Felipe Carballo dice que ley de medios le dará garantías a los periodistas para “no ser despedidos” por dar su opinión

Felipe Carballo dice que ley de medios le dará garantías a  los periodistas para “no ser despedidos” por dar su opinión
El proyecto de Servicios de Comunicación Audiovisual ingresó en el parlamento en el mes de junio. Desde que fue tratado en la Comisión de Industrias de la Cámara de Representantes, la que está integrada por seis miembros, tres del gobierno y otros tres de la oposición, no ha tenido avances, ya que la votación está dividida por partes iguales, con tres votos a favor y otros tres en contra.
Según el diputado por Montevideo, el salteño Felipe Carballo, de la Lista 711 del Frente Amplio, el proyecto impone “cambios bien importantes en lo que refiere a la legislación, ya que actualiza toda la parte de legislación relacionada a los medios de comunicación, específicamente en lo atinente a la televisión y a las radios de todo el país”.
Asimismo dijo que el contenido del proyecto está enfocado a combatir los “monopolios”, también lo que tiene que ver con “niños, niñas y adolescentes”, y fue considerado por el legislador frenteamplista como “uno de los proyectos de ley más importantes que ha remitido el Poder Ejecutivo hasta el momento”.
Carballo informó que desde junio hasta la fecha “han sido consultados más de 50 referentes relacionados al tema, los que fueron recibidos por esta comisión, donde recibimos opiniones favorables y en contra del proyecto”, por lo cual el diputado admitió que esto los llevó a “modificar algunos de sus artículos”, pero aclaró que tendieron a que el “espíritu original del proyecto se mantuviera”.
Felipe Carballo afirmó que este proyecto es básicamente “garantista” de los derechos de libertad de expresión  para las relaciones entre los periodistas dependientes de un medio de comunicación y los responsables de los mismos. En diálogo con EL PUEBLO el diputado por la capital, se refirió al tema.
GARANTISTA
“Este es un proyecto de ley sumamente garantista, es todo lo contrario de cualquier limitación. Esto le da la garantía necesaria a los periodistas en cuanto a emitir su opinión”, subrayó el representante nacional.
Ejemplificó que “actualmente con la legislación que tenemos, muchas veces los periodistas no se animan a decir lo que piensan, porque quizás lo que piensan no está en consonancia con la opinión del medio para el cual trabajan. Pero este proyecto de ley prevé claramente que el periodista puede decir lo que piensa en relación a un tema, y que ese periodista no podrá ser despedido por emitir una opinión que sea contraria a la que pueda tener el responsable de conducir el medio de comunicación para el cual trabaja”.
Carballo puso énfasis en que se trata de un proyecto “totalmente garantista” y que en el momento en que se apruebe este proyecto de ley, los periodistas tendrán “más garantías en relación a su libertad” de trabajo. “Todos conocemos algunos casos y en el transcursos de la historia se han dado situaciones en las que los periodistas están en una situación bastante compleja, por el hecho de que no coincida su opinión con la del dueño del medio de comunicación”, sostuvo.
Insistió en que “este proyecto de ley asegura la libertad de expresión”, que a juicio del diputado Felipe Carballo no se cumple en su plenitud, porque “existe un conjunto de elementos que se han dado a lo largo de la historia que se han venido dando sobre el manejo de los medios de comunicación y en cuanto a la libertad de expresión, yo no sé si todos los periodistas con la legislación que hoy tenemos raramente pueden expresar lo que sienten, cuando en la opinión de quien conduce el medio de comunicación no coincide con la de él”.
El legislador salteño pero afincado en Montevideo expresó que lo que sí dice el proyecto de ley de medios es que “aquellos periodistas que digan y transmitan lo que piensen, y que no coincidan con la opinión de quien esté al frente del medio de comunicación para el que trabajan, tienen la garantía de que no pueden ser despedidos y eso en gran medida es abonar lo relativo a la libertad de expresión, para que el periodista pueda decir realmente lo que piensa”.
LÍMITES A LA PAUTA
PUBLICITARIA
A su vez, el diputado por Montevideo de la Lista 711 del Frente Amplio, Felipe Carballo, dijo que en el marco del articulado que tiene el proyecto, existe un capítulo relacionado con la duración de la publicidad en el horario televisivo.
“Está previsto que la pauta publicitaria dure actualmente no más de 15 minutos por cada hora de emisión, porque si hacemos un control de esto, hay algunos medios que tienen mucho más de 15 minutos por cada hora de publicidad. Con este proyecto de ley se está legislando tanto en referencia a esto, como en lo atinente a los derechos de los niños y adolescentes y el impacto de los programas de televisión con respecto a los niños, porque además se busca respetar el derecho de los usuarios”, expresó.
Carballo informó que tras varios meses de discusión del proyecto en la comisión de Industrias, el mismo ingresará al plenario de la Cámara de Diputados en la segunda semana del mes de diciembre y que el Frente Amplio cuenta con los votos como para aprobar la misma, pese a la resistencia de la oposición.

El proyecto de Servicios de Comunicación Audiovisual ingresó en el parlamento en el mes de junio. Desde que fue tratado en la Comisión de Industrias de la Cámara de Representantes, la que está integrada por seis miembros, tres del gobierno y otros tres de la oposición, no ha tenido avances, ya que la votación está dividida por partes iguales, con tres votos a favor y otros tres en contra.

Según el diputado por Montevideo, el salteño Felipe Carballo, de la Lista 711 del Frente Amplio, el proyecto impone “cambios bien importantes en lo que refiere a la legislación, ya que actualiza toda la parte de legislación relacionada a los medios de comunicación, específicamente en lo atinente a la televisión y a las radios de todo el país”.

Asimismo dijo que el contenido del proyecto está enfocado a combatir los “monopolios”, también lo que tiene que ver con “niños, niñas y adolescentes”, y fue considerado por el legislador frenteamplista como “uno de los proyectos de ley más importantes que ha remitido el Poder Ejecutivo hasta el momento”.

Carballo informó que desde junio hasta la fecha “han sido consultados más de 50 referentes relacionados al tema, los que fueron recibidos por esta comisión, donde recibimos opiniones favorables y en contra del proyecto”, por lo cual el diputado admitió que esto los llevó a “modificar algunos de sus artículos”, pero aclaró que tendieron a que el “espíritu original del proyecto se mantuviera”.

Felipe Carballo afirmó que este proyecto es básicamente “garantista” de los derechos de libertad de expresión  para las relaciones entre los periodistas dependientes de un medio de comunicación y los responsables de los mismos. En diálogo con EL PUEBLO el diputado por la capital, se refirió al tema.

GARANTISTA

“Este es un proyecto de ley sumamente garantista, es todo lo contrario de cualquier limitación. Esto le da la garantía necesaria a los periodistas en cuanto a emitir su opinión”, subrayó el representante nacional.

Ejemplificó que “actualmente con la legislación que tenemos, muchas veces los periodistas no se animan a decir lo que piensan, porque quizás lo que piensan no está en consonancia con la opinión del medio para el cual trabajan. Pero este proyecto de ley prevé claramente que el periodista puede decir lo que piensa en relación a un tema, y que ese periodista no podrá ser despedido por emitir una opinión que sea contraria a la que pueda tener el responsable de conducir el medio de comunicación para el cual trabaja”.

Carballo puso énfasis en que se trata de un proyecto “totalmente garantista” y que en el momento en que se apruebe este proyecto de ley, los periodistas tendrán “más garantías en relación a su libertad” de trabajo. “Todos conocemos algunos casos y en el transcursos de la historia se han dado situaciones en las que los periodistas están en una situación bastante compleja, por el hecho de que no coincida su opinión con la del dueño del medio de comunicación”, sostuvo.

Insistió en que “este proyecto de ley asegura la libertad de expresión”, que a juicio del diputado Felipe Carballo no se cumple en su plenitud, porque “existe un conjunto de elementos que se han dado a lo largo de la historia que se han venido dando sobre el manejo de los medios de comunicación y en cuanto a la libertad de expresión, yo no sé si todos los periodistas con la legislación que hoy tenemos raramente pueden expresar lo que sienten, cuando en la opinión de quien conduce el medio de comunicación no coincide con la de él”.

El legislador salteño pero afincado en Montevideo expresó que lo que sí dice el proyecto de ley de medios es que “aquellos periodistas que digan y transmitan lo que piensen, y que no coincidan con la opinión de quien esté al frente del medio de comunicación para el que trabajan, tienen la garantía de que no pueden ser despedidos y eso en gran medida es abonar lo relativo a la libertad de expresión, para que el periodista pueda decir realmente lo que piensa”.

LÍMITES A LA PAUTA PUBLICITARIA

A su vez, el diputado por Montevideo de la Lista 711 del Frente Amplio, Felipe Carballo, dijo que en el marco del articulado que tiene el proyecto, existe un capítulo relacionado con la duración de la publicidad en el horario televisivo.

“Está previsto que la pauta publicitaria dure actualmente no más de 15 minutos por cada hora de emisión, porque si hacemos un control de esto, hay algunos medios que tienen mucho más de 15 minutos por cada hora de publicidad. Con este proyecto de ley se está legislando tanto en referencia a esto, como en lo atinente a los derechos de los niños y adolescentes y el impacto de los programas de televisión con respecto a los niños, porque además se busca respetar el derecho de los usuarios”, expresó.

Carballo informó que tras varios meses de discusión del proyecto en la comisión de Industrias, el mismo ingresará al plenario de la Cámara de Diputados en la segunda semana del mes de diciembre y que el Frente Amplio cuenta con los votos como para aprobar la misma, pese a la resistencia de la oposición.