y me dice “el Maño falleció”.
Estaba de ayudante técnico en México (con el equipo de Puebla) de (el ex astro paraguayo) José Saturnino Cardozo”, contó Nelson Ruiz a EL PUEBLO, hermano del medio de los cuatro hermanos Ruiz.
“Ahí llegué a casa y prendí la televisión, la radio, todo para saber qué había pasado” y dijo que intentó comunicarse con los dos hijos del exentrenador de la selección paraguaya, pero que le fue imposible. “El hijo anda por El Salvador y lo llamé pero no me atendió”.
Y añadió que “la hija es la señora de Pablo Cuevas (el tenista número uno de Uruguay) y anda con él por Estados Unidos. A todo esto eran las 12 y pico de la noche. Yo le mandé un mensaje a él porque nos comunicábamos bastante por Whatsapp y le mandé un mensaje y vi las dos rayitas de que le había llegado al celular, pero no cambiaron de color quiere decir que nunca lo vio, porque lamentablemente ya había fallecido”, contó a este diario el hermano del famoso entrenador salteño fallecido en la noche del viernes en México.
El fatal desenlace del Maño Ruiz de 74 años de edad, ocurrió el viernes en la noche, durante el reconocimiento del estadio de Veracruz contra el cual su equipo, el Puebla, se enfrentaría este fin de semana por el torneo mexicano.
“El fútbol era la vida de él y desde hace años estaba trabajando con (José Saturnino) Cardozo en el Puebla”, comentó Nelson Ruiz, quien con 71 años de edad comentó que todos los hijos y sobrinos están vinculados al deporte o a la gimnasia de una forma u otra.
SE FUE JOVEN
El Maño Ruiz nació en Salto el 30 de diciembre de 1942, a los 14 años de edad había debutado en la primera división del club Ferro Carril. “Junto a Juan José Coutinho, a los 18 años de edad salió campeón con Salto y se fue a Fénix en Montevideo, pero extrañó mucho y se vino. A los 19 años jugando en Salto salió campeón de nuevo y se volvió a ir, esta vez para Sud América y ahí ya no volvió más. Y cuando lo fue a comprar Nacional lo quebraron y ahí estuvo en Wanderers y después se fue al exterior, anduvo en Venezuela, en Colombia, Ecuador, en Paraguay y en varios países más”, contó su hermano Nelson a este diario.
Luego de volver al país y ser capitán de Wanderers comenzó a hacer un curso de entrenador con el Negro Luis A. Cubilla, con quien trabajó durante muchos años teniendo importantes logros como la Copa Intercontinental con el Olimpia del Paraguay.
Repasando su trayectoria como jugador, la misma a nivel profesional se inicia en 1962 en el Danubio FC. Luego tuvo pasajes por Sud América, Cúcuta, Deportivo Anzoátegui, Montevideo Wanderers, Unión Tumán, Ramonense y el cierre del ciclo profesional con Miramar Misiones en 1976 en la capital del país.
Desde que dejó el fútbol activo, siguió vinculado al deporte de una u otra manera. Como asistente técnico primero, trabajó en Nacional, Danubio, Defensor, Olimpia, Newell’s Old Boys, Peñarol, Atlético Nacional y River Plate. Eso sucedió hasta 1984.
Un año más tarde asumió roles protagónicos en el entrenamiento y comenzó su carrera como entrenador desde Olimpia -con varios pasajes- pasando por Atlético Nacional, Wanderers, Necaxa, Deportivo Quito, Veracruz, Puebla, León, Correcaminos, Guaraní, Emelec, Cucuta, León de Huánuco y su última incursión, la Universidad de San Martín hasta abril de 2013.
En materia de títulos, ha celebrado con varios equipos. Con Nacional en 1976, con Defensor en el 78, con Olimpia en la Copa Libertadores, la Intercontinental y la Interamericana en 1979, con Peñarol en el año 81 y con Olimpia, nuevamente, en 1985.
“El Maño fue el director técnico de Paraguay cuando fue al Mundial de Alemania 2006.
Cuando faltaban dos partidos para terminar la Eliminatoria y estando ya Paraguay clasificado, viene un contratista mexicano y le ofrece irse a México, y lo tienta diciéndole que allá le iban a pagar dos veces más de lo que le pagaban en Paraguay. Para él lo importante era conseguir ciertas metas y logró llegar a dirigir una selección, en este caso la de Paraguay en un Mundial, en 2006”.
Su hermano lo recordó como alguien que era un apasionado del fútbol y que por eso terminó falleciendo en una cancha.
Así era el Maño Ruiz, otro salteño embajador del fútbol uruguayo por el mundo, de cuna salteña y seguramente deja una honda huella en toda la falange ferrocarrillera que lo vio nacer al fútbol.

Aníbal Ruiz murió en México, dentro de un terreno de juego

Aníbal Ruiz murió en México, dentro de un terreno de juego