Felipe Carballo dice que dinero para realojar y apoyar a ladrilleros “llegó a la Intendencia pero se usó en otras cosas”

Felipe Carballo dice que dinero para realojar y apoyar a ladrilleros “llegó a la Intendencia pero se usó en otras cosas”
Unos 25 ladrilleros que trabajan en predios ubicados en el barrio Artigas, Uruguay y Nuevo Uruguay mantuvieron una reunión en la tarde de ayer con el diputado frenteamplista Felipe Carballo. Según dijo el legislador a este diario “la preocupación de los ladrilleros pasa por tener conocimiento del destino que se le dio a una plata que recibió la Intendencia (unos 800 mil euros) que debía emplearse en el realojo de los mismos y en el armado de una cooperativa que se ocuparía de la comercialización del ladrillo”.  Según supo EL PUEBLO cada ladrillero emplea a unas tres personas por lo que en la zona de los barrios mencionados hay unas cien familias involucradas en la venta del ladrillo
LA PLATA LLEGÓ
Carballo dice tener “conocimiento de que la plata llegó. Eran 800 mil euros que vinieron de la Unión Europea para un proyecto que se denominó Un Salto para Todos”. El diputado explicó que el proyecto “tenía varias puntas: la planta de reciclaje en el Basurero, formación de cooperativas, medio ambiente y un porcentaje destinado a solventar el proyecto de los ladrilleros (16%).
“Eso fue recibido en esta administración municipal y no han hecho nada para los ladrilleros y seguramente se utilizó en otras cosas”.
REHENES
De principio la idea era realojar a parte de los ladrilleros en parte del predio del Vertedero y otros en una chacra en la zona de Corralito. Esa “es la famosa chacra de los Gabrielli” dijo Carballo, haciendo referencia “a un tema que se viene tratando en una comisión investigadora de la Junta Departamental”. Dice Carballo que, según lo que pudo averiguar, “esa chacra se compró con recursos municipales, no con recursos del proyecto, ya que no se podían comprar inmuebles, y dicha compra fue la contrapartida de la Intendencia”. Luego del “lío político que se dio” considera Carballo que “los ladrilleros quedaron de rehenes”.
PROBLEMA POLÍTICO
Carballo hizo mención a que habló con el diputado colorado Marcelo Bistolfi para comunicarle los planteos, el que le habría transmitido que “los recursos habían sido destinados en otra cosa”. Entiende el representante de la izquierda que “estamos ante un problema político importante” y que el “responsable es el intendente de Salto”. Por lo charlado con Bistolfi, agregó Carballo, habría “voluntad de solucionar rápidamente el tema”.
BARRIOS METIDOS
DENTRO DE LOS HORNOS
Carballo expresó que procurará saber en la Oficina de Planeamiento y Presupuesto para “averiguar con lujo de detalles cuánta plata vino para la Intendencia de Salto y cuánta se destinó para cada uno de los proyectos y saber cuáles eran las contrapartidas”. Entiende que “el tema medioambiental es fundamental, para así sacar los hornos que están metidos en los barrios y atacan la salud de los vecinos, y eso no se puede permitir bajo ningún concepto”.

Unos 25 ladrilleros que trabajan en predios ubicados en el barrio Artigas, Uruguay y Nuevo Uruguay mantuvieron una reunión en la tarde de ayer con el diputado frenteamplista Felipe Carballo. Según dijo el legislador a este diario “la preocupación de los ladrilleros pasa por tener conocimiento del destino que se le dio a una plata que recibió la Intendencia (unos 800 mil euros) que debía emplearse en el realojo de los mismos y en el armado de una cooperativa que se ocuparía de la comercialización del ladrillo”.  Según supo EL PUEBLO cada ladrillero emplea a unas tres personas por lo que en la zona de los barrios mencionados hay unas cien familias involucradas en la venta del ladrillo

LA PLATA LLEGÓ

Carballo dice tener “conocimiento de que la plata llegó. Eran 800 mil euros que vinieron de la Unión Europea para un proyecto que se denominó Un Salto para Todos”. El diputado explicó que el proyecto “tenía varias puntas: la planta de reciclaje en el Basurero, formación de cooperativas, medio ambiente y un porcentaje destinado a solventar el proyecto de los ladrilleros (16%).

“Eso fue recibido en esta administración municipal y no han hecho nada para los ladrilleros y seguramente se utilizó en otras cosas”.

REHENES

De principio la idea era realojar a parte de los ladrilleros en parte del predio del Vertedero y otros en una chacra en la zona de Corralito. Esa “es la famosa chacra de los Gabrielli” dijo Carballo, haciendo referencia “a un tema que se viene tratando en una comisión investigadora de la Junta Departamental”. Dice Carballo que, según lo que pudo averiguar, “esa chacra se compró con recursos municipales, no con recursos del proyecto, ya que no se podían comprar inmuebles, y dicha compra fue la contrapartida de la Intendencia”. Luego del “lío político que se dio” considera Carballo que “los ladrilleros quedaron de rehenes”.

PROBLEMA POLÍTICO

Carballo hizo mención a que habló con el diputado colorado Marcelo Bistolfi para comunicarle los planteos, el que le habría transmitido que “los recursos habían sido destinados en otra cosa”. Entiende el representante de la izquierda que “estamos ante un problema político importante” y que el “responsable es el intendente de Salto”. Por lo charlado con Bistolfi, agregó Carballo, habría “voluntad de solucionar rápidamente el tema”.

BARRIOS METIDOS

DENTRO DE LOS HORNOS

Carballo expresó que procurará saber en la Oficina de Planeamiento y Presupuesto para “averiguar con lujo de detalles cuánta plata vino para la Intendencia de Salto y cuánta se destinó para cada uno de los proyectos y saber cuáles eran las contrapartidas”. Entiende que “el tema medioambiental es fundamental, para así sacar los hornos que están metidos en los barrios y atacan la salud de los vecinos, y eso no se puede permitir bajo ningún concepto”.